Anterior Evacúan a los pasajeros del AVE Marsella- Madrid por un incendio en la locomotora de cola Siguiente El ejército de Nigeria rescata a 178 rehenes del grupo islamista Boko Haram Arriba
El asteroide Eros captado por los telescopios de la NASA
El asteroide Eros captado por los telescopios de la NASA

Un asteroide pasa junto a la Tierra, unas 20 veces más cerca que la Luna

  • Los astrónomos descartan que haya riesgo de colisión

  • Es relativamente pequeño, entre 10 y 40 metros de diámetro

  • Pasará a unos 20.000 kilómetros de la Tierra

|

Se detectó hace solo unos días y este martes ha pasado muy cerca de la Tierra, a unos 20.000 kilómetros de distancia. No hay que alarmarse. Esta roca, el asteroide 2011MD, no caerá en nuestro planeta y de hacerlo, como mucho, solo provocaría una lluvia de meteoritos.

El profesor José María Madiedo, Titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, explica a RTVE.es que según se ha ido aproximando se han conocido más datos sobre este visitante cósmico.

Su diámetro está estimado entre unos "10 y 40 metros", lo que le hace inofensivo. El experto señala que la peligrosidad de un asteroide depende de su tamaño y de la velocidad a la que se desplaza. Y habría que empezar a preocuparse "por una roca de unos 100 metros de diámetro, que ya podría dejar un cráter en el suelo".

El asteroide fue detectado gracias al programa LINEAR (Lincoln Near Earth Asteroid Research) puesto en marcha en 1998. Este programa ha descubierto miles de asteroides con sus telescopio robóticos, pero este pasó desapercibido hasta el 22 de junio. Desde entonces se ha ido afinando su tamaño, velocidad y trayectoria.

No se ha sabido antes de su paso porque es pequeño y oscuro

"No se ha sabido antes de su paso por su pequeño tamaño y porque estas rocas suelen ser muy oscuras", explica Madiedo. Estos cuerpos no emiten luz propia, reflejan la luz del Sol y son "como una piedra oscura". Esto hace que no se detecten hasta que prácticamente los tenemos encima.

El profesor explica que el asteroide "se va a acercar muchísimo". El momento de máxima aproximación se ha producido a las 19.00 hora peninsular del martes 27 de junio. En ese momento ha estado a unos 20.000 kilómetros de distancia de la Tierra, unas 20 veces más cerca de lo que está la Luna.

Se ha podido observar desde el hemisferio Sur, Sudáfrica, algunas zonas de Australia, este del Asia y la Antártida. En esas zonas con un telescopio pequeño se verá sin problema. El experto cuenta que los observadores aprecian "un punto brillante moviendose a una velocidad muy grande" y que se moverá más rápido cuanto más próximo se encuentre a nuestro planeta.

Y si choca, ¿qué?

Madiedo explica que aunque en un principio se despertó cierta alarma por la distancia a la que va a pasar, se ha descartado totalmente que haya riesgo de colisión.

El paso afectará a su órbita y cuando vuelva en 2022 sí que es posible que choque

Sin embargo, el paso "afectará a su órbita y en el futuro cuando volvamos a encontrarnos con él sí que es posible un choque".

Su próximo encuentro con la Tierra tendrá lugar en 2022. El profesor explica que el caso de que cayera en la Tierra un asteroide de este tamaño "no ocurriría nada grave".

Ya hay un precedente próximo en el tiempo de un asteroide de un tamaño similar que se estrelló contra nuestro planeta.

Fue en 2008 y cayó en Sudán. A varias decenas de kilómetros de altura estalló en múltiples fragmentos y originó una lluvia de meteoritos. Nada más.

Si el 2011MD cae a su regreso dentro de 11 años se produciría una escena similar, muy lejana al temido Armageddon.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente