Enlaces accesibilidad

De Olmedo a Londres, la mujer española de Clegg

  • Miriam González nació en este pueblo de Valladolid hace 41 años
  • Todos los vecinos están pendientes de las elecciones británicas

Por
Miriam González Durántez, mujer de Nick Clegg, nació hace 41 años en Olmedo
Miriam González Durántez, mujer de Nick Clegg, nació hace 41 años en Olmedo, un pueblo vallisoletano de apenas 3.800 habitantes. A. M. P.

"Los británicos sólo tienen un problema y es que no pueden votar a Miriam. Yo creo que sería mucho mejor para ellos y que Nick me perdone", dice riendo Alfonso Centeno, el alcalde de Olmedo, la localidad vallisoletana que vio nacer hace 41 años a la mujer del candidato liberal demócrata a las elecciones británicas.

Centeno (PP) explica a rtve.es que en el pueblo, de unos 3.800 habitantes a 44 kilómetros al sur de Valladolid, se sienten por un lado "orgullosos" y por otro "un poco abrumados" y "extrañados" de estar viviendo una cita electoral en el Reino Unido "tan de cerca".

Miriam González Durántez, además de una prestigiosa abogada en Londres, es la esposa de Nick Clegg, el 'Obama británico' que tiene la llave para abrir el 10 de Downing Street este jueves, cuando los británicos acudan a las urnas para elegir primer ministro. El alcalde de Olmedo cree que "es posible" que el elegido sea Clegg "aunque no es fácil".

Nick "es un hombre que encarna algo que en la política se echa de menos, que es la humanidad. Es una gran oportunidad que tienen los ingleses de poder cambiar" y votarle a él "que además está tan bien acompañado y asesorado por Miriam", presume Centeno de vecina.

En cualquier caso, si los británicos se decantan por David Cameron, el conservador favorito en las encuestas, o por el laborista, Gordon Brown, el primer edil olmedano se muestra convencido de que Clegg "hará un magnífico papel allí donde le coloque la sociedad".

"Su humanidad a mí me ha impactado. Entiende la política como el contacto diario y cotidiano con el ciudadano, el saber lo que piensa y saber que en ocasiones no puedes resolver su problema pero que lo conoces y que pondrás todo de tu parte para resolverlo", añade.

Centeno ha coincidido varias veces con el marido de Miriam cuando van a veranear al pueblo con sus tres hijos: Antonio (9 años), Alberto (5) y Miguel (1). La última vez que estuvieron los pequeños fue en las vacaciones de Semana Santa, que tuvieron que alargar a la fuerza por la nube de cenizas del volcán islandés que obligó a cerrar el espacio aéreo.

Nick conoció a Miriam cuando ésta estudiaba en Brujas (Bélgica) Derecho comunitario después de pasar por la Universidad de Valladolid. Se casó con ella en Olmedo en septiembre de 2000 en la iglesia de Santa María en una ceremonia que tuvo que ser bilingüe, en inglés y español, según explica a TVE Jesús Serrano, el cura que los casó.

@@MEDIA@@

Rodeada de política desde la cuna

Miriam ha mamado la política desde pequeña. Su padre, José Antonio González Caviedes, fue senador por el PP y alcalde de Olmedo durante 21 años hasta su fallecimiento en accidente de tráfico en 1996.  A pesar de ello, Miriam no ha seguido los pasos de su progenitor e incluso ahora ha elegido mantenerse en un discreto segundo plano en la campaña electoral británica a diferencia de las esposas de Brown y Cameron.

Alfonso Centeno coincidió con José Antonio seis años en el Consistorio. "Lo bueno que sé de la política lo aprendí de él", explica el actual alcalde que se muestra convencido de que "se sentiría orgulloso" de ver ahora a su hija. Una estatua recuerda al senador junto al Ayuntamiento. "Olmedo será lo que sus habitantes quieran", reza la placa.

Si hay una cualidad que define a la familia de Miriam es el trabajo, explica Centeno. "Son conscientes de que sin trabajo las cosas no se consiguen".

Un "expediente brillante"

Su tía Mª Luz asegura que sus sobrinos, Miriam y Clegg, "son normales" pero que están "muy preparados". Miriam es una "niña que ha trabajado, que ha hecho de todo, no se puede decir nada más".

Miriam estudió en el colegio Tomás Romojaro, que ahora alberga el Instituto Alfonso VI donde todavía da clase de Física y Química su madre, Mercedes Durántez. Desde el centro, explican a rtve.es que Miriam fue "una alumna muy buena y muy brillante, con muy buen expediente". Su padre José Antonio también era profesor.

Matilde Ruiz, La Andaluza, sólo tiene buenas palabras para Miriam y su familia. "Yo me quedé viuda y su padre, Don José Antonio, se portó muy bien". Su hijo mayor fue a clase en el colegio con la que se ha convertido en la mujer más famosa de Olmedo. "Mi hijo me decía que era muy buena estudiante y yo le decía: pues aprende de ella", recuerda Matilde.

"Ella quiere mucho a Olmedo, lo dice, se ha criado aquí y le tira mucho, es lógico. Es muy simpática y agradable y siempre tiene la sonrisa en la boca", dice Matilde mientras se toma un café en el Restaurante Rincón Mudéjar, donde Nick va a desayunar todos los días con los niños cuando está en Olmedo.

"Toma zumo de naranja y tostadas, algunas veces café, siempre en la terraza", explica Luis. Este camarero asegura que el marido de Miriam "es muy agradable. Lo normal es que por su posición su trato fuera más distante pero es muy cercano", añade.

En el restaurante la Cueva de Fabia, donde van a veces a comer, sólo tienen elogios para la pareja. "Son muy agradables, no son nada especiales para nada, es una familia fenomenal, se lo merecen, a ver si tienen suerte", comenta Charo desde la cocina.

La venta de periódicos sube en Olmedo

"El yerno del alcalde (porque el padre de Miriam siempre será el alcalde con mayúsculas de Olmedo) es guapísimo", dice Mª Cruz a la salida del supermercado. Esta mujer ya mayor está al tanto de todo lo que rodea a Miriam y a Nick por los periódicos y las revistas. "El otro día se rompió el codo", explica a las otras mujeres que están comprando. "Son majísimos los dos. Es una alegría, a ver si gana por lo menos", dice mientras se dispone a cruzar la calle.

La expectación sobre todo lo que rodea a las elecciones británicas ha hecho que aumenten las ventas de periódicos y revistas. Elma Carretero regenta el kiosco al que van Miriam y Nick cuando están en Olmedo: "Sí, sí, vienen por aquí y compran a diario la prensa, compran varios periódicos".

Elma asegura que se está viviendo "con mucha ilusión y muy bien para el pueblo porque es una cosa única que no ha pasado nunca" y viene "muy bien para que se conozca Olmedo" aunque los vecinos reconocen que están ya algo cansados de tanta cámara de televisión, tanto micrófono y tanta foto.

Esperan que el próximo jueves pase todo, aunque ya nada será lo mismo en Olmedo. El próximo verano cuando Nick regrese con Miriam a este pueblo de Valladolid, sea como primer ministro británico o no, será algo más que el marido inglés de la hija del alcalde que vive en Londres.

Noticias

anterior siguiente