Enlaces accesibilidad

Hallan un barco del siglo XVIII en la Zona Cero

  • Encuentran el casco de un barco en las labores desescombro
  • Arquólogos creen que se usaron los restos para extender Manhattan
  • Trabajan a contrarreloj para que el aire y el sol no estropeen la madera

Por
Imagen de los restos del barco desenterrados por los operarios en el World Trade Center.
Imagen de los restos del barco desenterrados por los operarios en el World Trade Center. NEW YORK TIMES

Un grupo de trabajadores que estaban excavando entre los escombros del World Trade Center de Nueva York han encontrado el casco de un barco que quedó sepultado allí en el siglo XVIII.

El barco fue usado probablemente junto otros escombros para rellenar la zona baja de la isla de Manhattan y ganarle tierra al río Hudson, según han detallado los arqueólogos Molly McDonald y Michael Pappalardo, que estaban en la 'zona cero' cuando el pasado martes por la mañana descubrieron los restos.

"Vimos vigas arqueadas que una excavadora sacó a la luz", ha recordado McDonald, que ha detallado que rápidamente vieron que se trataba de la estructura de un barco.

"Estaban tan perfectamente contorneados que eran claramente parte del barco", ha declarado Pappalardo, que trabaja junto a McDonald para la empresa AKRF que se encarga de documentar para la autoridad portuaria de Nueva York el material histórico descubieron en la zona.

Los trabajos han continuado en los dos últimos días para sacar a la luz la integridad del casco del barco.

Trabajo a contrarreloj

Aunque se estima que el barco dataría del siglo XVIII, lo arqueólogos dicen que son necesarios más estudios para determinar la antigüedad del mismo.

"Vamos a enviar muestras de las vigas al laboratorio para saber cuándo fue construido el barco", ha añadido McDonald. Un especialista en barcos se traslada este jueves a la zona para revisar los restos.

El trabajo de estudio se hace contrarreloj, ya que la madera, ahora expuesta al aire libre, empieza a deteriorarse a gran velocidad.

"Si hubiera salido el sol, la madera habría empezado a romperse", se ha felicitado por el mal tiempo Doug Mackey, arqueólogo jefe de la Oficina de Preservación del Patrimonio Histórico de Nueva York.

Los arqueólogos también han encontrado un ancla de 100 libras de peso en la misma zona, aunque no están seguros de si pertenecía al barco.

Noticias

anterior siguiente