Antoni Tàpies, adiós al maestro autodidacta de la Vanguardia del siglo XX

  • Nació en Barcelona en 1923 en el seno de una familia catalanista
  • A los 23 años sufrió una tisis que le llevó a ser un artista autodidacta
Programas para todos los públicos
Ir a fotogalería Antoni Tápies firma un libro tras recibir la medalla nacional de la Legión de honor de Francia

AFP / DOMINIQUE FAGET

Vídeos relacionados
Audios relacionados

Fallece el artista catalán Antoni Tàpies, maestro de la vanguardia del siglo XX

RTVE.ES / EUROPA PRESS 

La muerte de Antoni Tàpies supone la desaparición del último pilar de la vanguardia española de posguerra, que tuvo su eclosión en el movimiento "Dau al Set" y en el informalismo.

Tàpies (Barcelona, 1923) nació en el seno de una familia burguesa, culta y catalanista, involucrada desde mediados del siglo XIX en una tradición editorial y librera, que quedó inoculada también en el artista.

Progresivamente Tàpies se dedicó con mayor intensidad al dibujo y la pintura, y acabó dejando sus estudios de Derecho para dedicarse plenamente a su pasión.

Unido a la revista de vanguardia "Dau el set", a partir de 1948, con Joan Brossa, Joan Ponç, Modest Cuixart, Joan Josep Tharrats, Arnau Puig y Juan Eduardo Cirlot, obtuvo dos años más tarde una beca para estudiar en París donde hizo su primera exposición individual (1956).

Ese mismo año obtuvo el Premio de la República de Colombia Bienal de Hispanoamérica de Barcelona, y fue presentado por Salvador Dalí en Estocolmo, donde Tàpies expuso junto a Tharrats.

Partícipe de una sensibilidad generalizada que afectó a los artistas de ambos lados del Atlántico, a raíz de la II Guerra Mundial y del lanzamiento de la bomba atómica, Antoni Tàpies expresó muy pronto su interés por la materia, la tierra, el polvo, los átomos y las partículas, que se plasmó formalmente en el uso de materiales ajenos a la expresión plástica academicista y en la experimentación de nuevas técnicas.

Las pinturas matéricas, parte sustancial de su obra

Las pinturas matéricas han formado una parte sustancial de la obra de Tàpies y han constituido un proyecto en evolución hasta su muerte.

En la visión de Tàpies, la noción de materia debía entenderse también desde la perspectiva del misticismo medieval como magia, mimesis y alquimia y en ese sentido se entendía su deseo de que sus obras adquirieran el poder de transformar nuestro interior.

Durante los años cincuenta y sesenta, Antoni Tàpies fue elaborando una serie de imágenes, generalmente extraídas de su entorno inmediato, que se fueron sucediendo en las distintas etapas de su evolución.

La obra de Antoni Tàpies ha sido siempre permeable a los acontecimientos políticos y sociales del momento y a finales de los años sesenta y principios de los setenta, su compromiso político contra la dictadura se intensificó, con obras de un marcado carácter de denuncia y protesta.

Coincidiendo con la eclosión del 'arte povera' en Europa y el posminimalismo en EEUU, Tàpies acentuó su trabajo con objetos, pero sin mostrarlos como eran, sino imprimiéndoles su sello e incorporándolos a su lenguaje.

A principios de los ochenta, el interés de Tàpies por la tela como soporte adquirió una fuerza renovada y durante esos años realizó obras con gomaespuma o con la técnica del aerosol, utilizó barnices y creó objetos y esculturas de tierra chamoteada o de bronce, al tiempo que se mantuvo muy activo en el campo de la obra gráfica.

Artista autodidacta influenciado por lo oriental

A finales de los años ochenta, Tàpies reforzó su interés por la cultura oriental, una preocupación que ya se había ido gestando en los años de la posguerra y que se convirtió cada vez más en una influencia filosófica fundamental en su obra.

Al margen de exposiciones en los principales museos de arte contemporáneo, en España, los museos Reina Sofía de Madrid, Guggenheim de Bilbao y el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) han celebrado antológicas y retrospectivas.

Precisamente, el MACBA exhibe hoy en sus salas su obra "Rinzen", merecedora en 1993 del León de Oro de la Bienal de Venecia y consistente en una enorme cama de la que penden cinco somieres, mantas, colchones y almohadas.

Las obras de los últimos años han constituido esencialmente una reflexión sobre el dolor -físico y espiritual-, entendido como parte integrante de la vida.

Influido por el pensamiento budista, Tàpies consideraba que un mayor conocimiento del dolor permitía dulcificar sus efectos, y de este modo, mejorar la calidad de vida.

El paso del tiempo, que ha sido una constante en la obra de Tàpies, ha adquirido en ese último período nuevos matices, al vivirlo como una experiencia personal que comporta un mejor autoconocimiento y una comprensión más clara del mundo.

Paralelamente a la producción pictórica y objetual, Tàpies desarrolló desde 1947 una intensa actividad en el campo de la obra gráfica, con gran número de carpetas y libros de bibliófilo en estrecha colaboración con poetas y escritores como Alberti, Bonnefoy, Du Bouchet, Brodsky, Brossa, Daive, Dupin, Foix, Frémon, Gimferrer, Guillén, Jabès, Mestres Quadreny, Mitscherlich, Paz, Saramago, Takiguchi, Ullán, Valente o Zambrano.

Su faceta como ensayista

No ha sido menor su trabajo como ensayista, que ha dado lugar a una serie de publicaciones, algunas traducidas a distintos idiomas, como "La práctica del arte" (1971), "El arte contra la estética" (1977), "Memoria personal" (1983), "La realidad como arte. Por un arte moderno y progresista" (1989), "El arte y sus lugares" (1999) y "Valor del arte" (2001).

El artista deja como legado a la ciudad que le vio nacer la fundación que lleva su nombre, promovida en 1990, que se ubica en el edificio modernista Montaner i Simó, que alberga un conjunto de 2.300 pinturas y esculturas y 3.100 dibujos, grabados y litografías de sus fondos personales.

En abril de 2010, el Rey don Juan Carlos le concedió el título nobiliario de marqués de Tàpies por su "gran contribución a las artes plásticas de España y del mundo".

De su obra principal destacan "Gran pintura gris" (1955), "Óvalo blanco" (1957), "Puerta gris" (1958), "Cuadros grises sobre marrón" (1959), "Forma triangular sobre gris" (1961), "Gran equis" (1962), "Relieve ocre y rosa" (1965), "Incrustación y cifras" (1974), "Huella de silla" (1980), "Díptico de campaña" (1991), "Inspiración" (1991), las xilografías "Nocturn" y "Gest" (1995), "Rinzen" (1998) y el cartel del centenario del Fútbol Club Barcelona (1999).

Ha realizado también numerosas piezas de cerámicas, tapices y esculturas, las esculturas públicas "Homenaje a Picasso" (1990) y "Nube y silla" (1990), ambas en Barcelona, y su polémico "Calcetín" (1992), de 18 metros de largo, que debía presidir la sala Oval del MNAC, un proyecto que finalmente fue rechazado.

­ ­ ­ ­

Guerra en Siria

Programas para todos los públicos

La Casa Blanca confirma que
el vídeo de la decapitación del reportero de EE.UU. es auténtico

El FBI se lo ha comunicado a su familia, según el GobalPost. Londres investiga el vídeo por el acento londinense del yihadista que lo asesinó.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El PSOE cree que Rajoy solo busca la "elección directa" del PP

Sánchez critica la reforma que quiere sacar adelante para elegir directamente a los alcaldes. Arenas (PP) le pide alternativas.

­ ­ ­ ­
España castiga a una exigente Croacia

España castiga a una exigente Croacia

RUBÉN HERAS

La selección española tumba a Croacia por un abultado 82-61. Croacia se hundió en el último cuarto tras un duelo muy ajustado. Pau Gasol, con 18 puntos y 7 rebotes, volvió a ser el mejor de España.

­ ­ ­ ­
El presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro ruso, Dimitri Medvedev

Rusia excluye del veto la leche sin lactosa y ciertas hortalizas exclusivamente para siembra

Además, permitirá la importación de suplementos dietéticos, vitaminas y suplementos minerales. Así como aditivos del sabor, concentrados de las proteínas y suplementos nutricionales.

­ ­ ­ ­
Concha Velasco el Premio Ceres por toda una vida dedicada al teatro

Concha Velasco, Premio Ceres por toda una vida dedicada al teatro

El Festival de Mérida reconoce su trayectoria con el Premio Emérita Augusta.

­ ­ ­ ­
NEANDERTALES Y HUMANOS MODERNOS "NO SE VIERON LAS CARAS" EN LA PENÍNSULA

Un equipo científico precisa que los neandertales se extinguieron hace 40.000 años en Europa

VICKY BOLAÑOS.- Una investigación internacional ha usado técnicas precisas de datación. Los neandertales y los humanos modernos solo convivieron en Oriente Próximo.

Espacio reservado para promoción
cid:53310