Enlaces accesibilidad

Mariscal: "Los Garriris es un mundo muy íntimo, casi como mostrarte en pelotas"

  • El diseñador ha presentado en el Salón una recopilación de 'Los Garriris'
  • Unos personajes que le han acompañado durante 40 años

Por
 Javier Mariscal en el Salón del Cómic de Barcelona
Javier Mariscal en el Salón del Cómic de Barcelona JESÚS JIMÉNEZ

"El nombre de Garriris viene de que yo soy muy disléxico y cuando era pequeñito no podía leer "gr" y leía "Garriri, Garriri" y todo el mundo se descojonaba y con el tiempo me gustó. Además al principio los personajes parecían siempre como enfadados con la vida, como gruñendo, "grr, grr" (asegura imitando los gruñidos). Los Garriris son sinvergüenzas,no tienen un duro y, sin embargo, viven""

"Esta recopilación de Los Garriris (sins entido)  es un momento de reflexión, asegura Mariscal, no soy nada reflexivo y me he obligado a pensar ¿Qué hay de Los Garriris aparte de las cuatro historietas que he hecho antes del Víbora, lo de después del Víbora, y lo que hice con el grupo el Rollo?"

"He hecho hasta historias cuyos originales están ahora mismo vendiéndose en una exposición en Bruselas, realizadas en enero de 2011".

Son su trabajo más íntimo

"Y cuando lo ves todo junto piensas, primero que es lo más íntimo, nunca he dejado de dibujar Garriris, son personajes que nacieron en un momento y que los sigo haciendo  tomando apuntes del natural, cuando voy a una ciudad, cuando veo a mi nieto dar sus primeros pasos, o una simple moto que veo por la calle y me pongo a dibujar".

"Otra parte es, de alguna manera, interiorizar la vida a través de los apuntes, conocer y reconocer lo que es"

"Aparte, siempre he hecho escritura automática, dejarte llevar, hacer ejercicios de sentarte y pintar. Lo hago en cualquier sitio y mis amigos me preguntan: ¿pero que estás haciendo?. Es decir, dejarte llevar... De ahí nacen Los Garriris"

"Otra cosa muy diferente es cuando me piden dibujos de periódicos o revistas y tengo que pensar y reflexionar para crear un diseño distinto, ya sabiendo a dónde vas a ir".

'Los Garriris cobraron vida propia"

"Los Garriris nacen en ese momento en que empiezan a surgir estos ratoncitos y ellos solos van desapareciendo hasta que se quedan Fermin, Piquer y Julián, que es el perro. Y a partir de ahí comienzan los auténticos cómics, con fondos con historietas. Y luego ellos son los que te dicen; "Quiero ir a la playa. y dices ¡Venga vaaa...! y acaban haciendo lo que quieren".

"Dentro de ese mundo es algo muy íntimo, es casi como enseñarte "en pelotas".

"Cuando he visto la recopilación del libro, me lo leí como si fuera un lector corriente y pensé de mí mismo: este tipo es bastante tontito y bastante limitado"

"Los Garriris no tienen nada que ver con Chico y Rita, la película nace de una idea, un guión y al final tienes muy claro lo que quieres contar y cómo"

"No he mejorado como dibujante"

"Viendo la evolución de los Garriris creo que no he mejorado como dibujante. Mejorar en el arte es difícil. Los dibujantes somos como los cantantes, que tenemos un elemento que... fíjate, ya te puede cantar Bob Dylan Nací en el mediterráneo,  o te lo puede cantar Serrat (Asegura mientras imita a esos cantantes) que tienen un elemento, que es la voz, que siempre hacen lo mismo, lo que sí hay es más madurez, más seguridad".

"Lo chulo de la profesión de dibujantes es que hay miles de maneras de afrontar los desafíos... y el carácter y las vivencias de cada persona definen el estilo y la manera de dibujar de cada uno, yo siempre he odiado la goma porque me gusta tirarme al acantilado sin saber si debajo hay un río o no hay nada".

"Es muy chulo poder saltar sin saber que puedes borrar, con los Garriris no existe en "undo", como en el Photoshop, soy muy ciclista y me gusta tirarme a tumba abierta, nunca freno en los semáforos en ámbar. Me acuerdo que Nazario me regañaba mucho porque me ponía a dibujar sin escibir un guión. Y gracias a él empecé a escribir guiones antes de dibujar"

"Tengo muchas ganas de hacer tebeos"

"Tengo muchas ganas de hacer tebeos, pero llevo un estudio de 30 personas y hago trabajos muy diversos y para hacer un cómic necesitas encerrarte y dedicarle un mínimo de tiempo, y yo soy pintor de fin de semana".

"Pero estoy trabajando con un grupo de guionistas para hacer un tebeo e incluso una película de Los Garriris, lo que pasa es que es necesitas mucho dinero.Por eso esta vez haríamos antes el cómic y luego la película, al contrario que con Chico y Rita.

"Por cierto, que Fernando Trueba no tenía ni idea de novela gráfica y he conseguido que se aficione, y está realmente fascinado".

Noticias

anterior siguiente