Enlaces accesibilidad

¿Habrá huracanes de 'categoría 6' en el futuro?

  • Los investigadores aseguran que estos fenómenos serán más potentes
  • La escala Saffir-Simpson solo mide la velocidad del viento para clasificarlos
  • Los fenómenos más intensos se acaban clasificando en el mismo grupo
  • Se podría añadir otro nivel para agrupar los que sean de mayor intensidad

Por
La escala de huracanes Saffir-Simpson podría aumentar un punto más, hasta 6
La escala de huracanes Saffir-Simpson podría aumentar un punto más, hasta 6 NASA/NOAA GOES Project

Está previsto que ciclones tropicales como Irene, el primero de la temporada en el Atlántico, sean más potentes este año debido a las condiciones naturales.

Además, los investigadores están convencidos de que serán mucho más feroces en el futuro, pero no se ponen de acuerdo en los parámetros para clasificar su intensidad.

Actualmente no existe un consenso en la escala Saffir-Simpson -de cinco puntos- que se toma como referencia para medir la intensidad de estos fenómenos. Por ello, según recoge Scientific American, se podría añadir otro nivel -categoría 6- para medir el poder de huracanes y ciclones tropicales.

Un huracán de categoría 5 implica que la intensidad del viento sostenido supera los 250 kilómetros por hora al menos durante un minuto, sin límite de velocidad, pero la falta de un límite superior provoca que todos los fenómenos más intensos estén clasificados en el mismo grupo.

Un huracán de categoría 5 es el que supera los 250 km/h durante al menos un minuto

No es lo mismo, incluir al huracán Emily (2005) en la categoría 5 con vientos que alcanzaron los 257,5 kilómetros por hora durante 6 horas, que el Katrina, que superó los 280 km/h durante 18 horas.

Y tampoco tiene nada que ver con el huracán Allen, que mantuvo rachas de viento superiores a los 300 km/h durante tres días en 1980, y que está considerado uno de los mayores de la historia.

Fenómenos más feroces y violentos

Los expertos apuntan que la ferocidad de los próximos fenómenos atmosféricos incide en este problema. "Los huracanes severos podrían ser peores, por lo que es posible que tengamos que inventar una categoría 6", señala David Enfield, científico de la Universidad de Miami.

Los datos globales de los últimos 40 años reflejan que el potencial destructivo de los huracanes ha aumentado y los más intensos se han convertido en fenómenos cada vez más comunes, especialmente en el océano Atlántico, lo que podría estar relacionado con los mares más cálidos o simplemente que la historia se repita.

Los datos históricos muestran ciclos de décadas tranquilas y otras repletas de actividad

La información recopilada antes de los 70 -a pesar de ser poco fiable- muestra ciclos de décadas tranquilas y otras repletas de actividad.

Así, la tranquilidad de los años 60, 70 y 80, se cortó en seco en la década de los 90, cuando llegaron Félix y Opal, entre otros, que provocaron la muerte de más de un centenar de personas en EE.UU. y un daños por valor de 13.000 millones de dólares.

Solo se mide la velocidad

Aunque los meteorólogos tienen como referencia la escala Saffir-Simpson para medir la intensidad de un fenómeno, en función de la velocidad del viento, no tiene en cuenta otros componentes como la devastación provocada por una tormenta.

Si pudiera hacerlo, me gustaría acabar con las categorías

Algunos científicos, como Bill Read, director del Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. señala que "si pudiera hacerlo, me gustaría acabar con las categorías".

A pesar de que los instrumentos para medir la la velocidad del viento han mejorado mucho en los últimos años, actualmente muchos aparatos son destruidos durante las tormentas extremas, así que los datos tienen que ser extrapolados a partir de los satélites y otros medios.

Las variables empleadas por los meteorólogos para evaluar los daños pueden ir más allá de la velocidad del viento, como la duración del fenómeno en tierra o las víctimas mortales provocadas.

Read lo resume del siguiente modo: "El tamaño importa. Katrina, Rita, Ike -todos llegaron a tierra con una categoría 2 ó 3-, pero causaron daños completamente distintos. Obviamente la categoría no se corresponde con el impacto que provocaron".

Noticias

anterior siguiente