Anterior El Govern adelanta al 9 de septiembre el acto institucional de la Diada por la campaña del 27S Siguiente Maduro amplía el cierre fronterizo a otros cuatro municipios y dice estar dispuesto a reunirse con Santos Arriba
Anders Breivik asegura que actuó solo en la masacre de Oslo

El detenido por el doble atentado de Noruega confiesa una masacre "cruel" pero "necesaria"

  • Ha confesado que actuó solo, aunque la policía debe verificarlo

  • Comenzó a gestar la masacre en otoño de 2009

  • Quería ser visto como “el mayor monstruo desde la II Guerra Mundial”

|

El detenido por los dos ataques en Noruega que han dejado al menos 92 muertos y 97 heridos, Anders Breivik Behring, ha declarado a la policía que la masacre que perpetró era "cruel", pero "necesaria" y ha asegurado que acutó solo, aunque se niega a explicar su motivación. Además, la preparaba desde 2009, según se desprende de un manifiesto islamófobo que había colgado en internet.

El noruego, de 32 años, detenido poco después de los ataques, ligado a grupos ultraderechistas, fundamentalistas cristianos e islamófobos, ha reconocido ante las fuerzas de seguridad que estuvo detrás de la tragedia de la isla de Utøya, en la que murieron tiroteados al menos 85 personas, en su mayoría adolescentes.

Así lo ha explicado su abogado, Geir Lippestad, conocido por haber defendido a famosos neonazis, en una entrevista al canal de televisión TV 2, en la que ha apuntado que el sospechoso ha declarado ante la policía durante horas.

"El explicó la seriedad del asunto, la increíble amplitud de heridos y muertos. Su reacción fue asumir que era cruel ejecutar esos asesinatos, pero en su opinión esto era necesario", ha afirmado Lippestad, que ha confirmado el nombre del sospechoso, un extremo que hasta el momento sólo habían hecho los medios locales.

Ha agregado que Behring no negó nada de lo que hizo y se prestó a colaborar con la investigación, "aportar evidencias", así como el móvil que le llevó a perpetrar la masacre.

Esta previsto que este domingo el sospechoso sea examinado por un equipo de médicos y el lunes pasará a disposición del juzgado de distrito de Oslo.

Actuación en solitario

Según la policía, el detenido ha reconocido en su confesión el atentado con bomba en el complejo gubernamental de Oslo y la matanza en la isla y ha asegurado que actuó solo.

"Él ha admitido los hechos tanto de la bomba como de los disparos, aunque no admite culpabilidad criminal", ha afirmado el jefe de policía Sveinung Sponheim en una conferencia de prensa.

"Dice que estaba solo, pero la policía debe verificar todo lo que dijo. Algunas de las declaraciones de los testigos de la isla nos han hecho no estar seguro de si hubo uno o más tiradores", ha explicado, aunque reconoce que no tienen más sospechosos.

El jefe de la policía también ha revelado que el número de heridos por el doble atentado se eleva a 97.

Preparaba el plan desde 2009

Sobre la preparación del doble ataque, el abogado del detenido ha afirmado que el detenido planeó "durante muchos años" cómo ejecutar su matanza.

De hecho, según un manifiesto de 1.500 páginas llamando a la violencia contra los musulmanes y comunistas que el asesino publicó en Internet, preparaba activamente su plan desde otoño de 2009.

El noruego de 32 años plasmó en este documento su creencia en "el uso del terrorismo como un medio para despertar a las masas" y tenía la esperanza de ser visto “como el mayor monstruo desde la Segunda Guerra Mundial”.

Se trataba de un largó documento titulado "2083 A European Declaration of Independence", en inglés, en que entre otras cosas declaraba la "guerra de sangre" contra inmigrantes y marxistas, informa la agencia de noticias NTB.

"Creo que es el último texto que voy a escribir. Hoy es viernes, 22 de julio, a las 12.51", terminaba el manifiesto. Dos horas y media mas tarde, estalló la bomba en el complejo gubernamental de Oslo, en que murieron 7 personas, al que siguió la matanza de la isla, con otras 85 víctimas mortales.

Búsqueda de cadáveres 

Hasta el momento, la cifra de muertos del doble atentado de Noruega asciende a 92 personas. Según la policía noruega este número puede incrementarse.

Las fuerzas de seguridad han reconocido que aún quedan cadáveres sin recuperar en los edificios gubernamentales de Oslo y al menos cuatro personas siguen desaparecidas tras el tiroteo en la isla de Utoya.

El viernes, a primera hora de la tarde, un potente coche bomba mató a siete personas en el barrio gubernamental de Oslo, hirió a decenas y provocó serios daños en cuatro edificios públicos.

Dos horas más tarde, un hombre disfrazado de policía entró en un campamento de las juventudes socialdemócratas noruegas, comenzó a disparar indiscriminadamente contra la multitud con un arma automática y mató a al menos 85 personas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente