Anterior El presidente de Colombia ordena el alto el fuego definitivo con las FARC y pone fin a 52 años de conflicto Siguiente La Fiscalía italiana abre una investigación por los daños en edificios reestructurados para soportar seísmos Arriba Ir arriba
Los científicos han hallado grandes similitudes entre la Tierra y Titán, a pesar de que se formaron a miles de kilómetros de distancia
Los científicos han hallado grandes similitudes entre la Tierra y Titán, a pesar de que se formaron a miles de kilómetros de distancia

La atmósfera de la Tierra y Titán comparten origen

  • El satélite de Saturno tiene similitudes químicas con el planeta Tierra

  • Ambas atmósferas surgieron hace 3.900 millones de años

  • Su origen estuvo marcado por un bombardeo de cometas y asteroides

|

Las atmósferas de la Tierra y de Titán, uno de los satélites de Saturno, tienen nexos comunes en sus orígenes y comparten similitudes químicas, según han revelado los científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Josep María Trigo y Francisco Javier Martín.

Ambas atmósferas se originaron tras un bombardeo de asteroides y de cometas hace 3.900 millones de años y el impacto de esos objetos pudo ser una de las claves para el enriquecimiento de los elementos básicos, para cambiar el destino de la Tierra y para crear las condiciones adecuadas para la vida en ella.

Esos datos -obtenidos por la misión Cassini-Huygens y publicado en la revista Planetary & Space Science- sugieren que la evolución química de ambas atmósferas estuvo marcada por el último gran bombardeo de asteroides y cometas durante la formación del Sistema Solar, hace unos 3.900 millones de años

El origen de todo

Según los científicos, aquel "gran bombardeo tardío" se inició cuando los planetas gigantes Júpiter y Saturno migraron hasta sus actuales órbitas, lo que produjo un impulso gravitatorio sobre cuerpos helados formados en varias regiones de la parte externa del Sistema Solar.

El gran bombardeo tardío enriqueció la Tierra con ingredientes básicos para que hubiera vida

Como consecuencia, una gran cantidad de objetos ricos en agua y en materia orgánica empezaron a impactar sobre planetas rocosos.

Aunque la Tierra y Titán se formaron muy lejos el uno del otro (la Tierra se encuentra nueve veces más cerca del sol que el satélite de Saturno), los científicos han hallado grandes similutades entre los dos cuerpos planetarios.

En concreto, según ha detallado el CSIC, sus atmósferas tienen en común la abundancia de nitrógeno molecular, deuterio, hidrógeno, carbono, nitrógeno y oxígeno, y todos esos elementos apuntan al mismo origen, derivado del impacto de cometas y asteroides.

"Dado que la Tierra se formó en un entorno muy caliente próximo al Sol, ese gran bombardeo tardío resultó fundamental para enriquecerla con los ingredientes básicos para la aparición de la vida", ha precisado Josep María Trigo.

También los cráteres de la Luna

Trigo también ha precisado que la mayoría de cuencas y grandes cráteres de la Luna fueron provocados por el impacto de estos objetos, tal y como dataron las rocas lunares recogidas por las misiones Apolo.

Hace 3.900 millones de años, la Tierra no era adecuada para la vida

Una de esas evidencias revela que la composición de la corteza y el manto terrestre, en concreto su abundancia en metales, tiene su origen en ese proceso de enriquecimiento.

"El manto alberga metales que, de no haber llegado de manera tardía, deberían estar en el núcleo terrestre; además, los volcanes emanan gases con anomalías características de los meteoritos condríticos", señala Trigo.

Los investigadores creen además que el "gran bombardeo tardío" fue clave para cambiar el destino de la Tierra, un planeta que hace 3.900 millones de años no era adecuado para la vida.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente