La sonda Hayabusa regresa este domingo a la Tierra tras varios años perdida en el espacio

  • Se trata de la primera misión de retorno de muestras de un asteroide
  • Ha sufrido todo tipo de problemas durante su desarrollo
  • La tenacidad dell equipo podría coronar con éxito la misión
Ampliar fotohayabusa-tomando-muestras-2

Pese a las numerosas dificultades que ha afrontado, la sonda Hayabusa puede culminar con éxito su misión.JAXA

Ampliar foto itokawa

El asteroide Itokawa, en una imagen captada por la sonda Hayabusa.JAXA

Ampliar foto minerva

El pequeño aterrizador Minerva forma parte de la sonda japonesa.JAXA

JAVIER PEDREIRA 'WICHO'JAVIER PEDREIRA 'WICHO' 

El 9 de mayo de 2003 la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) lanzaba la sonda MUSES-C a bordo de un cohete M-V desde el Centro Espacial Uchinoura Kagoshima, aunque cuando se lanzó la misión aún se llamaba Uchinoura.

Una vez comprobado el éxito del lanzamiento y que la sonda funcionaba correctamente, y siguiendo la costumbre de la agencia, la sonda fue rebautizada como Hayabusa, halcón peregrino en japonés.

Su misión era llegar hasta el asteroide Itokawa, obtener todos los datos posibles acerca de su forma, rotación, topografía, color, composición, densidad e historia, así como depositar un aterrizador en su superficie y tomar unas muestras para traerlas de vuelta a la Tierra.

Retraso en el viaje de ida

El viaje de ida se realizó sin demasiadas complicaciones, aunque una erupción solar en 2003 dañó parte de las células solares de la nave mientras iba ya de camino, lo que produjo una reducción de la efectividad de sus motores iónicos de xenón, postergando la llegada a su destino de junio a septiembre de 2005.

En concreto fue el 12 de septiembre de ese año cuando la JAXA anunció que Hayabusa estaba siguiendo una órbita paralela a la del asteroide Itokawa, a unos 20 kilómetros de distancia de este, y que había llegado a su destino.

El problema de este retraso en la llegada estaba en que debido a la mecánica de la órbita del asteroide y, en ese momento de la sonda que lo seguía, los responsables de la misión se encontraron con que se les echaba el tiempo encima, ya que había que iniciar el viaje de regreso en noviembre, con lo que las tres tomas de contacto planeadas con este fueron reducidas a dos.

Así, el 4 de octubre la sonda estaba estacionada a 7 kilómetros del asteroide, desde donde tomó imágenes más cercanas para acabar de perfilar la misión, y el 3 de noviembre estaba ya a sólo 3 kilómetros de la superficie de Itokawa.

Descenso abortado

Desde esa posición comenzó su descenso, durante el que se planeaba liberar el aterrizador MINERVA y disparar uno de los «perdigones» que la sonda llevaba a bordo, destinados a levantar partículas de la superficie del asteroide para que estas puedan ser recogidos en su contenedor de muestras.

Pero este descenso fue abortado, ya que el sistema autónomo de navegación encargado del aterrizaje no estaba siguiendo bien las posiciones relativas de la sonda y del asteroide, y su intervención resulta imprescindible ya que debido a la distancia a la que estaban la sonda y el asteroide de la Tierra el control manual del proceso era imposible a causa del retardo en la llegada y envío de señales de y hacia la nave.

Tras varias pruebas adicionales para acabar de calibrar el sistema de navegación y su capacidad el 12 de noviembre se volvió a realizar una aproximación al asteroide con el objetivo de liberar el aterrizador, que tenía como misión saltar por la superficie de este y mientras la fotografiaba con sus tres cámaras.

Sin embargo un error en la operación hizo que MINERVA fuera liberado a más altura de lo previsto y cuando Hayabusa estaba en realidad alejándose del asteroide, con lo que la pequeña nave terminó perdida en el espacio al no ser atrapada por la gravedad de Itokawa.

Errores en las comunicaciones

El 19 se intentó un primer aterrizaje en el que todo resultó muy confuso debido a una serie de errores en las comunicaciones, que llegaron a cortarse, y para cuando se restablecieron la sonda estaba a 100 kilómetros del asteroide.

Al principio la JAXA dijo que durante el intento la sonda se había quedado a unos 10 metros de la superficie durante unos 30 minutos, pero un análisis posterior de los datos reveló que en realidad la sonda, una vez detectados los problemas en el proceso, decidió aterrizar en modo seguro ya que los sistemas de a bordo consideraron que esa era la mejor opción.

El problema de haber realizado así el aterrizaje es que no se activó la secuencia de recogida de muestras, aunque es posible que algunas partículas entraran por casualidad en el receptáculo de muestras.

El segundo intento de aterrizaje se llevó a cabo el 25 de noviembre, en el mismo sitio que el anterior, ya que el análisis de las imágenes recibidas de la sonda reveló que el sitio inicialmente escogido para este segundo aterrizaje era demasiado rocoso.

Y aunque al principio se pensó que todo había ido bien un análisis posterior de los datos reveló que en realidad no se habían disparado ninguno de los perdigones, con lo que es dudoso que en este segundo descenso se hayan tomado más muestras.

Por si todo esto fuera poco una fuga en el sistema de impulsores de la nave obligó a ponerla en modo seguro, sin que se pudiera retomar el contacto con ella, sólo para descubrir entonces que el sistema de control de actitud, que permite mantener la nave correctamente orientada para que sus antenas apunten hacia la Tierra y se puedan mantener comunicaciones con ella, también estaba fallando.

Los posteriores intentos para corregir el problema hicieron no sólo que la sonda perdiera la ventana de lanzamiento para iniciar el camino de vuelta a la Tierra, sino que además se perdió todo contacto con ella a partir del 8 de diciembre.

Retorno largo y lento

Sin embargo, el 7 de marzo de 2006 la JAXA anunció que había conseguido retomar el contacto con la nave y que esta se hallaba a unos 130.000 kilómetros del asteroide, en una trayectoria que lo alejaba de él unos 3 metros por segundo.

Tras determinar que dos de los cuatro motores y siete de las once baterías de a bordo seguían en funcionamiento la agencia confirmó que en esas condiciones era posible iniciar una trayectoria de retorno larga y lenta pero que permitiría a Hayabusa volver a casa, y en efecto el 25 de abril de 2007 esta se puso en camino, casi año y medio después de lo previsto.

Si todo va bien, y lo cierto es que los responsables de la misión se han ganado a estas alturas el derecho a tener un poquito de suerte, este próximo domingo la cápsula con las muestras que puedan haber entrado en ella será liberada a eso de las 13:00, hora de España (UTC +2), para realizar su reentrada en la atmósfera alrededor de las 16:00 y aterrizar en Woomera, Australia, poco después.

Si la cápsula aterriza en condiciones y con muestras a bordo, será la primera vez que se consiguen traer muestras de un asteroide a la Tierra.

Hayabusa, con su sistema de control de actitud inoperativo, y cumplida su misión lo mejor posible en condiciones poco menos que imposibles, se desintegrará en la atmósfera.

­ ­ ­ ­

Referéndum de Escocia

Programas para todos los públicos

Gordon Brown pide trabajar por la unidad en Escocia

El ex primer ministro británico ha pedido que se cumplan con los compromisos de entregar poderes al Parlamento de Edimburgo.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El Gobierno repatriará a un español con ébola desde Sierra Leona

Se trata de García Viejo, director médico del Hospital San Juan de Dios. El religioso ha manifestado su voluntad de ser trasladado.

­ ­ ­ ­

La estrategia no saca del atasco al Atlético

ÓSCAR LÓPEZ

El conjunto rojiblanco no pasa del empate en casa ante el Celta de Vigo. Miranda y Godín marcaron en sendas jugadas a balón parado. Pablo Hernández y Nolito, de penalti, anotaron los goles de los gallegos.

­ ­ ­ ­
El fundador de Alibaba Jack Ma después de tocar la campana en la Bolsa de Nueva York

Alibaba debuta en Wall Street con una subida del 38% y supera en capitalización a Facebook

Cierra a 93,89 dólares frente a los 68 fijados en la OPV. Es la mayor colocación de la historia de la Bolsa de Nueva York. Tiene 279 millones de usuarios de comercio electrónico en 190 países.

­ ­ ­ ­

Festival de Cine de San Sebastián

Programas para todos los públicos

'La isla mínima' deslumbra y François Ozon cumple

ESTEBAN RAMÓN. - Triunfo del thriller de Alberto Rodríguez con Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez.

­ ­ ­ ­
El 'Sí' a la independencia de Escocia predomina en las redes pero ¿es decisivo en las urnas?

Las tecnoimágenes de la semana

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY' - Mira en nuestra fotogalería las imágenes de ciencia y tecnología.

Espacio reservado para promoción
cid:1012