Enlaces accesibilidad

El cerebro de los atentados del 11-S podría ser condenado a muerte en EE.UU.

  • Las autoridades de Nueva York han pedido que sea juzgado en otro lugar
  • Los senadores republicanos piden que sea considerado criminal de guerra

Por

El presunto cerebro de los atentados del 11-S, Jalid Sheij Mohamed, podría ser condenado a muerte después de ser juzgado, según ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

"Será llevado ante la justicia y es probable que sea ejecutado por los atroces crímenes que ha cometido" dijo Gibbs en una entrevista en el programa State of the Union de CNN.

Está previsto que Mohamed y los otros cuatro detenidos -Walid bin-Atash, Ramzi Bin al-Shibh, Ali Abdul Aziz Ali y Mustafa al-Hawsawi- acusados de orquestar los ataques el 11-S sean juzgados en un tribunal de Nueva York, lo que ha desatado una fuerte polémica.

Parte de la oposición se debe a que el tribunal federal se halla muy cerca de la 'zona cero' donde se derrumbaron las Torres Gemelas, así como por el coste del juicio y la amenaza a la seguridad a la que puede verse sometida de nuevo la ciudad.

El pasado jueves el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que había respaldado el plan para que se celebrara allí el juicio, pidió al fiscal general, Eric Holder, que se traslade a otro sitio.

Todavía no se ha decidido donde será juzgado

El asesor político de la Casa Blanca, David Axelrod, ha señalado en el programa Meet the Press del canal NBC que todavía no se ha decidido dónde será juzgado Mohamed pero ha asegurado que la administración tendrá en cuenta la oposición local.

Axelrod ha señalado que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, todavía quiere que los cinco acusados sean juzgados en el sistema civil de la justicia estadounidense, y no en tribunales militares.

"El presidente cree que necesitamos tener en cuenta lo que están diciendo las autoridades locales, pero también cree que debemos llevar a Jalid Sheij Mohamed y los otros que están implicados en actos terroristas ante el sistema judicial estadounidense", ha subrayado Axelrod.

"Estamos hablando con las autoridades de Nueva York, entendemos su preocupación logística", ha dicho Gibbs en este sentido, quien ha asegurado que intentarán trabajar conjuntamente para llegar a una solución.

Los republicanos mantienen que es un criminal de guerra

También se oyen voces discrepantes entre legisladores de ambos partidos que esta semana enviaron una carta al fiscal general, para pedirle que revierta su decisión de procesar a Sheij Mohammed en ese tribunal.

"Le instamos enérgicamente a que reevalúe su decisión de procesar a Jalid Sheij Mohamed y a los otros presuntos conspiradores...en un tribunal (federal) del distrito sur de Nueva York. Los ataques del 11-S fueron un acto de guerra, y quienes lo planearon y ejecutaron son criminales de guerra", han señalado los senadores.

La carta fue firmada por los senadores republicanos John McCain, Lindsey Graham y Susan Collins, los demócratas Blanche Lincoln y Jim Webb, y el independiente Joe Lieberman.

"Este es un peligro real que no tiene ningún sentido", dijo McConnell, líder de la minoría republicana en el Senado, en el programa de CNN "State of the Union", y consideró que los acusados tendrían que ser juzgados ante una comisión militar en la prisión de Guantánamo.

McConnell advirtió de que los republicanos rechazarán una petición de presupuesto al Senado para costear los gastos del juicio y aseguró que algunos demócratas se unirán a ellos.

Noticias

anterior siguiente