Enlaces accesibilidad

Una empresa valenciana gana la batalla legal contra Apple por el diseño de sus 'tablets'

  • La firma estadounidense les demandó por haber copiado el diseño del iPad
  • La empresa valenciana les acusa de "impedir la entrada a competidores"
  • Un juzgado ha acordado el sobreseimiento provisional de la denuncia

Por
La empresa valenciana alega que sus 'tablets' no tienen nada que ver con el iPad de Apple
La empresa valenciana alega que sus 'tablets' no tienen nada que ver con el iPad de Apple NTCATALA

La empresa valenciana Nuevas Tecnologías y Energías Catalá ha conseguido defenderse en los tribunales de las acusaciones de Apple que aseguraban que habían copiado el diseño de su 'tablet'.

El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quart de Poblet (Valencia) ha acordado el sobreseimiento provisional de la denuncia interpuesta por la compañía estadounidense

En los últimos meses se han sucedido distintas batallas legales relacionadas con patentes. Apple ha mantenido pulsos en los tribunales con distintas compañías, entre las que destaca Samsung. Ambas firmas han intentado paralizar las ventas de dispositivos de su rival en varios países.

Apple ha conseguido varias victorias legales que han detenido la distribución de varios modelos de tablets de su rival surcoreana.

En esta ocasión, la firma de la manzana quería paralizar el dispositivo creado por Nuevas Tecnologías y Energías Catalá, pero la compañía valenciana ha conseguido defenderse de las acusaciones de Apple y un juez les ha dado la razón.

Un año después

Apple presentó en noviembre de 2010 una denuncia por un delito sobre la propiedad intelectual contra la empresa valenciana.

La multinacional solicitó la paralización de sus tablets en la Aduana de Valencia al entender que eran una copia de sus iPad, lo que provocó a la compañía valenciana comercializar su producto.

Apple solicitó la paralización de los tablets en la aduana y provocó que no se pudieran comercializar

En la denuncia se especificaba la retención de varios artículos procedentes de China y destinados a Nuevas Tecnologías y Energías Catalá porque, al entender de la compañía, "reproducían en el propio dispositivo y/o embalaje diseños comunitarios registrados, cuya titularidad corresponde exclusivamente a Apple".

Así, agregaba en su escrito que la fabricación o utilización de productos amparados por tales derechos por un tercero sin autorización de Apple constituía una infracción de los derechos de propiedad intelectual de la compañía, puesto que los diseños de aparatos retenidos eran de derecho exclusivo de uso de la compañía americana.

Software diferente

No obstante, la empresa valenciana siempre ha insistido que su tableta electrónica (comercializada como NTK) emplea sistema operativo Android, por lo que su software es totalmente distinto al de Apple y que el objetivo de la compañía de Cupertino era impedir la entrada de otros potenciales competidores.

De hecho, el juez de Quart de Poblet, tras estudiar toda la documentación aportada, ha decidido sobreseer las actuaciones y dar la razón a la empresa valenciana al estimar que no aparece "debidamente justificada" la perpetración del delito en esta causa.

Paralelamente, y tras la paralización en la Aduana de los tablets valencianos, el abogado de la firma española presentó una denuncia contra Apple ante la Comisión Nacional de Competencia por este motivo, aunque todavía no hay ninguna resolución.

En noviembre de 2010, según se especifica en la denuncia, Apple, "abusando de su posición de dominio", paralizó los tablets de esta mercantil en la Aduana "con una clara intención de cerrar el mercado e impedir la entrada a posibles competidores".

Noticias

anterior siguiente