Enlaces accesibilidad

Malestar en el PSOE con Barreda por pedir una crisis de Gobierno tras el semestre español

  • El presidente castellanomanchego defendió una remodelación de Gobierno
  • Cháves, Montilla y Griñán se pronuncian: es decisión exclusiva del presidente

Por

Las entrevista José María Barreda, en la que pedía una reforma de Gobierno ha causado cierto malestar dentro del seno del partido socialista, donde reprochan al presidente de castilla manchego que no expresara su opinión en el Comité Federal del pasado sábado.

Fuentes de la dirección socialista, según han contado a EFE, han recriminado a Barreda que optara por utilizar los medios de comunicación para expresar sus opiniones sobre la necesidad de una crisis de Gobierno y que no lo hiciera en el seno del partido. Un comportamiento que algunas fuentes socialistas juzgan que puede estar condicionado por la proximidad de las elecciones autonómicas en mayo de 2011.

Las mismas fuentes han hecho hincapié en la defensa del derecho a la libertad de opinión, pero también han querido dejar claro que el partido dispone de los mecanismos necesarios para que cualquiera de sus miembros traslade sus comentarios.

Barreda sostuvo este miércoles que una "remodelación importante del Gobierno" cuando termine la presidencia europea y un Gabinete "más reducido" orientado a "combatir aquello que preocupa a los ciudadanos".

Tirón de orejas de Chaves, Montilla y Griñán

Sus declaraciones han encontrado contestación inmediata entre los propios "barones" socialistas, como el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, que ha sostenido que una crisis de Gobierno es una "competencia exclusiva del presidente" y ha opinado que estos planteamientos son "debates inútiles".

Quien también se ha pronunciado es el presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, quien ha replicado que "hay que ser muy respetuoso con las competencias de un presidente".

"A mí no me gustaría que nadie me dijera cuándo tengo que cambiar el gobierno", ha advertido Montilla. También en esa línea se ha expresado el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que, en tono jocoso, ha dicho en una entrevista en Radio Nacional que prefiere "dejar las cosas como están", ya que está "escarmentado del último cambio".

Griñán ha recordado que el último cambio de Gobierno que hizo Zapatero le cambió su vida y la de su familia -asumió la Presidencia de la Junta cuando Manuel Chaves fue nombrado vicepresidente-, por lo que ha pedido "por favor" que no haya más cambios, ya que prefiere "dejar las cosas como están".

Noticias

anterior siguiente