Enlaces accesibilidad

EE.UU. posiciona sus fuerzas militares frente a Libia "por si es necesario"

  • Barcos y aviones americanos modifican su posición en el Mediterráneo
  • Clinton aclara que su papel será de asistencia humanitaria y de rescate
  • La secretaria de EE.UU. dice que el líder libio tiene que irse ya
  • La Casa Blanca afirma que el exilio es una opción para Gadafi

Por
Clinton: todas las opciones para derrocar a Gadafi están abiertas

El Pentágono ha reconocido que está posicionando sus fuerzas aéreas y marítimas en el Mediterráneo en torno a Libia "por si es necesario". Así lo ha confirmado el portavoz del Pentágono, el coronel David Lapan.

Mientras, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ha advertido este lunes de que todas las opciones están sobre la mesa para derrocar al líder libio, Muamar el Gadafi: "Tenemos a los responsables estudiando los diferentes planes posibles y creo que podemos decir con seguridad que estamos cambiando la posición de nuestras fuerzas para tener la flexibilidad necesaria una vez que las decisiones se hayan tomado", ha declarado el portavoz del Pentágono, Dave Laplane.

Misión humanitaria

La redistribución de las "fuerzas navales y aéreas" permitirá al presidente de EE.UU., Barack Obama, de tener a su disposición una gama de opciones en la crisis de Libia, ha subrayado el portavoz, sin precisar qué tipos de buques o aeronaves participaron en esta redistribución o de que tipo de acción estaba hablando.

Poco después, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, aclaraba desde Ginebra, donde se encuentra participando en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que los barcos estadounidenses no van a participar en operaciones militares sino humanitarias y de rescate.

"Creemos que habrá necesidad de ayudar en las intervenciones humanitarias, también sabemos que habrá probablemente por desgracia necesidades para las misiones de rescate", ha asegurado Clinton.

"Gadafi ha perdido su legitimidad"

Antes, la secretaria de Estado de EE.UU. ha explicado que EE.UU. trabaja con la ONU, con la Cruz Roja y con otras organizaciones para buscar una solución humanitaria a la crisis libia.

En este sentido, ha anunciado que su país enviará sendos equipos humanitarios a las fronteras de Túnez y Egipto con Libia.

Clinton ha pedido al resto de países que aprueben medidas adicionales a las ya aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, como el embargo de armas y la congelación de los bienes del dirigente libio.

Según Clinton, la represión de las protestas en Libia ha incluido "bombardeos a los manifestantes, soldados ejecutados por negarse a disparar a su pueblo, empleo de mercenarios, torturas". "Gadafi y su círculo han perdido la legitimidad para gobernar", ha añadido.

"Es hora de que se vaya, y el mundo debe hablar con una sola voz para decir que esta violación de los derechos universales es inaceptable", ha concluido.

En su ronda de contactos para endurecer las sanciones contra Libia, Clinton mantuvo un encuentro bilateral con el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

EE.UU., en contacto con la oposición

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha declarado que el exilio es "una posibilidad" que el líder libio debe contemplar.

Carney hablaba así en declaraciones a la prensa antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúna este lunes en el Despacho Oval con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, para tratar sobre la situación.

Según el portavoz, EE.UU. desarrolla contactos "con aquellos que pueden traer el cambio" a Libia, aunque ha indicado que es "prematuro" centrarse en algún grupo en concreto.

La decisión sobre un futuro gobierno "es algo que dejamos en manos de los libios", ha dicho 

No obstante, precisó que los contactos se producen a través de canales diplomáticos, empresariales y de organizaciones no gubernamentales, "capaces de contactar con aquellos que pueden formar un Gobierno que refleje las aspiraciones de los libios".

Noticias

anterior siguiente