Enlaces accesibilidad

La CIA, el LSD y el pan de Pont-Saint-Esprit

  • Las alucinaciones acabaron con la vida de 5 personas
  • El científico encargado del estudio del LSD aparece en informes del caso
  • La droga fue repartida entre la población a través de una panadería

Por

En el mes de agosto de 1951, una pequeña localidad del sur de Francia, Pont-Saint-Esprit, se vió azotada por una ola de alucinaciones e histerias que acabaron con la vida de 5 personas y dejando graves secuelas a otro gran número de habitantes.

Ahora parece que el misterio del origen de estas alucionaciones ha llegado a su fin.

Tal y como a publicado la cadena BBC, un periodista de investigación, Hank Albarelli, ha presentado una nueva teoría que apunta a que la CIA (Central Intelligence Agency) roció barras de pan con LSD, una de las sustancias químicas más potentes. Con ello se pone fin a casi 60 años de misterio.

Al ver que decenas de habitantes tenían los mismos síntomas, los médicos de la zona llegaron a la conclusión de que la culpa era del cornezuelo del centeno, un hongo alucinógeno que crece naturalmente.

Después de meses de documentación Albarelli se topó con unos ficheros clave en su trabajo que pertenecen a los servicios de la CIA y que llevaban la etiqueta: "Re: Pont.Saint.Esprit y Archivos de F.Olson"

F. Olson es Frank Olson, un científico de la CIA que lideraba las investigaciones de la agencia sobre el LSD, en el momento del incidente francés.

De esta manera, Albarelli cree que estos documentos, de no haber sido 'enterrados', mostrarían como la CIA experimentaba con los ciudadanos administrándoles LSD.

Además, el periodista ha asegurado que encontró un archivo "top secret" de 1949 en el que muestra cómo los soldados norteamericanos hacen todo lo posible para poner en marcha estos experimentos.

De esta manera, uniendo ambas teorías, Albarelli confirma que el LSD fue repartido entre la población desde la panadería.

Teorías contrastadas

Uno de los afectados fue Leon Armurier, estaba haciendo la ronda repartiendo cartas cuando comenzó a sentir naúseas y mareos. Finalmente se estrelló con su bicicleta y fue trasladado al hospital de Avignon.

"Fue horrible, tenía la sensación de encogimiento y el fuego y las serpientes se enroscaban entre mis brazos", ha asegurado Armurier, de 87 años.

Una vez hospitalizado, le pusieron una camisa de fuerza en una habitación junto a otros tres adolescentes encadenados a sus camas.

"Alguno de mis amigos intentó tirarse por la ventana. Estaban gritando y saltando en la cama. El ruido del metal era terrible. Preferiría morir antes de volver a vivirlo", ha añadido.

A pesar de estos síntomas, el profesor Steven Kaplan, publicó en 2008 que ni el cornezuelo ni el LSD pueden ser posibles teorías. Asegura que de ser el hongo, no sólo afectaría a una bolsa de centeno.

A esto añade que los sintomas registrados no encajan con los del LSD, aunque se parecen. Además, de haber echado este estupefaciente en el pan, no soportaría las altas temperaturas del horno. Aunque existe la posibilidad de que lo hayan echado una vez sacado del horno.

Suiza era el único exportador de LSD

Otro informe, esta vez de 1954, recoge una conversación con un representante de la compañía química Sandoz, de Suiza. Casualmente, esta empresa, situada cerca de Pont-Saint-Esprit, en esa época era la única que producía esta droga.

Además bien es conocido el inicio de una "guerra bacteriológica" con investigadores repartidos por todo el mundo en plena Guerra Fría, coincidiendo con el final de la II Guerra Mundial y la Guerra de Corea.

Noticias

anterior siguiente