Anterior El Gobierno prevé reducir un 21,7% el gasto en prestaciones por paro y sube un 9,9% el de políticas de empleo Siguiente Bruselas ofrece ayuda técnica y económica para controlar la crisis migratoria en Calais Arriba
Un murciélago ratonero de bosque ('Myotis bechsteinii') en pleno vuelo
Un murciélago ratonero de bosque ('Myotis bechsteinii') en pleno vuelo

Los murciélagos se hacen 'amigos para siempre'

  • Al menos cinco especies animales establecen amistad como los humanos

  • Estas relaciones no se basan únicamente en el tamaño o la edad

|

Hay muchos factores que influyen para que las personas entablen amistad unas con otras como los lazos familiares, intereses comunes o la atracción sexual. Pero estas relaciones no son exclusivas de los humanos, si no que elefantes, delfines y chimpancés también pueden tener amigos.

Los últimos animales en incorporarse a esta lista son los murciélagos ratoneros (Myotis bechsteinii). Según la investigación de un equipo de científicos de la Universidad de Greifswald, Alemania, estos mamíferos con alas también pueden tener y mantener amigos en diversos ambientes sociales.

Como recogen las conclusiones del trabajo, publicadas en la revista Proceedings of the Royal Society B, prefieren colgarse de las ramas con sus amigos, aunque también mantienen vínculos débiles con el resto de la colonia. 

"A pesar de su caos diario, con múltiples relaciones sociales, son capaces de entablar amistades duraderas", explica Gerald Kerth, autor principal del estudio, a Discovery News.

Al igual que la mayoría de los humanos, que tenemos una vida social dinámica, "aunque no trabajamos ni estamos con las mismas personas a todas horas, mantenemos relaciones a largo plazo con amigos y famlia", reconoce el investigador.

No estamos todos los días con las mismas personas pero mantenemos las amistades

Kerth y su equipo analizaron el comportamiento de los murciélagos ratoneros durante cinco años. Y pudieron comprobar que los machos son animales solitarios, pero que las hembras duermen juntas -en cajas o en las cavidades de los árboles- aunque seleccionaban su compañía con el paso de los años.

Además, los investigadores determinaron que no solo se 'escogían' por su tamaño, edad o estado reproductivo, aunque las hembras más adultas mantenían vínculos con otros subgrupos de amigos.

Según Kerth, estas relaciones de amistad, similares a las humanas, "existen entre murciélagos que viven en zonas templadas y que habitan en colonias en las que cada miembro realiza una labor determinada y posteriormente lo ponen en común, un fenómeno conocido como fisión-fusión".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente