Enlaces accesibilidad

Los 'indignados' de Barcelona acuerdan levantar la acampada nocturna este sábado

  • Dejarán una infraestructura mínima para realizar actividades diurnas
  • La decisión ha sido difícil y ha contado con varias votaciones y debates

Por

La mayoría de indignados barceloneses acampados en la plaza Catalunya han acordado este viernes en asamblea culminar la acampada nocturna en el centro de la ciudad a partir del sábado y hasta el domingo, dejando una infraestructura mínima para seguir realizando asambleas y actividades diurnas. A principios de esta semana, el movimiento había anunciado su intención de desmontar el campamento, pero todavía no se conocía la fecha exacta.

La propuesta contempla dejar una infraestructura que albergue las dos comisiones que permiten hacer asambleas -sonido e  infraestructuras-, la de extensión e información, y responde a los objetivos de trasladar el Movimiento 15-M a las asambleas de barrio y de canalizar esfuerzos en protestas como la acampada frente al Parlamento de Cataluña para impedir la aprobación de los presupuestos catalanes de 2011, que tendrá lugar el miércoles en la Cámara catalana y la manifestación del 19 de junio.

En la votación, ha habido un grupo de acampados que se ha opuesto a abandonar la plaza por lo que la propuesta contempla también que quien quiera permanecer acampado lo haga pero a título personal.

Votación difícil

La decisión de abandonar la plaza ha sido difícil y ha contado con varias votaciones, turnos de palabra y debates que se han realizado bajo la lluvia hasta que se ha impuesto la voluntad de la mayoría.

Uno de los defensores de trasladar la propuesta extramuros de la plaza Catalunya ha pedido gestionar el éxito que en un principio ha tenido la acampada, que se estaba convirtiendo "en una sombra de lo  que era".

Mientras la protesta en la plaza entra en declive, el movimiento fuera de ella no para de crecer

"Se da la paradoja de que mientras la protesta en la plaza entra en declive, el movimiento fuera de ella no para de crecer", ha argumentado, y por eso ha insistido a sus compañeros en redimensionar  las estructuras y reorganizar el espacio diurno terminando la  acampada y pasando a una nueva etapa.

En vigésimo sexto día de acampada y una semana después de que los indignados decidieran poner fin a la acampada, este viernes se ha puesto fecha al levantamiento de tiendas y jaimas de diversas comisiones no sin vivir momentos de desacuerdo y de tensión.

En la asamblea del miércoles, uno de los indignados, Pedro  Durán, se dirigió a aquellos que no querían marcharse diciendo: "La  plaza la tomamos todos, la tomó el pueblo, y ahora hemos decidido asambleariamente irnos. Quedarse sería robarle la plaza al pueblo".

Noticias

anterior siguiente