Anterior Puigdemont cree que la "mejor política social" que se puede hacer en Cataluña es la independencia Siguiente 'Handia' y 'La librería' lideran las nominaciones de los Goya 2018 Arriba Ir arriba
Página 2 - El Capitán Trueno

'El Capitán Trueno', el héroe del cómic español

  • Fue creado por Victor Mora y Ambrós, en 1956

  • 'El Capitán Trueno' llegó a vender un millón de tebeos mensuales

Ver también: Especial Capitán Trueno

|

Fue el Héroe, con mayúsculas, para varias generaciones de chavales que crecieron con sus aventuras; el cómic más vendido de la historia de España, con dos series que vendían 350.000 ejemplares a la semana, un millón cada mes (Hoy en día ningún cómic supera una tirara de 30.000); tuvo multitud de imitadores; traspasó fronteras y se vendió en varios países europeos, e  incluso se atrevió a luchar contra caudillos y dictadores en la España de Franco.

En 1956 la editorial Bruguera encargó a Víctor Mora la creación de un personaje de corte histórico, y el guionista valenciano se inspiró en El Principe Valiente, de Harold R. Foster, e Ivanhoe de Walter Scott.  Incluso la primera aparición de Trueno, disfrazado de caballero negro en un torneo, está calcada de la película Ivanhoe (1952).

Así, el 14 de mayo de 1956, se publicó la historieta "A sangre y fuego", con dibujos de Ambrós (Miguel Ambrosio Zaragoza), un precio de 1,25 pesetas y una tirada inicial de 30.000 ejemplares. Pacifista declarado, y viajero impenitente, su éxito fue inmediato gracias al talento de su escritor y al de sus dibujantes, ya que a Ambrós le siguieron Fuentes Man, Martínez Osete, Tomás Marco o Ángel Pardo.

El primer personaje de la posguerra que se reía

Otra de las razones de su éxito fue el tono cómico de las aventuras de Trueno, alejado de la seriedad y trascendencia de los personajes anteriores como El guerrero del Antifaz o Roberto Alcázar y Pedrín.

Además Trueno fue un revolucionario que alzaba al pueblo contra los tiranos, un agitador, un héroe que mantenía sus ideales a toda costa. Por lo que a veces sufrió los ataques de la censura

Los censores siempre querían ver derrotados a los ateos y propugnar los valores del catolicismo, y chocaron en numerosas ocasiones, ya que en las historias de Trueno los Árabes, los Vikingos e incluso los cristianos podían ser héroes y villanos, sin importar sus creencias religiosas.

Así lo contaba el propio Víctor Mora, "Entre las sandeces de la censura de la época recuerdo una que consistía en borrar las espadas que tenían los personajes...Lo que dejó a muchos como saludando bizarramente, puño en alto... ¡Fue peor el remedio que la enfermedad'.

Incluso Sigrid, la eterna novia de Trueno, sólo podía aparecer en contadas ocasiones para no dar la idea de que hiciesen vida de pareja. No fue hasta 1982 en el fascículo 18 de la Historia de los cómics de Toutain, cuando ambos protagonizaron su primera escena de cama.

Manuel Vázquez Montalbán aseguraba que "El Capitán Trueno fue un discurso progresista en medio de la ortodoxia franquista"

El más imitado y el primer éxito internacional

El éxito de Trueno hizo que enseguida surgieran imitadores, el propio Víctor Mora creó varios de ellos, el más famoso fue El Jabato (20 Octubre de 1958), con dibujos de Darnis, un personaje calcado a Trueno pero ambientado en la época romana. El Corsario de Hierro, un navegante español del siglo XVII, y El cosaco Verde, ambientada en Rusia.

Además, El Capitán Trueno fue uno  de los primeros tebeos, e incluso uno de los primeros productos culturales, en exportarse a Europa, con ediciones en Francia (Donde se le conocía como Amigo), Alemania (Capitan Trueno), Grecia (Tpoyeno), Italia (Capitan Tuono), Holanda (Kapitein Donderslag) y Portugal (Capitáo Trováo). Y también triunfó en Iberoamérica. Más información y una amplía galería de portadas en la página http://capitantrueno.webcindario.com/ y en http://amigosdeelcapitantrueno.blogspot.com/

El éxito provocó la creación de una maquinaria editorial para poder aguantar el ritmo de publicación, con la contratación de numerosos dibujantes a los que se obligaba a imitar el estilo gráfico de Ambros o de Ángel Pardo (Otro gran dibujante), llegando a recortar las cabezas e incluso cuerpos enteros para pegarlas sobre los nuevos dibujos; e incluso viñetas enteras retocadas. E imitar la firma de Ambrós en muchos casos.

La muerte del Capitán Trueno

Tras 12 años de éxito, en 1968, se dejó de producir material original, aunque el personaje siguió presente con reediciones hasta 1977. Un gran negocio para la editorial Bruguera, ya que no tenía que pagar derechos a los autores.

En 1986 la Editorial Bruguera desapareció, no sin antes resucitar a su mayor mito en una revista semanal, con guiones de Víctor Mora y dibujos de Jesús Blasco. A pesar de todo, El Capitán Trueno siguió presente en aventuras puntuales hasta 1993

Y en 2010, tras 17 años sin aventuras nuevas del personaje, Ediciones B (La propietaria actual de los derechos del personaje) ha publicado un nuevo album titulado El último combate, del guionista Ricard Ferrándiz y el dibujante Joan Boix que narra la muerte del personaje.

Unos secundarios de lujo

Víctor Mora también fue defensor de los derechos de la mujer, que se empezaban a reivindicar en la España franquista, y convirtió a Sigrid en una heroína muy alejada del prototipo de compañera del héroe. Incluso llegó a ser Reina de Thule sin necesidad de la ayuda del Capitán Trueno. Y aunque ame al Capitán Trueno, sus obligaciones reales le impiden acompañarlo en muchas de sus aventuras.

Goliath es un antiguo leñador de gran fuerza física y que no puede pasar más de una hora sin comer. Apodado el "Cascanueces" por su forma de dejar inconscientes a los enemigos haciendo entrechocar sus cabezas. Un personaje dispuesto a sacrificarse por sus amigos y uno de los más cómicos de la serie junto a Crispín.

Crispín es el personaje con el que se identificaban los jóvenes. Sus constantes bromas con Goliath protagonizan algunos de los momentos más memorables de la serie. Poco a poco alcanzó mayor protagonismo llegando a protagonizar sus propias aventuras en las que quiere alzanzar su sueño, ser nombrado caballero.

"Ven Capitán Trueno, ¡haz que gane el bueno!"

El estribillo de la famosa canción del grupo de Rock Asfalto, nos da una idea de la enorme popularidad de Trueno y de su influencia en la sociedad de la época. Aunque no fue el único tema que le dedicaron, ya que también es muy famosa "El hijo del Capitán Trueno", uno de los grandes éxitos de Miguel Bosé.

En 1995 se editó una serie de sellos con el personaje y en el municipio madrileño de Rivas encontraremos la calle del Capitán Trueno. Hay juegos de mesa, de cartas, pines, etc... E incluso existe una Asociación de Amigos del capitán Trueno.

Desde hace 10 años, cuando se presentó un ambicioso proyecto de Juanma Bajo Ulloa, se habla de su adaptación al cine, e incluso de una serie de dibujos animados, pero hasta ahora todos los proyectos habían fracasado.

El Capitán Trueno y el Santo Grial, dirigida por Antonio Hernández y protagonizada por Sergio Peris-Mencheta, puede ser el regreso a la gloria del mayor héroe del cómic español, un icono de nuestra cultura y un símbolo de la lucha por la libertad y los derechos humanos. ¡Larga vida al Capitán Trueno!

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente