Enlaces accesibilidad

La UE reconoce a los rebeldes libios y mantiene abiertas "todas las opciones" contra Gadafi

  • Piden una reunión urgente con la Liga Árabe y la Unión Africana
  • Merkel se muestra escéptica sobre una zona de exclusión aérea
  • Los 27 ya no consideran a Gadafi un interlocutor válido

Por
La Unión Europea intenta pactar una posición común sobre Libia

La Unión Europea ha acordado considerar un "interlocutor legítimo" al rebelde Consejo Nacional Libio de Transición (CNLT) y ha advertido al régimen de Gadafi que mantiene abiertas "todas las opciones" posibles para "proteger a la población civil" en una cumbre marcada por el choque entre la postura de Francia y Alemania.

Los líderes de los 27 se han reunido en Bruselas para tratar la crisis libia con el objetivo de fijar una posición común después de que París decidiese reconocer unilateralmente a los rebeldes como únicos interlocutores legítimos y que pidiese bombardeos selectivos contra Gadafi.

En la rueda de prensa posterior, la canciller alemana, Ángela Merkel, se ha mostrado "fundamentalmente escéptica" sobre la posibilidad de imponer una zona de exclusión aérea en Libia, tal y como piden Francia y Reino Unido.

"No veo la necesidad militar" de una operación de este tipo, ha asegurado Merkel, que ha advertido también de que hace falta "pensar en las posibles consecuencias" de una decisión al respecto.

Intervención militar

Pero las palabras de Merkel no han sintonizado con el resto de sus socios, que han abrazado el reconocimiento de los rebeldes y han dejado entrever la opción militar contra el régimen libio.

Van Rompuy ha asegurado que el CNLT es para la UE "un interlocutor fiable", ya que "no queremos tratar con Gadafi".

El responsable europeo ha reconocido que algunos de los dirigentes del CNLT son ex ministros destacados de Gadafi, pero subrayó que "tomaron una decisión valiente de dejar el régimen y tomar partido por la rebelión, incluso poniendo en riesgo sus vidas".

El Consejo Nacional libio "es suficientemente fiable en este momento para tratar con él", ha añadido.

En cuanto al estudio de las opciones posibles para evitar los ataques de las fuerzas de Gadafi contra la población, un eufemismo para el uso de medios militares, Van Rompuy ha recalcado que un mandato de la ONU sería uno de los posibles marcos legales, pero dio a entender que podría haber otras opciones.

El responsable europeo ha subrayado que no había nada que añadir a la frase con las tres condiciones ya señaladas, porque "es clara y esa es nuestra postura".

Las tres condiciones son las mismas que determinó este jueves la OTAN en una reunión de ministros de Defensa.

Los líderes comunitarios han recalcado también que Gadafi debe dejar el poder porque la represión que lanzó contra las manifestaciones pacíficas le ha quitado la legitimidad que pudo tener.

"Tenemos a un régimen que se ha vuelto contra su pueblo. No es momento de ambigüedades: Gadafi debe irse", ha asegurado por su parte el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Sarkozy y su postura

Por su parte, Sarkozy ha subrayado que los 27 han apoyado su iniciativa de crear una zona de ayuda humanitaria en el norte de África, también dentro de Libia, y que no se pueden tolerar los ataques a civiles.

Además, ha concretado que la cumbre de europeos, árabes y africanos se celebrará "en las próximas semanas".

Sin embargo, el líder frances ha llegado con una propuesta mucho más radical: realizar bombardeos "selectivos" contra las fuerzas leales al régimen de Muamar el Gadafi si el dictador libio utiliza "armas químicas" contra la población, según ha declarado al llegar a la cumbre.

Tanto Sarkozy como el primer ministro británico, David Cameron, reconocieron este jueves a los rebeldes libios que se oponen a Gadafi como interlocutores válidos, y enviaron una carta a los demás integrantes del Consejo Europeo en la que pidieron a "Gadafi y su camarilla" que abandonen el país, al tiempo que mostraron su apoyo a la oposición para que constituya un Gobierno "representativo y responsable".

Sin embargo, la diplomacia francesa fue más allá y concedió al consejo revolucionario de los rebeldes la condición de gobierno legítimo. En consonancia con esa decisión, Sarkozy ha reclamado a sus socios comunitarios que reconozcan también al Consejo Nacional de Transición, así como la creación de zonas humanitarias en el norte de África para acoger a los desplazados.

Cameron pide sanciones al petróleo

Por su parte, el primer ministro británico ha pedido al resto de socios de la Unión Europea, así como a la comunidad internacional, promover la imposición de sanciones al petróleo libio, como instrumento adicional para presionar y aislar al régimen de Muamar al Gadafi.

Cameron ha reconocido, sin embargo, que entrañará "dificultades" seguir la pista al dinero del petróleo libio y hacer extensivos los embargos y sanciones ya decretados

La cumbre extraordinaria de este viernes, a la que también ha asistido el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abordado la situación de la ribera sur del Mediterráneo y las revueltas que sacuden los países de la región, aunque estará centrada en el conflicto libio.

Noticias

anterior siguiente