Enlaces accesibilidad

Zapatero pide adoptar la tasa financiera en el 'nuevo orden económico mundial' que nacerá tras la crisis

  • Ha defendido que subir los impuestos puede ser "una idea progresista"
  • El objetivo, asegura, es el de cumplir los Objetivos del Milenio

Por

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado su apoyo a la adopción de una tasa financiera sobre las transacciones en el "nuevo orden económico mundial" que debe nacer tras la crisis económica. Así lo ha expresado durante su intervención en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos.

De este modo, tal y como hizo durante su intervención en la ONU, Zapatero ha defendido nuevos modelos de financiación para que los Objetivos del Milenio puedan cumplirse ya que, según ha defendido, "si no tenemos financiación no acabamos con la pobreza extrema y sólo con la ayuda de los ciudadanos no es suficiente y en este caso, el debate no tiene un color político".

Lo aprendido tras la crisis

Por ello, ha defendido también medidas como la de subir los impuestos en determinados momentos, algo que ha asegurado que puede ser una "idea progresista" si se tiene un objetivo. "Un Gobierno progresista puede bajar los impuestos o establecer nuevas tasas impositivas también con una finalidad, en función de las circunstancias", ha reiterado.

Por otro lado, tras comparar la crisis actual que se empieza a superar con el crak del 99, Zapatero ha hecho un llamamiento a aprovechar el panorama que "ha nacido o nacerá".

"La recuperación que se está dando debe aprovecharse. Es una recuperación que no ha venido acompañada de la creación de empleo y eso es algo muy importante en lo que estamos trabajando. Por ello, el nuevo orden económico mundial que puede estar surgiendo, que está surgiendo, tras la crisis es importante y también lo es para los Objetivos del Milenio".

Por todo ello, tras admitir que la recuperación aún está sometida a la incertidumbre del mercado financiero y la necesidad de trabajar, ha abogado por aprender de la mala situación económica de los últimos dos años.

"Los mercados pueden ser ciegos ante los desquilibrios. Nosotros no hemos actuado del modo correcto, no hemos afrontado los desafíos globales con la suficiente fortaleza y por ello, ahora, debemos crear un nuevo orden".

Dentro de ese nuevo panorama económico que Zapatero ha defendido, deben cumplirse una serie de requisistos. "Es necesario crear un crecimiento estable, asentado sobre bases sólidas. Es necesario un crecimiento medioambiental sostenible, compatible con una lucha con el cambio climático", ha defendido el presidente asegurando que, además, se debe incluir a "todas las regiones, países y ciudadanos".

Los Objetivos del Milenio

La clave, ha reiterado una y otra vez, es crear un "nuevo orden económico mundial" en el que ya no es válido el mero apoyo y compromiso moral.

"No debemos comprometernos en un imperativo ético, el compromiso tiene que ser parte del nuevo orden económico mundial que estamos construyendo, con un elemento funcional que requiere nuevas vías de financiación para los objetivos que nos impongamos".

Y esas nuevas vías de financiación encuentran su lugar en la tasa financiera que tanto él como Srakozy han defendido como absolutamente necesaria para cumplir los objetivos del 2015.

"Supondría y va a suponer un salto cualitativo en la lucha contra la pobreza en el nuevo orden económico mundial y España se compromete en la defensa firme de la tasa de las transacciones financieras", ha asegurado Zapatero ya que, en su opinión. "ha llegado el momento decisivo para que los gobiernos encaren la peor lacra del mundo: la de la pobreza y para que se alcance la meta de los Objetivos del Milenio, que es la tarea más noble que jamás se ha impuesto nadie".

Todo ello, ha reafirmado al terminar su intervención, porque "Al salir de una crisis hay una oprtunidad de cambio que debe estar orientada por los valores de solidaridad y libertad".

Noticias

anterior siguiente