Anterior La Guardia Civil aprecia vínculos del presidente de Murcia con la trama Púnica cuando era consejero Siguiente Chaves y Griñán defienden la "legalidad" de la gestión de la Junta de Andalucía en los cursos de formación Arriba Ir arriba

El explorador WISE, rumbo al espacio para detectar asteroides cercanos a la Tierra

¿Qué es un meteorito?

Los meteoritos son fragmentos de roca o metal que logran atravesar la atmósfera terrestre, según explica el profesor José María Madiedo, Titular de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, a rtve.es. Normalmente la atmósfera tiende destruir estos cuerpos, que pueden ser fragmentos de asteroides. La estadística dice que en un área como la Península deberían caer unos tres meteoritos al año. Madiedo aclara que en la mayoría de los casos pueden ser muy pequeños y no causar cráteres.

La NASA ha lanzado con éxito el explorador Wise (Explorador de Estudios en Infrarrojo). Parte con la misión de detectar la presencia de objetos cercanos a la Tierra y confeccionar un mapa del cielo mediante cámaras infrarrojas.

Wise ha sido lanzado con el cohete Delta II que ha sido el encargado de ponerlo en órbita a 525 kilómetros sobre los polos terrestres para que durante nueve meses capte millones de imágenes que permitirán trazar un mapa del cielo.

Según ha explicado el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por su sigla en ingles) de la NASA, las cámaras infrarrojas de WISE estarán dirigidas inicialmente a los llamados "objetos cercanos" a la Tierra, es decir. cometas y asteroides cuyas órbitas en torno al Sol los acercan a nuestro planeta.

El Explorador de Estudios en Infrarrojo proporcionará datos sobre su tamaño y composición y responderá muchos interrogantes a través de información que no puede conseguirse mediante telescopios de luz visible.

Las cámaras infrarrojas estarán dirigidas también a los puntos más lejanos del universo para estudiar galaxias, agujeros negros y polvo cósmico que no pueden detectarse mediante la luz visible y que permitirán a los científicos saber más sobre la formación de las galaxias.

Cuando finalice su misión, el telescopio habrá tomado casi 1.500.000 imágenes del cielo, según la agencia espacia estadounidense.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente