Enlaces accesibilidad

Jiménez pide a Israel "prudencia y contención" ante la llegada de la nueva flotilla a Gaza

  • Los activistas anuncian que saldrán rumbo a Gaza el jueves o el viernes
  • El Gobierno israelí se reúne para ratificar que impedirá su llegada
  • Los españoles se concentran en el barco 'Gernika' con 45 ciudadanos

Por

El Gobierno español ha pedido a las autoridades israelíes que actúen con "prudencia y contención" ante la II Flotilla de la Libertad a Gaza que intentará por segundo año consecutivo romper el bloqueo sobre el territorio, ha informado este lunes la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez.

En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con representantes de ERC, IU, ICV y el BNG en el Congreso, Jiménez ha precisado que ha trasladado este mensaje personalmente al embajador de Israel en España, Rafael Schutz, y en contactos permanentes del director general para Oriente Próximo, Juan González-Barba, con autoridades israelíes.

"Hemos hablado con las autoridades israelíes y les hemos pedido que se conduzcan con contención y prudencia, porque hablamos de barcos en que viajan civiles, españoles, y hay que evitar por encima de todo que haya ningún tipo de incidente", ha revelado.

Jiménez ha pedido también a los activistas que participan en la Flotilla que actúen con "prudencia" y que busquen "alternativas" distintas a la de alcanzar Gaza vía marítima "para hacer llegar esa ayuda humanitaria que en el fondo es lo que tratan".

La flotilla saldrá el jueves o el viernes

Los activistas españoles se concentran en el barco "Gernika", de la agrupación Rumbo a Gaza, en el que viajan aproximadamente 45 activistas españoles junto a periodistas de distintos medios de comunicación.

La segunda Flotilla de la Libertad, compuesta por una decena de barcos con ayuda humanitaria para Gaza e integrada por cientos de personalidades de varios países, tiene previsto encontrarse en "aguas internacionales" entre el jueves y el viernes próximos, según han anunciado en Atenas sus organizadores.

Hay una cita "entre el jueves 30 de junio y el viernes 1 de julio de 2011 para dirigirse desde allí a la franja de Gaza", ha confirmado en Atenas el activista español Manuel Tapial.

Según un comunicado del movimiento, "el objetivo es romper y poner fin al bloqueo ilegal israelí a este territorio palestino". Los barcos zarparán desde diversos puertos del Mediterráneo, que no se desvelarán por motivos de seguridad.

Israel, decidida a mantener el bloqueo

Por su parte, Israel está "decidido a impedir la llegada de la flotilla a Gaza", aunque "con la mínima fricción posible", según ha acordado este lunes el gabinete político y de seguridad en una reunión extraordinaria sobre el tema, enabezada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Los miembros del gabinete decidieron hoy tras un debate que el Estado de Israel está decidido a impedir la llegada de la flotilla a Gaza, con la mínima fricción posible con los pasajeros de los barcos", ha señalado el Gobierno en un escueto comunicado tras su, en principio, última reunión sobre el tema antes de que zarpen las embarcaciones.

Tras conocer esta intención, varios activistas han alzado la voz y, entre ellos, la americana Ann Wrightm quien, en una rueda de prensa de la que se hace eco el diario Haaretz, asegura que Israel está llevando a cabo una "intensa campaña diplomática para evitar que la flotilla pueda zarpar".

En concreto, los activistas aseguran que Israel presiona a Grecia para que no permita que zarpen los barcos rumbo a Gaza. Por ello, instan a las autoridades griegas a "no ser cómplices de las acuaciones ilícitas de Israel".

Pese a estas denuncias, el gabinete israelí, integrado por ministros y altos funcionarios de seguridad, ha dado su visto bueno a un plan presentado por la Marina para detener las embarcaciones, que tienen previsto zarpar desde un punto desconocido en los próximos días.

Puntos en juego

La primera Flotilla de la Libertad acabó en mayo de 2010 con la muerte de ocho activistas turcos y un turco-estadounidense cuando soldados israelíes asaltaron los barcos en aguas internacionales.

En esta próxima flotilla, la cobertura informativa se ha convertido en objeto de debate a raíz de una carta del director de la Oficina de Prensa del Gobierno de Israel, Oren Helman, en la que advertía el domimngo a los periodistas de que embarcar la flotilla supone una vulneración de la ley israelí y puede tener consecuencias.

"Me gustaría dejarles claro a ustedes y a los medios que representan que la participación en la flotilla es una violación de la legislación israelí y es susceptible de llevar a sus participantes a que se les niegue la entrada en el Estado de Israel por diez años, a la confiscación de su equipo y sanciones adicionales", reza la misiva.

En respuesta, la Asociación de la Prensa Extranjera en Israel (FPA, por sus siglas en inglés) criticaba una "amenaza" que, a su juicio, "envía un escalofriante mensaje a los medios de comunicación internacionales y genera serios interrogantes sobre el compromiso de Israel con la libertad de prensa".

Noticias

anterior siguiente