Anterior El fuego en el entorno de Doñana afecta a 8.486 hectáreas de matorral y arbolado Siguiente Quién es Óscar Pérez, el policía y actor que llama a la sublevación en Venezuela Arriba Ir arriba

Los coches eléctricos y las redes inteligentes en España están cada día más cerca

  • Se están desarrollando las aplicaciones y redes inteligentes necesarias

  • Será posible gracias al proyecto VERDE

En España, veinte compañías participan en el proyecto VERDE, cuyo objetivo es liderar las bases tecnológicas para el desarrollo y fabricación de vehículos eléctricos en España, así como el desarrollo de aplicaciones para la integración de los vehículos eléctricos en las redes de distribución. Junto a ellas, el Ministerio de Ciencia e Innovación que aporta 40 millones de euros para promover la investigación de las tecnologías que permitan la futura integración de vehículos eléctricos.

Y es que el desarrollo de los coches eléctricos está más cerca de convertirse en una realidad en las ciudades españolas.

Madrid se prepara para implantar cargadores eléctricos

La capital ya está dando pasos para hacer posible el proyecto. Es más, el alcalde de Madrid ha avanzado que el Ayuntamiento está trabajando con las principales empresas petrolíferas que cuentan con gasolineras en la ciudad para implantar en todas ellas 'electrolineras', es decir, puestos de recarga para los coches eléctricos.

"El objetivo es convertir a Madrid en una de las ciudades más verdes del mundo", apostilló Gallardón, recordando que en la capital se instalarán hasta 500 puntos de recarga a los que se accederá con una tarjeta identificativa que almacenará los datos de recarga. Además, a estos postes hay que sumar aquellos que los vecinos quieran instalar en sus propias plazas de aparcamiento.

Gallardón augura que una mayoría de coches eléctricos en 10 años

"Todo esto parece un relato futurista y lejano, pero no es así: tenemos la tecnología y la voluntad de la sociedad, y antes de diez años serán una minoría absoluta los vehículos no eléctricos que circularán por la ciudad", pronosticó el primer edil, para quien esto permitirá un "cambio radical en la convivencia del coche y el ciudadano en los entornos urbanos, mejorando la calidad de vida sin reducir la competitividad".

Se hará posible gracias a la investigación y las redes inteligentes

Este tipo de avances será posible, entre otras cosas, gracias a la investigación de empresas como Siemens y sus 'redes inteligentes', que "permiten una comunicación integrada y bidireccional entre el coche y el punto de carga y la red", con el objetivo de "facilitar la gestión de los excedentes de producción eléctrica en horas de poca demanda o en las que haya una mayor oferta de electricidad procedente de energías renovables, dirigiendo hacia esas franjas horarias la carta de los vehículos eléctricos".

Es decir, que en un futuro próximo el usuario podrá cargar su coche por la noche y, dando su autorización a las empresas comercializadoras de la energía eléctrica, permitir que la red recupere parte de esa energía en momentos en que lo pueda necesitar por la existencia de picos de demanda.

Así, toda la información irá desde los postes suministradores, independientemente de dónde estén situados y que incluyen la posibilidad de carga monofásica (aproximadamente 8 horas) o trifásica (una hora) tanto para coches como para motos, hasta el banco, que cobrará o bonificará los tránsitos de energía del usuario.

"El objetivo es maximizar el confort y la eficacia en el uso de la energía", ha informado Francisco Belli, el CEO de la empresa Siemens, que avanzó que en el futuro, "se podrá cargar el coche en cualquier sitio, en un semáforo por ejemplo, sin tener que enchufarlo", mediante energía inducida, y también se mejorará en el sector de las baterías para darles mayor capacidad y duración.

Siemens aportará redes eléctricas inteligentes

Entre las compañias implicadas, Siemens trabaja en el desarrrollo de las redes eléctricas inteligentes, también conocidas como 'smart grids', que permiten al usuario recibir y aportar energía a la red en función de sus necesidades y las de la ared y son una pieza fundamental en la implantación del coche eléctrico.

La creación de estas redes, según la empresa, "permiten la comunicación en tiempo real entre el consumidor, los gestores, las empresas eléctricas y, en general, todos los agentes del sistema". Además, asegura, optimizan el consumo energético según criterios medioambientales, y/o de precio.

"Se trata de una revolución, que afectará positivamente a muchos ámbitos de nuestra vida diaria" ha asegurado el CEO de Siemens en España, Francisco Belil.

Seat, que lidera el grupo de empresas implicadas, ha dividido el proyecto en 7 áreas de investigación.

Iberdrola y Endesa se encargarán de la tarea destinada a la integración de la carga del vehículo en el sistema.

El proyecto VERDE concluirá en diciembre de 2012, cuando el consosrcio presente un prototipo de la nueva tecnología pero advierten que "no vamos a producir un coche, lo que vamos a hacer es crear conocimiento y tecnología que pueda ser aplicada a nuestro sistema", dijo este mismo año el consejero delegado del sector Industria de Siemens, Pascual Dedios quien aseguró también que la eficiencia de un motor eléctrico es del 60%, frente al 20% de los motores convencionales.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente