Anterior Educación destinará 1.420 millones de euros a becas y ayudas para el curso 2017/18 Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba
Entrevista a Miguel Delibes y a sus hijos

El pesimismo vital y el sentido del humor marcaron el carácter de Delibes, según sus hijos

  • Tres de sus siete hijos alaban a su padre en una entrevista en RNE

  • Destacan su generosidad, austeridad y solidaridad con los demás

  • El propio Delibes dice que lo mejor que ha hecho son sus hijos

Ver también: Especial Muere Miguel Delibes

|

Dicen los hijos de Miguel Delibes que hubo una época en la vida del escritor en la que cada año escribía un libro y tenía un hijo. El propio novelista aseguró en una entrevista en RNE, en octubre del año pasado, que sus siete hijos fueron la mejor obra de su vida. El escritor vallisoletano ha muerto en su casa de Valladolid a los 89 años.

Tres de sus vástagos, Adolfo, Elisa y Miguel Delibes de Castro, en esa misma entrevista, destacaron que el pesimismo vital y un peculiar sentido del humor marcaron el carácter del autor vallisoletano. También la generosidad, la austeridad y la solidaridad con los demás.

"La forma de ser de nuestro padre nos influyó y mucho", dijo Miguel Delibes de Castro, que al igual que otros tres de sus hermanos estudió Biología. "El amor de nuestro padre por la naturaleza nos marcó", añadió, tras destacar que una de las mayores enseñanzas del autor fue "la lección de no requerir nada que no necesitaramos de verdad".

"A veces le costaba abrirse al mundo y relacionarse con los demás"

Adolfo también resaltó la austeridad de su padre a la hora de vivir. "Nunca le he visto darse un capricho en toda su vida", aseguró en RNE.

A pesar de que el propio Delibes reconoció en esta entrevista que dedicó menos tiempo del necesario a sus hijos por haberse abstraído en los libros, sus vástagos sólo le dedicaron halagos.

"A veces le costaba abrirse al mundo y relacionarse con los demás, en eso nuestra madre le ayudó mucho porque ella era mucho más comunicativa", aseguró Elisa, para quien la opinión de su padre "siempre es importante".

Los tres hijos de Delibes reconocen que cuando su madre, Angeles de Castro, falleció, él se encerró un poco más en sí mismo.

Intentaba andar cada día una hora y al final tuvo que acostumbrarse a las constantes muestras de cariño y admiración de la gente, que no siempre entendía su sentido del humor, contó Adolfo.

"Rece usted porque esté mejor porque estoy jodido"

"Rezo todos los días para que usted siga igual", le dijo una señora por la calle, a lo que él contestó: "Pues rece usted para que esté mejor porque estoy jodido".

Además de esta anécdota, sus hijos, entre risas, contaron también cómo un grupo de escolares le paró para preguntarle: "¿Es usted Miguel Boyer? Fírmenos un autógrafo". ¿Cuál fue la reacción del autor de 'El camino' o 'Cinco horas con Mario'? Firmar esos autógrafos haciendose pasar por el ex ministro, para vergüenza de la profesora que acompañaba a los alumnos.

En la entrevista, el propio Delibes dijo que ya tenía pocas ganas de reírse. "Me rio con la televisión, si no te ríes te mueres", afirmó el escritor.

Curiosamente no paró de reirse en la breve conversación telefónica que mantuvo con la periodista Pepa Fernández, en la que dijo estar abrumado por los halagos que le dedicaban sus hijos.

¿Lo peor de Delibes para sus hijos? Su fuerte carácter. "Le cuesta no tener la razón", dijo Elisa. También que era un "tío serio". "Cuando éramos pequeños y jugábamos con nuestros primos él era el tío serio e inaccesible que siempre estaba trabajando".

A Delibes le gustaba cantar cuando iba a pescar, una de sus grandes aficiones. "Ahora ya no tengo ganas de cantar", dijo Delibes en la entrevista. "Sí, papa, aún tarareas", le rectificó su hija. "No sé el qué, pero tarareas".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente