Enlaces accesibilidad

Cientos de miles de indignados piden en toda España un cambio global

  • Unas 80 ciudades españolas han sido testigos de la protesta
  • En Madrid los organizadores cifran la asistencia en medio millón
  • En Barcelona, Sevilla, Valencia y otras capitales ha habido gran segimiento

Por
Miles de 'indignados' abarrotan la Puerta del Sol

Cientos de miles de indignados se han manifestado este sábado en unas 80 localidades españoles, dentro del movimiento mundial que, con el lema "Unidos por el cambio global", exigen que los poderes establecidos actúen en beneficio de todos y no de unos pocos, en una protesta que se extiende por casi 1.000 ciudades de más de 80 países.

Convocados por diversos colectivos, entre ellos el Movimiento 15-M, miles de ciudadanos en España han salido a la calle para protestar contra los políticos, los mercados financieros, la banca, los recortes sociales o la precariedad en el empleo.

Las manifestaciones se han sucedido en la mayoría de las capitales, no solo en Madrid y Barcelona, y en municipios como Mieres han salido a la calle unas 15.000 personas, cifra similar a la de Valencia y Zaragoza, o las 50.000 de Sevilla.

En Madrid, cinco meses después de que surgiera el Movimiento 15M, decenas de miles de "indignados" han vuelto a la Puerta del Sol, epicentro de sus protestas, para exigir un "cambio global", al igual que han hecho hoy un millar de ciudades de 82 países de todo el mundo, entre ellas casi 80 de España.

La cabecera de la marcha madrileña de indignados, que arrancó de la plaza de Cibeles sobre las seis de la tarde, empleó una hora y cuarto en llegar a la Puerta del Sol, donde entró al grito: "Que no, que no, que no nos representan".

Tras la pancarta de cabecera, "15O. Unidos por el cambio global", escrito en inglés y en español, una marea humana llegó a la Puerta del Sol cuando en la plaza de Cibeles todavía había miles de participantes que no habían comenzado el recorrido.

La organización estima medio millón de participantes

Ni la Delegación del Gobierno, ni el Ayuntamiento de Madrid han dado cifras sobre el número de manifestantes, que han abarrotado la Puerta del Sol y una parte de las calles por las que han pasado. Al término de la marcha, los organizadores, por megafonía, han estimado la participación en "más de medio millón de personas".

La pancarta de cabecera ha sido llevada por una decena de personas hasta casi las mismas puertas de la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid, custodiada por cuatro furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los llamados 'antidisturbios'.

Al entrar la cabecera de la marcha a Sol la plaza estaba ya muy llena por la gente que aguardaba la llegada de la manifestación, que tras concentrarse en Cibeles, donde han confluido la media docena de columnas que han marchado al centro de Madrid desde los cuatro puntos cardinales, han recorrido la calle de Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo.

Los lemas más coreados han sido "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste", "le llaman democracia y no lo es" y "que no, que no, que no nos representan".

Los 'indignados' han gritado "culpables, culpables" al pasar por la sede del Banco de España y de sucursales bancarias, y "ni un recorte más" cuando estaban en la calle de Alcalá a la altura de la Consejería de Educación y del Ministerio del ramo.

Muchos manifestantes vestían la camiseta verde con la que los profesores de la enseñanza pública madrileña protestan por los recortes del Gobierno regional.

"Esto es esperanza y no la presidenta", han coreado delante de la sede de la Presidencia regional, donde han pedido la dimisión de Esperanza Aguirre.

La marcha se ha desarrollado hasta el momento en un ambiente festivo y sin incidentes relevantes.

Un helicóptero de la policía nacional ha seguido desde el aire a los manifestantes, mientras que en las calles la fuerzas de seguridad han tenido escasa presencia.

Más de 250.000 manifestantes en Barcelona, dice la organización

La manifestación convocada por el movimiento del 15-M en Barcelona ha reunido a unas 250.000 personas, según portavoces de la organización, una cifra que el Ayuntamiento de la capital catalana y los Mossos d'Esquadra han reducido a unas 60.000 personas.

La manifestación se ha dado por concluida poco antes de las 19:30 horas, cuando la mayor parte de los participantes han llegado al Arco del Triunfo y han optado por regresar a sus domicilios.

No obstante, una parte de los manifestantes han decidido continuar con las protestas y se han dividido en tres "columnas" que esta noche se dirigirán a otros tantos puntos de la ciudad.

Según han indicado fuentes del colectivo 15-M, uno de estos grupos se ha dirigido hacia el Hospital del Mar para hacer una 'performance' contra los recortes sanitarios. Otro grupo se ha unido a los estudiantes encerrados en la Facultad de Historia de la Universidad de Barcelona y el tercero se ha dirigido al distrito de Nou Barris para protagonizar una "acción" por el derecho a la vivienda.

Otras protestas

En Valencia, unos 15.000 indignados han reclamado que el "cambio global" comience en esta comunidad con el cese de los recortes públicos en educación y sanidad y también con medidas que garanticen la transparencia política, mientras que en Alicante la protesta ha sido secundada por otras 10.000.

Miles de indignados han recorrido las calles de las principales ciudades andaluzas coreando consignas contra los bancos, la globalización y los políticos.

Las concentraciones más numerosas se han registrado en Sevilla, con 50.000 participantes -entre ellos el alcalde de Marinaleda, diputado de IU y dirigente jornalero, Juan Manuel Sánchez Gordillo-, en Málaga con 20.000 y en Granada con 7.000, según los organizadores.

Varios miles de personas se manifestaron por el centro de Zaragoza, convocados por Acampada Zaragoza y "¡Democracia Real YA!", tras salir de la Glorieta Sasera para finalizar ante la sede de las Cortes de Aragón.

Entre los asistentes, el presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorro y Seguros (Adicae), Manuel Pardos, quien ha señalado a los medios de comunicación que desde el 15-M han notado que si la "indignación" con los políticos es enorme, con el sistema financiero, las cajas y los bancos es "infinita".

Unas 10.000 personas, según la Policía, siguen la protesta en Palma de Mallorca en un ambiente festivo y familiar, nota que también destaca en la de Logroño, donde unos 2.000 indignados han partido de la Plaza del Mercado, con un féretro con el cadáver de la democracia.

Esta cifra de manifestantes es similar a la de Santander, mientras que cerca de 10.000 lo han hecho por las calles de las capitales de Castilla y León; la más numerosa en Valladolid, con unas 4.000, que han recorrido el centro y han expresado sus protestas ante las sedes de las entidades bancarias, principalmente ante la del Banco de España

En Soria, unos 350 ciudadanos han escenificado un vía crucis ante las principales entidades financieras, para denunciar los abusos del sistema y gritar que la ciudadanía quiere decidir su futuro.

Más de 15.000 personas, según la Policía, han participado en la localidad asturiana de Mieres, donde se ha leído un manifiesto que señala que los ciudadanos no deben "ser tontos útiles que votan cada cuatro años y callan el resto".

En Bilbao hubo una 11.000, según la Policía municipal, en Vitoria, 3.000, y varios miles en San Sebastián.

Más de 3.500 personas han secundado la protesta en las capitales de Castilla-La Mancha, la más numerosa la de Albacete, con 2.000.

En Las Palmas de Gran Canaria se concentraron unas 4.500 personas, según la Policía local, y en Santa Cruz de Tenerife, miles de personas.

En Murcia han sido varios miles de personas las que iniciaron la manifestación en los jardines de Florida Blanca.

Los indignados de Mérida celebran durante toda la jornada, manifestaciones, concentraciones y comidas de convivencia para reclamar en la calle un cambio en el modelo político y social que sea "global" en favor de la convivencia ciudadana.

Las movilizaciones en Pamplona se cerrarán esta noche con una asamblea como acto central, aunque el movimiento 15M ha protagonizado distintos actos desde el jueves, como la presencia de un grupo de zombis ante la sede de Caja Navarra-Banca Cívica, para rechazar las prácticas del sistema financiero y las dietas que cobran los directivos.

El Movimiento 15-M surgió de una manifestación y una acampada de varias semanas en la madrileña Puerta del Sol en esa fecha en el mes de mayo, que terminó con disturbios y varios detenidos.

Tras la manifestación, unas decenas de personas primero y varios cientos después acamparon en la Puerta de Sol de manera estable en demanda de una cambio social y político. Comenzaba así el conocido como movimiento de los "indignados" 15M.

Cinco meses después y gracias a las redes sociales, la movilización de los "indignados" crece para reclamar una "auténtica democracia" de forma "no violenta", según el manifiesto común publicado.

Noticias

anterior siguiente