Enlaces accesibilidad

Artur Mas investido presidente de la Generalitat gracias a la abstención del PSC

  • 62 votos de CiU y 28 abstenciones del PSC le llevan a la Generalitat
  • Tomará posesión de su cargo el lunes 27 de diciembre
  • La investidura ha estado marcada por el debate lingüístico

Por
Artur Mas ha sido elegido president de la Generalitat de Cataluña

El líder de CiU, Artur Mas, ha sido investido president de la Generalitat, por mayoría simple, gracias a la abstención del PSC, tras la firma de un acuerdo entre CiU y los socialistas.

Más ha recibido el apoyo de los 62 diputados de CiU, la abstención de los 28 del PSC y el rechazo de los 45 parlamentarios que suman los grupos del PPC, ERC, ICV-EUiA, Solidaritat y Ciutadans.

Tras siete años en la oposición, Mas se ha convertido en el presidente número 129 de la Generalitat catalana y tomará posesión del cargo el próximo lunes, 27 de diciembre, en un acto solemne en el Palau de la Generalitat, después de que la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, se entreviste este viernes en la Zarzuela con el Rey Juan Carlos para comunicarle la decisión de la cámara.

Mas, un servidor de Cataluña

Tras su elección, Artur Mas, ha abogado por la humildad en su primera intervención como president.  "No me  siento salvador de este país; me siento un servidor", ha recalcado ante el pleno del Parlamento catalán.

Asimismo ha añadido que espera ser un presidente "útil, honesto, eficaz, leal y  enamorado de su país y de su gente", y ha expresado su deseo de dejar  un buen legado a su sucesor.

Además, en su primera intervención, ha tenido un recuerdo para sus tres antecesores desde la restauración de la Generalitat: José Montilla,  Pasqual Maragall y Jordi Pujol, destacando que fue este último quien le aupó.  

Mas ha sido investido president en la segunda votación, celebrada este jueves, tras no lograr los respaldos necesarios en la primera vuelta.

El Pleno del Parlament de investidura se inició el pasado lunes con el discurso del entonces candidato de CiU, quien, entre otros compromisos, anunció la negociación con el Estado de un pacto fiscal que conduzca a un concierto económico similar al vasco.

Mas, que arrancó su intervención reiterando la "necesidad" de su gobierno de "ser ayudado", ha explicado el contenido global del acuerdo de investidura alcanzado este miércoles con los socialistas catalanes.

Un acuerdo para la investidura

Este acuerdo consta de 18 puntos agrupados en cinco ámbitos temáticos: lucha contra la crisis, políticas sociales, representación institucional, concertación social, política e institucional y, finalmente, transparencia y calidad democrática.

En él CiU se compromete, entre otros puntos, a conservar los modelos sanitario y educativo de Cataluña; a garantizar que la oposición participará en las negociaciones Estado-Generalitat y en cualquier reforma estatutaria o constitucional, a incrementar la financiación de los ayuntamientos; a poner en marcha el área metropolitana de Barcelona; a reformar la televisión pública catalana desde el consenso. y a impulsar una ley electoral catalana  "que haremos lo más pronto posible", según Mas.

Un acuerdo limitado

El presidente del Grupo Socialista en el Parlament, Joaquim Nadal, ha advertido a Mas, que el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones para facilitar su investidura es sólo para eso y que no da ninguna garantía de gobernabilidad.

En su intervención, Nadal ha aclarado que  no apoyan al nuevo gobierno catalán, si no que facilitan su elección y ha remarcado que "de la misma manera que queda claro que no tendrá nuestros votos, queda claro que los seis diputados que le faltan le siguen faltando".

Nadal ha advertido además que la abstención socialista no supone "garantía adicional" alguna de gobernabilidad. "No hay pacto de estabilidad parlamentaria ni de legislatura, sólo un acuerdo para facilitar la investidura", ha insistido.

Dicho esto, ha añadido "¿Por qué lo hacemos? Porque creemos que es importante leer adecuadamente el resultado de las elecciones".

Por su parte, la portavoz del PP, Alicia Sánchez-Camacho, ha dicho que el acuerdo entre nacionalistas y PSC es  "legítimo", aunque ha señalado que , "no veo que contenga medidas para salir de la crisis".

Sánchez-Camacho, en castellano

No obstante, gran parte de la intervención de la líder popular ha sido sobre el aprendizaje escolar del castellano en Cataluña. Sánchez-Camacho ha pedido a Artur Mas, que haga cumplir las sentencias del Tribunal Supremo sobre el castellano como lengua vehicular en la escuela en Cataluña. 

Concretamente, la presidenta del PP catalán, que ha hablado en castellano, ha pedido a Mas "responsabilidad con el sistema democrático y que haga cumplir las sentencias".

El líder de CiU le ha contestado que las sentencias en este ámbito se refieren "a unos casos muy concretos y particulares", y ha recordado que en las leyes catalanas "ya existe desde hace años" la posibilidad de que las familias puedan elegir la opción de educar en castellano, pero ha agregado que "hay muy pocas familias que han elegido esa opción". 

Debate lingüístico

Joan Herrera, de ICV,  ha lanzado un cable a Mas en el ámbito de la lengua, y ha afirmado que "somos una nación y un solo pueblo". En este sentido, ha dicho que "la unidad es la mejor respuesta a las sentencias", y ha pedido al conjunto de la Cámara "unidad para reafirmarnos en un modelo de éxito, que es el modelo linguístico de Cataluña".

Al hilo de este debate, Joan Puigcercós (ERC) ha advertido que las sentencias del Tribunal Supremo sobre la lengua no son si no la "primera secuela" de la sentencia del TC sobre el Estatut

"Ahora es el Supremo, pero no habrá tregua" por parte de este mismo tribunal, "ni por el Tribunal Constitucional, ni por los partidos estatales, ni el PP ni el PSOE", ha asegurado.

Joan Laporta, de Solidaritat Catalana per la Independencia, también se ha referdio  a la polémica linguística para preguntar a Mas: "¿Cuántas sentencias se tienen que producir para que se dé cuenta de que España no nos dará nada más?".

Por último,  Albert Rivera, de Ciutadans, expresándose en castellano, ha afirmado que es un "día histórico a nivel judicial e histérico para muchos otros".  Asimismo ha criticado que la "gran propuesta socialista para los próximos cuatro años es votar la investidura de Mas".

Noticias

anterior siguiente