Enlaces accesibilidad

La adicción a las grasas, fruto de una sustancia similar a la marihuana que genera el cuerpo

  • Estas sustancias generan la necesidad de ingerir más grasa
  • Podría ser el resultado de una necesidad evolutiva
  • Ciertos medicamentos podrán bloquear los endocannabinoides

|

Por
 Los endocannabinoides juegan un papel importante en la ingesta de grasas
Los endocannabinoides juegan un papel importante en la ingesta de grasas Getty Images/Creatas RF Getty Images

¿Por qué sentimos placer al comer alimentos grasos? La respuesta a esta pregunta podría desprenderse de un estudio científico llevado a cabo en la Universidad de California, Irvine.

Los resultados de dicha investigación demuestran que el aparato digestivo de las ratas de laboratorio al entrar en contacto con la grasa generan unas sustancias químicas conocidas como endocannabinoides.

Las sustancias endocannabinoides se generan de forma natural en los organismos y su acción es similar a la que produce la marihuana. En el caso de las ratas éste proceso se lleva a cabo en el aparato digestivo superior.

El equipo dirigido por Nicholas DiPatrizzio y Danielle Piomelli destaca  que solo la ingestión de grasa provoca la secrección de estas sustancias químicas, ni el azucar ni las proteinas desencadenan éste efecto, según señalan en un artículo publicado en la edición on-line de Proceedings of the National Academy of Sciences.

De esta manera se podría llegar a explicar científicamente  por qué necesitamos saciarnos al ingerir alimentos grasos.

El proceso comienza en la lengua, cuando las grasas generan una señal nerviosa que viaja primero al cerebro, y de ahí a través del nervio vago al aparato digestivo, donde se producen los endocanabinoides.

Una necesidad evolutiva

Desde el punto de vista evolutivo, existe una necesidad de consumir grasas

La teoría de Piomelli es que la activación de estas sustancias químicas provocan una necesidad de ingerir más cantidades de grasa.

Sostiene que evolutivamente hay una necesidad de ingerir grasas, y que éste prodecimiento químico estaría ligado a esta necesidad natural indispensable para el correcto funcionamiento de las celulas.

De igual manera Piomelli afirma que ésta es la primera demostración de que los endocanabinoides tienen un papel importante en la regulación de ingesta de grasas.

Las aplicaciones prácticas de éste estudio pueden ir en la via de usar medicamentos para bloquear los receptores de endocannabinoides en el organismo y de este modo reducir la necesidad de consumir grasas.

Estas sustancias al no entrar en contacto con el cerebro no provocarían efectos secundarios tales como ansiedad o depresión.

Noticias

anterior siguiente