Enlaces accesibilidad

Decenas de adolescentes israelíes dan una paliza a dos árabes para defender "la sangre judía"

  • Una cámara de seguridad ha captado la agresión, ocurrida a principios de mayo
  • Coincidía con la celebración del Día en Recuerdo de las Víctimas del Holocausto
  • Las víctimas fueron atacadas por una turba a la salida de un centro comercial

Por
Un grupo de jóvenes israelíes dan una paliza a dos árabes

Un vídeo muestra una brutal paliza protagonizada por decenas de jóvenes judíos contra dos adolescentes árabes a las afueras de un centro comercial del barrio-asentamiento judío de Pisgat Zeev, al noreste de Jerusalén.

La cámara de vídeo que lo ha captado, perteneciente presumiblemente de la seguridad del propio centro comercial y que recoge la página electrónica del diario Haaretz, grabó el violento suceso que se produjo a principios de mes durante el Día en Recuerdo del las víctimas del Holocausto.

En las imágenes se puede apreciar cómo un grupo de jóvenes se concentra en uno de los accesos del centro y posteriormente ataca a dos árabes que son violentamente arrojados al suelo, golpeados y pateados con ensañamiento junto a una valla situada en la mediana de una carretera.

Hace una dos semanas once jóvenes fueron acusados, entre ellos ocho menores, de haber participado en el ataque, que se registró aproximadamente a las once de la noche en el barrio de Pisgat Zeev.

Un ataque planificado

Según el acta de acusación, los jóvenes respondieron a un mensaje enviado a través del programa de mensajería instantánea por internet ICQ, que llamaba a la "sangre judía" a "poner fin al reinado de los árabes" en el barrio.

Según el auto, los adolescentes acusados respondieron a la convocatoria y se concentraron junto al centro comercial armados con cuchillos, palos y bates, con los que atacaron a los árabes de 16 y 18 años, residentes en el vecino campo de refugiados de Shuafat.

Uno de los jóvenes árabes, Ahmed Abu Camal, fue apuñalado en la espalda, aunque logró escapar.

La segunda víctima, cuya identidad no ha sido facilitada, fue descrito por uno de los sospechosos durante el interrogatorio como "un trampolín y un saco de boxeo", sobre el que "todo el mundo saltó, golpeó y pisoteó".

El joven permanece tendido inconsciente en el suelo en la mediana de la carretera, antes de ser llevado en volandas a otro lugar por lo que parecen ser agentes de seguridad del centro comercial.

Noticias

anterior siguiente