Manuel Castells: La Comunicación toma el poder

  • En una entrevista concedida en exclusiva a TVE desvela las claves de su última investigación
  • Informe Semanal emite el reportaje "Y otros muros tienen que caer"
  • Asegura que "el poder en la sociedad red, es el poder de la comunicación"

MAYTE PASCUAL - MADRID 

Conozco a médicos y epidemiólogos que trabajan para mejorar la sanidad pública en Andalucía y aplican los criterios recomendados por la UNESCO para mejorar las políticas públicas de salud, basados en la obra de Castells. He conversado en Barcelona con estudiantes que formaban parte de redes del mal llamado movimiento anti-globalización, que tenían como referencia muchos de sus trabajos. He dialogado con los máximos responsables de empresas de nuevas tecnologías que esperan los resultados de sus estudios empíricos.

La primera opinión sobre el libro que escribí con él hace tres años, la recibí mientras hacía un reportaje en Irlanda del Norte, por correo electrónico, el mismo día en el que el libro llegó a las librerías. Era un bloger, lo había encontrado, lo había leído y me aportaba sus comentarios en menos de veinticuatro horas. Además de las Universidades, los organismos de todo el mundo, los sindicatos y las organizaciones de base de cualquier tipo que le tienen como referencia y reclaman su opinión... no encuentro una repercusión similar en el mundo de ningún otro científico social en este momento.

Uno de los científicos sociales más relevantes

He tenido el privilegio de seguir muy de cerca, en los últimos años, su trabajo. Castells no es sólo, como muchos reconocen, uno de los científicos sociales más relevantes del mundo ahora mismo, es el único que se aventura en la osadía de explicar en que mundo vivimos, con un enfoque empírico, interdisciplinar, que combina lo local y lo global al mismo tiempo, el rigor metodológico y una abrumadora dosis de investigación de campo.

Castells no es solo una de las mentes científicas más influyentes del planeta hoy, es además, para muchas personas, un auténtico talismán. Su trabajo, su enorme esfuerzo, en el que sigue empeñado día a día, -y esto es muy reconfortante-, es una auténtica piedra preciosa de la Sociología que tiene la facultad de abrirnos de manera especial las puertas de la comprensión de lo que sucede en el mundo actual.

Hay muchos otros autores, sin duda extraordinarios. A todos, a los mejores, los cita en sus trabajos. Manuel Castells es respetuoso con todo lo que se ha hecho, pero nadie como él lo articula de forma que adquiere un sentido nuevo y lo convierte en el sustrato de su propia investigación original, rigurosa e incisiva. Creo que lo primero que hay que agradecerle es precisamente esto, que siga investigando sin descanso. Que continúe creando productos intelectuales con esa pasión intensa que le caracteriza.

Comunicación y Poder: Un salvavidas intelectual

No sé que sentirán la gran mayoría de sus lectores, no se que pensarán cuando vayan desgranando sus páginas, en ellas hay contenidos útiles para todos los ámbitos de la vida pública, de la universidad, de la política, de la empresa, de la administración. Cada uno encontrará, seguro, muchas aportaciones para su día a día. Para mí como para muchos periodistas y profesionales que estamos en el fragor de la batalla diaria de la comunicación, la obra de Manuel Castells, y de manera especial su última investigación: Comunicación y Poder, es un verdadero salvavidas intelectual. Algo a lo que agarrarnos para comprender qué nos está pasando, con qué podemos soñar y quizá hasta donde podemos llegar.

Para cuantos viven en el ojo de todos los huracanes mediáticos. Para quienes, a pesar de estar rodeados de luces y focos sienten con frecuencia, la dureza de estar recorriendo una oscura travesía en el desierto. Para quienes perciben, a veces, que en la Era de la Información tenemos grandes dificultades para comunicarnos, sus páginas son un lugar reconfortante, porque en ellas está la respuesta a la cuestión que obsesiona a las gentes del mundo de la comunicación como a muchas otras personas. Y es una respuesta optimista.

El tsunami que vive nuestro entorno, como tantos otros, tiene consecuencias trágicas y terribles para miles y miles de personas que pierden sus empleos, y para muchos medios en particular. Desaparecen periódicos, se hunden cadenas. Para el propio concepto de información tal como lo conocemos. Cada vez se cubren menos noticias internacionales, culturales, minoritarias, sencillamente porque no hay presupuesto. Pero este terremoto que está recorriendo el globo, también ofrece la oportunidad que encierra toda crisis, una apasionante ocasión de cambio. Puede que, por primera vez en la historia de la humanidad, nos estemos acercando a la posibilidad de que la información no tenga dueños.

La información ya no tiene dueños

La información ya no tiene dueños. O al menos está cambiando de manos. Manuel Castells lo argumenta como nadie. El poder de la comunicación está ya en la gente. La forma esencial de poder está en la capacidad para modelar la mente - dice Castells-. Tal vez, esa industria de las conciencias empieza a dejar de pertenecer a las fuentes hasta ahora conocidas.

Las hipótesis que él desarrolla en este su último libro para demostrarlo son apasionantes. Empieza definiendo lo que entiende por Poder. Continúa con una operación analítica similar en el caso de la Comunicación. Y cambia después la perspectiva de su investigación para poner el foco en como nuestras mentes humanas procesan los mensajes. Y cuales son los mecanismos, por ejemplo, por los que pueden ser víctimas de engaños masivos, como el proceso de desinformación en el caso de la guerra de Irak. Aborda más tarde como la política se convierte, sobre todo hoy, en una política mediática y desarrolla el análisis que ya inició en La Era de la Información sobre la política del escándalo.

Al final, explora de que forma los movimientos sociales y los agentes de cambio social avanzan en nuestra sociedad mediante la reprogramación de las redes de comunicación. Las personas, -dice él- todos nosotros, somos ángeles y demonios al mismo tiempo. Cada uno puede elegir. Lo mejor de Castells es que no da recetas. Ni doctrina. No le dice a nadie lo que tiene que hacer. Ni lo que tiene que pensar. Ni siquiera pide apoyo. Se limita a exponer lo que investiga y a desafiar al poder, a los poderes, simplemente relatando como se cuelan en nuestras mentes.

"Las relaciones de poder han sido las relaciones fundamentales en la sociedad a lo largo de la historia y en todos los países y culturas, y si las relaciones de poder se construyen en la mente a través de los procesos de comunicación, como intenta demostrar este libro, esas conexiones ocultas muy bien pudieran ser el código fuente de la condición humana". Esta es la clave capaz de mover nuestras sociedades, en este momento de la historia.

Juego con ventaja. Disfruto del privilegio, por mi profesión, de poder ser testigo en primera fila de acontecimientos que corroboran las tesis de Manuel Castells. Ya me ocurrió con su trilogía, la Era de la Información. Por eso escribimos un libro de conversaciones. Entre otras cosas, para relatar de que manera lo que el había identificado como tendencias se iba materializando en la realidad.

Hace unas semanas, cubría una cumbre de premios Nobel en el aniversario de la caída del muro de Berlín. Allí encontré muchas referencias que confirman su análisis, contenido en su trilogía, sobre la caída de la Unión Soviética, un proceso, en gran parte provocado por la opacidad y la inflexibilidad en materia de información y comunicación. Espero, con toda sinceridad, que todos tengamos la oportunidad de ver materializadas las posibilidades que se avanzan en las hipótesis de su libro Comunicación y poder.

Autocomunicación de masas

Espero que lo que el denomina autocomunicación de masas cuyo contenido se autogenera, cuya emisión se autodirige, y cuya recepción se autoselecciona por todos aquellos que se comunican, de realmente vía libre a un futuro aun más libre y creativo en la Comunicación.

Espero que lo que Castells llama campos de exterminio semántico en la política mediática, sean cada vez más contestados por multitudes inteligentes, y espero que dirigentes innovadores sean capaces de comprender el papel de las emociones en el comportamiento social y aprovechar, en el mejor de los sentidos, que, como recoge Castells,  nuestro cerebro político es un cerebro emocional.

El explica por qué la gente tiende a creer lo que quiere creer. Quizá ha llegado el momento de que empiece a pensar que todo está en sus manos. Al fin y al cabo , "Somos redes conectadas a un mundo de redes". Y "El poder en la sociedad red es el poder de la comunicación."

Vivimos sobre un polvorín, sobre muchos polvorines, puede que si no la aprovechamos ahora, la Historia no nos de otra oportunidad. No hace mucho, la mayoría de la población no sabía lo que era un teléfono móvil. Hoy, como recuerda Castells, tienen acceso a él cuatro mil doscientos millones de personas.

Algún día, no muy lejano, estoy segura de que muchos recordarán como el Presidente de la primera superpotencia mundial, Barack Obama, hablaba en público de los beneficios de la Comunicación en la segunda superpotencia mundial, China, que casualmente como recuerda Castells, es el país con mas personas conectadas a Internet.

Uno de los más prestigiosos sociólogos españoles aseguraba hace unas semanas que un día, quizá no muy lejano, alguien recordará que un investigador social español, como hizo Ortega con las masas, o Weber con el capitalismo, desentrañó la estructura fundamental de este mundo por primera vez globalizado, y que esa estructura era la Comunicación.

Es posible que a algunos les parezca algo exagerado tanto elogio. Creo sinceramente, que cuando no reconocemos la excelencia, y la inteligencia, tenemos un problema de comunicación. Que cuando nos resistimos a cambiar nuestros esquemas mentales, y a rendirnos al análisis, tenemos un problema de comunicación. Que cuando repetimos ideas preconcebidas, tenemos un problema de comunicación. Y cuando, como sociedad, tenemos un problema de comunicación, tenemos un problema de supervivencia.

Puede que -como se desprende de esta la obra de Castells- la imaginación de la gente, gracias a las nuevas tecnologías, por fin esté en condiciones de tomar el poder. ¿Quién podía aventurar hace solo unos años que esto iba a suceder?. Ni siquiera lo hubiera podido hacer él -a quién no le gusta nada entregarse a la prospectiva de futuro- cuando hace algo más de cuatro décadas daba clases, entre otros, a Daniel Cohn-Bendit. Ese fue el comienzo de una larga serie de exilios que le llevaron a ser quien es. Y que le condujeron, ahora con todos los argumentos, a demostrar que aquel grito: "¡La imaginación al poder!" garabateado en los muros de una universidad parisina, no era simplemente un sueño.

Del extracto de la entrevista que concedió a Televisión Española y que publicamos en esta página web, cada uno puede extraer la conclusión que lo confirma.

El sábado 28 de noviembre el programa Informe Semanal emitio un reportaje que contiene parte de su entrevista, entre otras . Se titula: "Y otros muros tienen que caer". En el se escuchan las voces de personalidades y Premios Nobel de la Paz, como Muhammad Yunus, Lech Walesa, Mariead Maguire y Plácido Domingo. El tenor español protagonizó una actuación sorpresa en el espectáculo global con el que se conmemoró la caída del muro. Fue el momento mas calido en una noche humeda y gélida... cuando todos, los máximos representantes de mas de treinta países y el público asistente... corearon al unisono las notas del "Berliner Luft". Aquella fue una mirada al pasado, con un mensaje para el futuro: los Premios Nobel de la Paz, reunidos en Berlín, hicieron un llamamiento para luchar por un mundo sin violencia, sin injusticias, donde se reduzca la brecha entre pobres y ricos y se elimen las discriminaciones culturales, étnicas o religiosas. Era el colofón, habían sido citados bajo un lema: "Derribando muros, por un mundo sin violencia"...

­­­­

TVE

Logotipo de La 1

EUROVISIÓN

Ruth Lorenzo canta ópera ante los fans

La cantante, en el London Eurovision Party. ¿Quieres cantar con Ruth Lorenzo? Únete al fanvideo de RTVE.es.

­­­­

RNE

Logotipo de Radio NacionalEl flamenco personal de Belén Maya cumple 30 años

El flamenco de Belén Maya cumple 30 años

NELLY ROMANOS.- "Yo soy muy camaleónica, mi baile depende de los músicos que tenga detrás".

Radio NacionalEn directo...
Radio ClásicaEn directo...
Radio 3En directo...
Ràdio 4En directo...
Radio 5En directo...
Radio ExteriorEn directo...
 

Comentarios

­ ­ ­ ­

Crisis en Ucrania

Un asalto a un cuartel ucraniano precede a la reunión de Ginebra

Kiev asegura que han muerto al menos tres de los atacantes.El Gobierno ucraniano niega bajas en sus unidades.La cita de las cuatro partes implicadas en el conflicto tiene lugar en Ginebra.

­ ­ ­ ­
El gran Barça hinca la rodilla

El gran Barça hinca la rodilla

RUBÉN HERAS

La derrota en la final de Copa agota el mejor ciclo de la historia culé. El Barça está a un paso de quedarse en blanco por primera vez desde 2007.

­ ­ ­ ­
París pide al BCE que actúe para depreciar el euro como contrapartida a los recortes en Francia

París pide al BCE que actúe para depreciar el euro en contrapartida a los recortes en Francia

El ministro de Economía francés cree que "es el momento de pasar a la acción". También reclama a la Comisión Europea políticas de inversión para reactivar la economía.

­ ­ ­ ­

El cómic en RTVE.es

Imágenes de 'A comer y a beber. Con las manos en la masa', 'Pawnee', The Black Beetle', 'Espíritu maligno', Kingdom Come' y 'Los otros superhéroes'

Grandes cómics para disfrutar en esta Semana Santa

JESÚS JIMÉNEZ.- Os recomendamos algunos de los mejores títulos del momento. Cómics de humor, aventuras, misterio y superhéroes

­ ­ ­ ­
Candado en la red.

Cifrar la red: una solución al espionaje masivo en Internet

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY'.- Organizaciones como la EFF proponen cifrar toda Internet para evitar el espionaje y ocho empresas ya siguen sus recomendaciones, entre ellas Facebook, Google y Microsoft.

Espacio reservado para promoción
cid:827