Enlaces accesibilidad

Arias Cañete, el ministro anunciado por París

  • Fue ministro de Agricultura y Pesca en el segundo Gobierno de Aznar
  • Tiene una amplia experiencia como eurodiputado

Por

Miguel Arias Cañete vuelve al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

El nombre de Miguel Arias Cañete ligado al cargo de ministro fue uno de los primeros en conocerse, pero no filtrado por Génova -la sede del PP, no la ciudad italiana-, sino por París: El 30 de noviembre el Ministerio de Exteriores francés lo convertía en ministro del área en España al informar de la agenda de Alain Juppé, que tenía prevista una reunión con Cañete.

Casi un mes después del supuesto error, Arias Cañete ya es ministro. Pero de Agricultura y Medio Ambiente. Su presencia en el balcón de Génova la noche de la victoria electoral del 20N, en calidad de presidente del Comité Electoral del PP, también era una señal inequívoca de que su futuro estaba en el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

No será la primera vez que este madrileño de corazón jerezano se siente en los sillones del Consejo de Ministros de la Moncloa. Ya estuvo allí en tiempos de José María Aznar, en su segunda legislatura, y también como ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación entre 2000 y 2004.

De Madrid a Jerez

Nació en Madrid el 24 de febrero de 1950 y estudió en los jesuitas de la capital y luego en el Trinity College de Dublín. En la capital irlandesa aprendió inglés, uno de los idiomas que domina, junto al francés. También chapurrea alemán -se aprendió de memoria un discurso de 20 minutos que pronunció cuando era eurodiputado- y asegura "inventarse" el italiano "de manera estrepitosamente brillante". Don de lenguas más que suficiente para ocupar la cartera de Exteriores.  

En 1971 se licenció en Derecho por la Universidad Complutense y en 1974 se sacó una plaza de abogado del Estado -de la que está en excedencia-, que le llevó a trabajar durante cuatro años en las delegaciones de Hacienda de Jerez de la Frontera y Cádiz. De 1978 a 1982 ejerció la docencia en la Facultad de Derecho de Jerez y ahí se estrecharía el vínculo con esa tierra, donde tiene casa y donde conoció a su mujer, Micaela Domecq, del histórico linaje de ganaderos y bodegueros.

En 1982 arrancó su actividad política de la mano de Alianza Popular -que luego se convertiría en PP-, partido al que lleva vinculado más de tres décadas. Entre ese año y 1986 fue diputado autonómico en el primer Parlamento de Andalucía, puesto que compaginó con el de senador por Cádiz -repetiría en la séptima legislatura, 2000-2004-.

Carrera en Europa

Además de estrenar el Parlamento andaluz, también fue uno de los primeros eurodiputados españoles. El 1 de enero de 1986, fecha de entrada de España en la entonces Comunidad Económica Europea (CEE), Arias Cañete se incorporó al Parlamento Europeo.

Entre Estrasburgo y Bruselas se forjaría una sólida carrera europeísta durante más de 13 años, pues ocupó escaño hasta 1999 y ejerció de presidente de las comisiones de Agricultura y Política Regional.

Esas responsabilidades europeas no le impidieron ser concejal del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera entre 1994 y 2000.

En el Gobierno de Aznar

En las generales de marzo de 2000 encabezó la candidatura del PP al Senado por Cádiz y, ya convertido en senador, José María Aznar le nombró el 26 de abril de 2000 ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, donde sustituyó al actual presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada

Su periplo en el Ministerio de Agricultura no fue precisamente un camino de rosas y le tocó bregar con crisis como el "mal de las vacas locas" -al estilo de Fraga con su baño de Palomares, Arias Cañete, de buen comer por otra parte, se paseó por España con su carácter campechano comiendo chuletones para demostrar que no había riesgo para la población-.

También se enfrentó a los brotes de la peste porcina y la fiebre aftosa, a las consecuencias del fraude del lino en la UE, el fracaso en la negociación de un nuevo acuerdo pesquero de la UE con Marruecos, el rechazo de Aragón al nuevo Plan Hidrológico Nacional o los efectos de la marea negra causada por el Prestige.

En las generales de 2004, Arias Cañete encabezó la candidatura del PP por Cádiz al Congreso y fue elegido diputado -esta será su tercera legislatura consecutiva, en 2008 y 2011 en las listas por Madrid-. La victoria del socialista Rodríguez Zapatero le llevó a ceder la cartera del ministerio a Elena Espinosa el 18 de abril de 2004.

Durante sus años en la oposición, entre 2004 y 2008 fue portavoz del grupo popular en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso y, entre 2008 y 2011, presidente de la Comisión Mixta para la Unión Europea, además de presidir varias ponencias relativas al Tratado de Lisboa, las regiones ultraperiféricas o las políticas de cohesión y agrarias.

En el XVI Congreso Nacional del PP celebrado en Valencia en junio de 2008 fue nombrado presidente del Comité Electoral Nacional del PP, que ha organizado las elecciones autonómicas y municipales y las generales de 2011, en las que los populares han arrasado.

El ministro surfista

De trato muy campechano y con la guasa gaditana adquirida, cuenta que, como buen alumno de jesuitas, iba para cura pero se le cruzaron las mujeres y ahora tiene dos hijos con su esposa Micaela Domecq, copropietaria de la explotación de toros de lidia Jandilla.

Es su mujer la que dice que al ministro le gustan los deportes "no propios de mi edad", a los que se entrega con pasión cuando viaja a su "pueblo" los fines de semana. Y si son de riesgo, mejor que mejor.

Fanático del automovilismo, Arias Cañete ha corrido en numerosas competiciones de prestigio, como el Rally de Montecarlo o Las 24 horas de Le Mans, donde como curiosidad se batió el cobre con el primer ministro francés, François Fillon, aunque entonces solo era ministro.

Con dos hijos, también practica el surf y ya no tanto el parapente y el paracaidismo, por una lesión en un accidente de coche.

Sus obligaciones como ministro le obligarán ahora a aparcar estas aficiones.

Noticias

anterior siguiente