Anterior El Gobierno de Cifuentes se personará como acusación en la trama del 'caso Canal' Siguiente El liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen disputarán una segunda vuelta inédita Arriba Ir arriba
Concluye el plazo para pedir la nacionalidad española por la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica

Termina el plazo para que los nietos de españoles exiliados pidan la nacionalidad

  • Cuba es uno de los países donde más solicitudes se han tramitado

  • En Argentina, México y Francia también se han producido peticiones

  • Se concede como parte de la Ley de Memoria Histórica

|

Casi cuatrocientos mil hijos y nietos de exiliados de la guerra civil y del franquismo, según un primer recuento, han solicitado la nacionalidad española. Este martes concluye el plazo de tres años concedido por el Gobierno para formalizar este trámite en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica. Sólo en Cuba, unos 180 mil ciudadanos habrían solicitado el pasaporte español.

El período para pedir la nacionalidad se abrió el 27 de diciembre de 2008, un año después de que la Ley de la Memoria Histórica fuese aprobada en las Cortes.

Ante el elevado número de solicitudes, el Gobierno acordó a comienzos de 2010 prorrogar hasta el 27 de diciembre de este año para que las oficinas consulares tuvieran tiempo suficiente de tramitar los expedientes.

En América Latina y Francia

Argentina, Cuba, México y Francia concentran la mayoría de familiares de exiliados y es en donde se han registrado las colas más largas ante los consulados.

A fecha del pasado 31 de agosto, se había concedido la nacionalidad a 213.787 personas y se habían presentado un total de 378.862 solicitudes, según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. Uno de los países con más solicitudes es Cuba, donde al final del proceso habrá entre 180.000 y 190.000 nuevos cubano-españoles.

La ley reconoció el derecho a optar a la nacionalidad a los descendientes -hijos y nietos- de quienes tuvieron que huir entre el 18 de julio de 1936 -inicio de la Guerra Civil- y el 31 de diciembre de 1955, perdiendo o renunciando a la condición de español.

En concreto, pueden ser beneficiarios las personas cuyo padre o madre hubiese sido originariamente español y los nietos de quienes perdieron o tuvieron que renunciar a la nacionalidad debido al exilio.

"Nos hemos tenido que volver periodistas para investigar los antepasados de uno", confiesa a TVE Dina Hernández.

La ley de nietos incomoda al gobierno cubano y ha dificultado legalizar algunos documentos. Por otro lado, el proceso no ha estado ausente de fraudes. Venta de citas y hasta 10 mil dólares se han pedido por nacionalidad.

"Una de las personas que precisamente hemos detectado era el enlace de estas mafias incluso se ha dado ella misma a su marido y a sus hijos un pasaporte español totalmente falso. Más de mil cubanos al día han peregrinado hasta las puertas del consulado durante estos tres años. Tener un abuelo español es un pasaporte de esperanza. Y esta revolución de los nietos acabará conmás de 180 mil nuevos españoles en la isla", explica a TVE Tomás Rodríguez-Pantoja.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente