Anterior Pau Gasol y Mirotic firman el pleno de España antes del Eurobasket Siguiente Rajoy sobre el 27S: "No vamos a dejar que nadie convierta a los españoles en extranjeros en su propio país" Arriba
Londres mantiene el despliegue policial

Cameron permite usar cañones de agua por primera vez en Inglaterra para frenar los disturbios

  • Esta medida se había usado hasta ahora solo por el ejército en Irlanda del Norte

  • El primer ministro británico denuncia que hay partes de su sociedad "enferma"

  • "Hemos visto lo peor de Inglaterra, pero ahora vamos a ver lo mejor", vaticina

|

El primer ministro británico, David Cameron, ha endurecido su ofensiva para frenar los disturbios que asolan las principales ciudades de su país en los últimos cuatro días al autorizar por primera vez en Inglaterra el uso de cañones de agua por parte de la Policía, que tendrá a partir de ahora "todos los medios necesarios" para frenar los incidentes.

En una comparecencia en Downing Street tras la segunda reunión de su gabinete de crisis "Cobra", Cameron ha adelantado que entre esas técnicas están los cañones, usados hasta ahora solo por el ejército contra las manifestaciones en Irlanda del Norte, que podrían estar a disposición policial en un plazo de 24 horas.

"No permitiremos que una cultura del miedo prevalezca en nuestras calles", ha apuntado el primer ministro, quien ha señalado además: "Necesitábamos una respuesta y hemos respondido con firmeza".

Cameron cuenta con un amplio apoyo popular para tomar estas medidas e incluso algunas más duras. Según una encuesta de Yougov citada por la corresponsal de TVE en Londres, Anna Bosch, en su Twitter, un 90% de los británicos están a favor del uso de estos cañones y un 77% quieren que intervenga el ejército.

Discurso endurecido

El primer ministro ha endurecido aún más su discurso después de que el despliegue de 16.000 policías en Londres lograse mantener una tensa calma en las calles de la capital por primera vez en los últimos días, aunque los incidentes se desplazaron a Manchester, Birmingham y otras ciudades del norte de Inglaterra.

"Un enfoque más robusto ha hecho que la noche haya sido más tranquila en la capital. Más de 160 personas han sido acusadas", ha detallado Cameron, que ha reconocido que ha habido más de 100 detenciones en Manchester y que jóvenes han lanzado cócteles molotov una comisaría en Nottingham.

"Esta violencia no es aceptable y será detenida. En la reunión de cobra de esta mañana hemos decidido que seguiremos adelante con el plan de contingencia y todo lo que la policía necesite se lo vamos a dar", ha añadido el primer ministro.

Curiosamente a esa reunión ha acudido el alcalde de la capital, su compañero de partido Boris Johnson, que ha criticado esta mañana los recortes en la Policía producidos por el plan de reducción de déficit del gobierno liberal conservador.

Preguntado tras su alocución, Cameron -que este miércoles sí ha respondido preguntas; algo que no hizo en su comparecencia del martes- Cameron ha reconocido que los alcaldes "quieren más dinero y no les culpo y es nuestro trabajado darles lo que necesitan".

Con todo, ha asegurado que no quiere que reine en Londres una sensación de "estado de sitio", tal y como se vió la pasada noche con el despliegue policial, lo que obligó que muchas tiendas cerrasen y hubiese muy poca gente en las calles.

Diagnóstico social

Cameron ha aprovechado para hacer un análisis más profundo de lo ocurrido en su país y ha El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que la actual ola de violencia callejera ha mostrado "lo peor" y "lo mejor" del Reino Unido, en alusión a los "delincuentes" que la provocan y la policía que lucha contra ella.

En este sentido, el primer ministro ha dicho claramente que hay partes de su sociedad que "están enfermas".

Al ver a jóvenes rompiendo escaparates, robando y riéndose digo que hay partes de la sociedad que está enferma", ha abundado el líder tory, que se ha referido específicamente a un vídeo difundido en Youtube de unos jóvenes robando a un niño herido mientras simulaban que le estaban ayudando

"Hay algo que está muy mal en nuestra sociedad. La raíz de este egoísmo es la falta total de responsabilidad en nuestra sociedad, la gente que cree que el mundo les debe algo, que tienen más derechos que obligaciones y que sus acciones no tienen consecuencias", ha diagnosticado Cameron, con esos de sus propuestas de la 'gran sociedad' que llevó en su programa electoral.

"Lo que estamos viendo en las calles es un problema moral y político", ha concluido.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente