Enlaces accesibilidad

Las hormigas recuerdan el olor de sus enemigos

  • Guardan su esencia y la transmiten al resto de la colonia
  • De esa forma cualquiera puede identificar al enemigo

Por
  Un ejemplar de 'Oecophylla smaragdina', las hormigas estudiadas en la investigación
Un ejemplar de 'Oecophylla smaragdina', las hormigas estudiadas en la investigación Tuancao1 en Wikipedia

Las colonias de hormigas son una de las sociedades más eficientes de la naturaleza. Los científicos han descubierto ahora que tienen "memoria colectiva" y se transmiten la esencia de sus enemigos, según un estudio que recoge la BBC.

Cuando una hormiga lucha con un intruso de otra colonia, retiene el olor del enemigo y lo pasa al resto de su colonia, de forma que cualquier miembro del hormiguero pueda identificar a un miembro del grupo enemigo.

El hallazgo ha sido publicado en la revista Naturwissenschaften.

Para muchas especie, la química es clave en sus sociedades. Los insectos identifican a sus compañeros de colonia gracias a una "firma química" que porta cada miembro del grupo. Los insectos son también capaces de oler a intrusos que podrían suponer una amenaza para su colonia.

Este estudio, llevado a cabo por un equipo de la Universidad de Melburne, en Australia, pretendía descubrir si las hormigas eran capaces de reterner recuerdos de los olores de sus enemigos.

Los investigadores se fijaron en una especie de hormiga tropical (Oecophylla smaragdina) que construyen sus colonias en árboles; en cada una viven más de 500.000 obreras.

Los investigadores fingieron una 'falsa invasión' y la colonia reconoció a los enemigos

El equipo realizó varios "cara a cara" entre un miembro de la colonia elegida con una hormiga de otra colonia. Después los investigadores fingieron una "falsa invasión" colocando 20 hormigas obreras ajenas al nido, cerca de la colonia principal.

"Los intrusos fueron atacados por las obreras residentes en el nido", afirman los investigadores en su artículo.

Las hormigas reaccionaron de forma mucho más agresiva hacia los intrusos del nido que ya habían sido 'conocidos' por algunos de los miembros de la colonia.

El equipo explicó que este aumento de la agresividad hacia ciertos individuos ya 'fichados' persistió durante al menos seis días después de los cara a cara, de forma que todas las hormigas de la colonia aprovecharon la experiencia de las obreras que transimitieron la información sobre el olor del enemigo para defender al colectivo.

Noticias

anterior siguiente