Enlaces accesibilidad

Aumentan las críticas a Google para que mejore la calidad de sus resultados

  • Últimamente sus resultados de búsquedas parecen mostrar más 'sitios basura'
  • Granjas de contenidos y sitios de baja calidad aparecen entre los primeros
  • Los ingenieros intentan mejorar las fórmulas para mejorar los resultados

Por
Spam y páginas de contenidos basura dañan la imagen de Google
Spam y páginas de contenidos basura dañan la imagen de Google ÁLVARO IBÁÑEZ

Google lleva unos cuantos meses recibiendo críticas por la aparente pérdida de calidad que están sufriendo sus búsquedas. El problema no es nuevo y está en gran medida producido por los sitios que realizan spam contra el buscador, intentando acaparar los primeros puestos: a través de ellos consiguen 'atraer a la gente' y ganar dinero o comisiones con la venta de productos o publicidad.

Estas 'páginas basura' utilizan muchas veces técnicas y trucos que van contra las recomendaciones que el buscador hace a los webmasters de sitios web.

Quien haya intentado buscar una oferta de hoteles o comprar una lavadora habrá perdido probablemente más tiempo 'esquivando' aparentes intermediarios y sitios trampa que consultando los hoteles o los modelos de lavadora que realmente le interesaban.

Sitios web de baja calidad

A todo este lío se han sumado en los últimos tiempos los denominados 'sitios web de baja calidad': páginas web que sin estar específicamente diseñadas para engañar a Google ofrecen únicamente contenido vacío y falto del más mínimo criterio.

Muchos de ellos son interminables listados de 'palabras clave', nombres de productos, marcas o sitios que la gente busca por Internet, haciéndose pasar a veces por comparadores de precios, sitios de recomendaciones de consumidores o cosas así.

Otras son contenidos generados por redactores con mucha imaginación, tales como recomendaciones falsas hablando de comercios, restaurantes o productos de todo tipo. En ese mundo, cualquier cosa vale como relleno.

Si los propietarios de esos sitios compran además unos cuantos dominios de Internet que contengan las palabras clave (nombres de ciudades, productos, marcas) mejor que mejor: muchas se hacen pasar por sitios oficiales, con cierta reputación cuando en realidad son interminables granjas de contenido falso, 'alimento para los buscadores de Internet'.

En busca del negocio

Algunas de estas páginas que Google rastrea por la red y añade automáticamente a sus resultados son más elaboradas: corresponden a contenidos reales escritos por gente para responder a las preguntas que los usuarios le hacen al buscador.

Hay empresas como Demand Media que han creado un negocio que genera pingües beneficios con esta idea: anticiparse a las preguntas que van a estar 'de moda', escribir al respecto, publicar en muchos sitios web y comercializar la publicidad de dichos sitios.

Para evitar meterlos en el mismo saco de los tramposos, sus detractores los llaman diplomáticamente 'empresas controvertidas que utilizan trabajadores baratos para crear contenido cuya calidad es cuando menos cuestionable'.

El problema es que hay una fina línea que separa al spam de buscadores de los contenidos de baja calidad, y a esos contenidos de las granjas de artículos e incluso a estos últimos de las webs de información convencional.

Google ha desarrollado con el paso de los años sistemas automáticos (algoritmos) capaces de detectar las trampas, el spam y por supuesto mejorar la relevancia de sus resultados.

Lucha por ser el mejor considerado

Pero los matices de calidad a veces pueden estar más allá de lo que haga una fórmula matemática. Ante el aumento de las críticas, hay quien incluso ha empezado a cuestionar que Google sea el buscador de mejor calidad actualmente, proponiendo a Bing de Microsoft como alternativa razonable.

Al fin y al cabo, es menos popular que Google y por tanto está menos 'pervertido' y atacado por los spammers, y por su enfoque podría estar proporcionado resultados de mayor relevancia para muchas búsquedas.

Respecto a todo esto, Matt Cutts, uno de los más reputados ingenieros encargados de estos temas en Google, anunció que la empresa continuará tomando medidas para mejorar su buscador, incluyendo eliminar a las empresas tramposas que intentan esquivar sus normas y recomendaciones y filtrando y penalizando gracias a mejores algoritmos los sitios de baja calidad.

Según reconoció, aunque creen que la relevancia de los resultados sigue siendo buena, durante el año pasado observaron un aumento global de los contenidos de tipo spam y de baja calidad que rastreaban las arañas del buscador que exploran la Red.

Posición dominante

De todos modos, Google se enfrenta a un problema adicional: dado que en muchos sitios su posición es excesivamente dominante -con una cuota de más del 90 por ciento de las búsquedas en algunos países- y que forma parte integral del negocio de muchas empresas, eliminar de un plumazo ciertos resultados del buscador podría acarrearles problemas.

Google ha sido denunciado en algunas ocasiones por empresas que se han sentido perjudicadas por los cambios en los algoritmos, y una acción contra las grandes granjas de contenidos o empresas particulares podría suponerle nuevos litigios. Así que tendrá que hilar muy fino para conseguir separar el grano de la paja sin que esto suponga problemas adicionales para la compañía.

Noticias

anterior siguiente