Enlaces accesibilidad

Joven y licenciado, presa fácil de la imparable destrucción de empleo

  • El paro ha subido un 3,7% en general y un 10,4% entre los menores de 25 años
  • El sector en el que más ha crecido el paro ha sido el de los que buscan su primer empleo
  • CC.OO. denuncia que los licenciados tienen que optar por empleos no cualificados

Por
El paro ha subido en septiembre por sexto mes consecutivo y el Gobierno dice que lo seguirá haciendo este año y el que viene, una destrucción de empleo que se está cebando especialmente con los jóvenes. Esto, según Daniel Mesa, de Comisiones Obreras, se debe a que "los trabajos peor cualificados son los que primero se destruyen", y en España se da la contradicción de que "la juventud más formada que nunca ocupa los peores empleos".

Si el paro ha crecido un 3,7% para el total de la población, entre los menores de 25 años el aumento ha sido del 10,4%. Así, de las 95.367 personas que han engrosado las listas del paro este mes pasado, 30.111 eran jóvenes. Además, por sectores, el mayor aumento no ha sido ni en la construcción ni en los servicios, sino entre los que buscan trabajo por primera vez, el caso, precisamente, de los jóvenes que terminan sus estudios o los abandonan. 

"El problema es nuestro modelo productivo"

Para Daniel Mesa, responsable de Juventud en CC.OO., el que España ocupe el primer puesto de la Europa de los 15 en cuanto a paro y a paro juvenil se debe a "un problema estructural de nuestro modelo productivo. "En España tenemos las mayores cifras de fracaso escolar a la vez que el mayor porcentaje de licenciados", dice Mesa.

Es la pescadilla que se muerde la cola: como "no hay trabajo para todos los licenciados", explica Mesa, estos se ven abocados a trabajos no cualificados que, por otro lado, son los primeros en destruirse cuando hay crisis. 

Con los datos sobre la mesa -el 75% de los contratos a jóvenes duran menos de un año-, CC.OO. denuncia que "las malas prácticas de las empresas" impiden que dos de cada tres jóvenes que se quedan en paro puedan cobrar la prestación. Y es que, al no haber trabajado el año que exige la ley los jóvenes no tienen derecho a cobrarla.

De la precariedad laboral de los jóvenes sabe mucho S. que no quiere dar su nombre completo porque dice "no sé si mi contrato (trabajadora social en un ayuntamiento madrileño) va a durar una semana o unos meses". Tiene 29 años, dos carreras y dos master y un trabajo precario que no le permite independizarse. "Y la maternidad ni soñarlo", añade.

El modelo "no se cambia de un día para otro"

Para Daniel Mesa, "el modelo productivo basado en la construcción no se cambia de un año para otro, pero sí esperamos que el Gobierno introduzca reformas que inicien el cambio".

Las reformas más urgentes que hay que llevar al diálogo social son, en opinión de Mesa, la reforma de la Formación Profesional -para evitar el fracaso escolar y la sobrecualificación de los jóvenes- y la inversión en I+D+i, para que los licenciados tengan trabajo y la economía no dependa de la construcción.

Tasas de paro "cercanas al 20%"

Santiago Niño Becerra, catedrátido de Estructura Económica en la Universidad Ramón Llul de Barcelona, ha vaticinado en Radio Nacional que el año que viene el paro podría terminar en un 18% y ha añadido "en España nos tendremos que acostumbrar a tasas de paro en torno al 20%".

Niño asegura que el "modelo productivo español, basado en la construcción y sectores como el del automóvil, está anticuado". El futuro de la economía española, ha explicado, pasa por el aumento de la productividad, algo que por otro lado "hará que cada vez se necesiten menos trabajadores". "El panorama que viene será muy malo", añade pesimista el catedrático.

Noticias

anterior siguiente