Enlaces accesibilidad

Los hosteleros piden cambios en la ley antitabaco a los 100 días de su entrada en vigor

  • Aseguran que el 80% de los establecimientos registra pérdidas
  • El sector más perjudicado es el ocio nocturno y los negocios familiares
  • En el sector hay 46.000 empleados más entre febrero y marzo

Ver también:  Especial nueva  ley antitabaco

Enlaces relacionados

Por
Informe Semanal - Humo de ley

Cien días después de la entrada en vigor de la ley antitabaco, los hosteleros siguen insistiendo en la necesidad de suavizar la norma, a pesar de que los pocos datos que se van conociendo hasta ahora, como por ejemplo los de afiliación a la Seguridad Social en el sector, no son negativos.

El portavoz de la Federación Española de Hostelería, José Luis Guerra, cree que aún es pronto para tener datos que permitan hacer un análisis exhaustivo del impacto de la ley, pero señala que según las encuestas que hacen a sus asociados durante el mes de febrero el 80% de los establecimientos tuvieron una caída en las ventas.

Los más afectados, explica a RTVE.es, son "los pequeños establecimientos familiares, unos 100.000 en todo el país, y los de ocio nocturno. Los menos perjudicados son las cadenas de restauración.

Guerra no le quita importancia a la crisis y el efecto que puede tener sobre el consumo, pero cree que hay una mezcla de la situación económica y la nueva ley antitabaco y por eso pide cambios al Ministerio de Sanidad.

"Seguimos diciendo que se ha querido engañar a la población" para hacer una de las normativas más duras de toda Europa, solo equiparable a la que tienen Chipre, Irlanda y Reino Unido. Guerra señala que en otros países como Francia o Italia se permite a los hosteleros reservar espacios para fumadores. Lo que pasa es que las condiciones son tan estrictas que, en la práctica, los bares y restaurantes son libres de humo.

Habrá que esperar al 29 de abril para conocer los datos de la EPA del primer trimestre, pero de momento los datos de afiliación señalan que no existe tal daño, según argumenta la Comisión Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

Aumenta la afiliación en febrero y marzo

Durante el mes de marzo, el último del que se tienen datos, los trabajadores del sector habían aumentado en 26.332 afiliados en régimen general (2,96% más que el mes anterior), lo que supone 5.172 trabajadores más que hace un año (0,57%); y 1.593 autónomos afiliados más que en febrero.

En febrero, el crecimiento de los trabajadores de hoteles, bares y restaurantes fue de 21.443 respecto al primer mes del año. A 31 de enero estaban trabajando en el sector 2.431 empleados más que en la misma fecha de 2010.

El comportamiento de febrero y marzo ha servido fundamentalmente para recuperar las pérdidas de afiliados en el mes de enero, cuando los afiliados decrecieron en 25.705, según los datos del Ministerio de Trabajo. En enero de 2010 ya pasó algo similar con un retroceso de 15.705 trabajadores respecto a diciembre de 2009, sin ley antitabaco.

A pesar de estos datos, desde la Federación Española de Hostelería creen que debe hacer un análisis pormenorizado de los datos de filiación porque si se quita Canarias, beneficiada como destino turístico por las revueltas árabes, las cifras no son tan buenas. En la mayoría de las provincias, se pierde empleo.

Las ventas caen pero no más que otros enero

Según el análisis realizado por la CNPT de los datos del INE sobre actividad económica en los meses de enero de los últimos nueve años, la bajada en las ventas de la hostelería en el primer mes del año de 2011, con un descenso del 14,1%, no ha sido más acusada que en otros ejercicios.

De hecho, desde 2002 es la segunda menor bajada en un mes de enero, solo superada por el 13,91% de enero de 2010. El récord de momento lo tiene enero de 2008 con una caída del 18%.

Sin embargo, la percepción de los hosteleros es otra. Según su última encuesta, en febrero el 79,85%% de ellos bajó las ventas. En el 18,73% se mantuvieron y solo hubo un 1,42% que aumentó.

Según este estudio de la Federación Española de Hostelería, el sector del ocio nocturno es el más perjudicado (con una caída de las ventas del 19,64%).

La caída en bares y restaurantes es casi del 16% a pesar de la mejoría experimentada en febrero respecto a enero. Dentro de este grupo, los más perjudicados son los autónomos y los pequeños negocios familiares sin trabajadores asalariados. La caída es del 18,42%. Los restaurantes pequeños han bajado un 12,6%.

Noticias

anterior siguiente