Enlaces accesibilidad

Condena unánime a la detención de Manuel Zelaya

Por
Reacciones al golpe en Honduras
Las condenas al golpe de Estado que ha derrocado a Miguel Zelaya se repiten mientras los militares han tomado las zonas aledañas a la Casa de la Presidencia de Honduras en la capital, Tegucigalpa.

  • El presidente hondureño, Miguel Zelaya, ha dicho desde Costa Rica, donde ha pedido asilo político tras ser detenido y expulsado de Costa Rica, que sigue siendo el presidente y que el "gobierno usurpador" no puede ser reconocido. También ha reclamado a Estados Unidos que demande la restitución del Gobierno legítimo del país. Se ha dirigido al país y le ha pedido que organice "resistencia pacífica". Ha denunciado ser víctima de un "secuestro brutal".
  • El presidente de Estados Unidos, Barack H. Obama, se ha mostrado muy preocupado por la detención y expulsión de Miguel Zelaya y ha afirmado "Igual que la Organización de Estados Americanos hizo el viernes, llamo a los actores políticos y sociales en Honduras a que respeten las normas democráticas, la ley y los principios de la Carta Democrática Interamericana". "Cualquier tensión y disputa existente debe ser resuelta a través del diálogo", ha agregado el presidente americano. Estados Unidos ha asegurado que no reconoce al nuevo presidente hondureño.
  • El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado su "más enérgica condena" por la detención y expulsión ilegal del presidente constitucional de la República de Honduras, Manuel Zelaya, exigiendo "su inmediata reposición en el cargo para el que fue democráticamente elegido". En un comunicado, Zapatero reafirma su convicción de que "la solución a cualquier disputa debe buscarse siempre desde el diálogo y el respeto a la normas democráticas". En este sentido el jefe del Ejecutivo considera "inaceptable que, por la vía de hechos consumados, se altere el orden constitucional y la estabilidad democrática de Honduras" y recuerda "que no hay ni puede haber solución a la crisis hondureña fuera del marco constitucional" de aquel país.
  • El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha condenado y ha repudiado hoy el "golpe de Estado troglodita" contra su colega de Honduras, Manuel Zelaya, y ha alertado que "llegó la hora del pueblo" y de los movimientos sociales de ese país centroamericano. Chávez ha pedido al Gobierno del presidente de Estados Unidos, Barak Obama, "que se pronuncie" porque, dijo, "el imperio tiene mucho que ver" con lo que sucede en Honduras. También ha llamado a los militares hondureños a que no propicien un "genocidio" por seguir órdenes de la "burguesía, de los ricos", que estarían empeñados en evitar que el pueblo de pronuncie sobre su destino. Chávez aseguró que los países de la región agrupados en la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA), al que pertenece Honduras "harán todo lo que esté en nuestras manos para restituir" el Gobierno constitucional del país centroamericano.
  • Cuba ha condenado "el golpe de Estado brutal y criminal" perpetrado en Honduras a través de suministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, que ha pedido a Naciones Unidas y a la Organización de Estados Americanos que "exijan la libertad inmediata y garantías sobre la vida" del presidente hondureño de la ministra de Exteriores, Patricia Rodas.
    El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha llamado a organismos internacionales, a sus colegas de Latinoamérica y a dirigentes de movimientos sociales "a condenar y repudiar este golpe de Estado militar en Honduras". En declaraciones ofrecidas en el Palacio de Gobierno, Morales dijo que en este momento hay una "emergencia internacional" por la situación de Honduras.
  • El presidente de la Asamblea General de la ONU, el nicaragüense Miguel D' Escoto, ha condenado la situación en Honduras y ha pedido el inmediato retorno del presidente de ese país, Manuel Zelaya, detenido por las Fuerzas Armadas hondureñas y llevado a Costa Rica. D'Escoto "condena de forma clara, rotunda e inequívoca los acontecimientos que tienen lugar en estos momentos en Honduras, que suponen un quebrantamiento de la legalidad constituyente y democrática", ha dicho a la agencia Efe el portavoz del presidente de ese órgano de la ONU, Enrique Yeves.
  • El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha condenado "severamente" el golpe militar en Honduras y ha pedido la colaboración del mundo contra esta crisis política. La OEA ha aprobado por aclamación una resolución de siete puntos que condena "enérgicamente" el golpe militar. Tras varias horas de deliberaciones a puerta cerrada, el Consejo Permanente aprobó la resolución que, entre otros elementos, condena el golpe militar, exige el retorno de Zelaya al poder y programa una sesión extraordinaria de la Asamblea General de la OEA para el próximo martes que estudie los pasos a seguir.
  • La Unión Europea (UE) ha condenado unánimemente el golpe militar  y ha pedido la inmediata restitución del orden constitucional, según ha anunciado en Corfú el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos."He informado a mis colegas, al conocer la noticia de que el presidente constitucional Zelaya había sido detenido por las fuerzas armadas hondureñas y la UE va a condenar sin paliativos ese golpe militar", ha declarado Moratinos a la agencia Efe tras una reunión con los ministros de Exteriores europeos.
  • La portavoz de Exteriores del PSOE, Elena Valenciano, ha condenado "rotundamente" el golpe militar en Honduras y ha pedido la inmediata restitución de la legalidad democrática y constitucional en este país y el regreso inmediato de su presidente, Manuel Zelaya. En declaraciones a Efe, Valenciano se ha comprometido, en nombre de su partido, a solicitar de la comunidad internacional un "firme compromiso con Honduras" y ha añadido que "el tiempo de los golpes militares en Centroamérica ha acabado" Ha informado además de que está en contacto con los portavoces de todos los grupos en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para promover una declaración conjunta en la que se defiendan los principios democráticos y de legalidad y se condene el golpe militar.
  • El portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, ha condenado hoy de forma "tajante" el "injustificable" golpe de Estado en Honduras y ha exigido, en nombre de su partido, que se restablezca el orden constitucional de manera "inmediata". En declaraciones a la agencia Efe, Arístegui ha señalado que el orden constitucional ha sido subvertido en Honduras por las fuerzas armadas, que deben, ha dicho, "reconocer su sumisión al poder civil". "La comunidad internacional está escandalizada por estos hechos anacrónicos y extemporáneos", ha añadido el portavoz del PP, quien ha remarcado que por graves que hayan podido ser los errores políticos del presidente del país, Manuel Zelaya, "sólo corresponde el juicio de los mismos al pueblo soberano en las urnas".
  • El Congreso de los Diputados ha expresado, con la "absoluta unidad" de todos los grupos parlamentarios, su "condena y completo rechazo" al golpe de Estado, exigiendo la "inmediata puesta en libertad" de los servidores públicos y diplomáticos retenidos. En un comunicado de la Comisión de Asuntos Exteriores, que preside Josep Antoni Duran i Lleida, el Congreso insta a la reposición en su cargo del presidente Zelaya, así como "el regreso de los militares a sus acuartelamientos y al cumplimiento de sus funciones y deberes constitucionales".
  • La Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) ha exigido la restitución en la presidencia constitucional de Honduras de Manuel Zelaya y ha afirmado que no reconocerá a ningún otro Gobierno en ese país. La ALBA, formada por Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela, ha fijado esa postura ante la Organización de Naciones Unidas.
  • La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha condenado "enérgicamente" el golpe de Estado registrado en Honduras y en su calidad de presidenta pro témpore de Unasur ha hecho un llamamiento a la reinstalación del presidente Manuel Zelaya.
  • El Grupo de Río, que reúne a los gobiernos de 22 países de América Latina, ha expresado "su más enérgica condena al golpe de Estado" en Honduras y ha exigido la restitución en el cargo del presidente Manuel Zelaya, en un comunicado difundido en México. La postura del Grupo de Río se ha dado a conocer justo cuando en Tegucigalpa el presidente del Parlamento de Honduras, Roberto Micheletti, prestaba juramento como nuevo jefe de Estado.

Noticias

anterior siguiente