Enlaces accesibilidad

Baloncesto | Copa del Rey 2019

El Canarias vuelve a golpear primero en la Copa

  • Iberostar Tenerife se impone a Unicaja Málaga por 88-78, lastrado por su poco acierto exterior
  • Se enfrentará en semifinales al ganador del Barça-Valencia que se disputa a continuación

Por
El alero estadounidense del Iberostar Tenerife, Tim Abromaitis (d), lucha, junto con su compañero el ala-pívot Colton Iverson (i), con el ala-pívot francés del Unicaja, Mathias Lessort (c), en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey de Balo
El alero estadounidense del Iberostar Tenerife, Tim Abromaitis, con el balon ante Unicaja. EFE Efe

Como el año pasado, el Canarias ha abierto la Copa con una victoria, esta vez ante el Málaga, en un partido disputado sobre todo desde el perímetro: 88-78. Y lo de Iberostar Tenerife ya no es una sorpresa.

Se anunciaba un duelo equilibrado entre dos equipos parejos, tanto por historial reciente como por su rendimiento esta temporada, pero como en la primera vuelta de la Liga, hace poco más de un mes, los laguneros han acabado imponiéndose con cierta holgura. Una victoria que además fue clave para presentarse en Madrid como cabezas de serie en detrimento de los andaluces.

Pero este jueves, el tercer mejor ataque de la ACB (Unicaja) y la tercera mejor defensa (CBC) parecieron intercambiar sus papeles.

Las dos primeras canastas del partido fueron obra del escolta Milosavljevic, que con un triple puso el 0-5 en el marcador. Una declaración de intenciones de los malagueños, aunque un espejismo.

Los canarios no les dieron más alas y enseguida remontaron con un juego coral y la aportación destacada en esa fase inicial de Rodrigo San Miguel (uno de los tres internacionales del equipo que, junto al Estudiantes, más aporta a la última lista de Scariolo para la selección).

Al contrario que en el primer cuarto, donde la mayoría de los ataques acabaron cerca del aro, en el segundo la acción se trasladó al perímetro. Y eso desde el inicio (cuando White amplió la ventaja a 28-20 con un triple).

Solo un tiro de dos en un cuarto

La primera canasta de dos de este parcial no llegó hasta pasado su ecuador (mate de Iverson); y Unicaja solo lanzó (y falló) en una ocasión: le mantuvieron en el partido sus cinco triples anotados, única fase en la que les funcionó este arma.

Los laguneros llegaron a tener una ventaja de diez puntos (40-30), aunque al descanso se llegó con 44-36.

Tras el paso por los vestuarios, los cajistas diversificaron su tiro, pero apenas lograron acercarse. De hecho, en la recta final del tercer cuarto los insulares se escaparon (66-52) con Beirán asumiendo su condición de líder del equipo.

Una pequeña reacción permitió llegar al Málaga al último cuarto con los gritos de “¡sí se puede!” de su animosa hinchada, 10 abajo en el marcador (66-56).

Pero con otro triple —cómo no— y otra vez los 14 de diferencia a falta de 6 minutos, las esperanzas de los de Casimiro se desvanecieron, poco acertados por su parte en el tiro exterior (12 de 34 en el total del partido) . Al final, 88-78 con Iverson como máximo anotador del partido (19), seguido por su compañero Bassas (16).

Paradojas del marketing y el deporte, en el partido que abría la 83ª edición de la Copa en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, oficialmente denominado WiZink Center por la entidad financiera que lo patrocina, el primer eliminado es el único equipo español de la ACB (o Liga Endesa) al que esponsoriza otro banco: Unicaja. (Por cierto, el único nombre comercial realmente consolidado entre el público en general tras 28 años de patrocinio, aunque su afición sigue animando al “Málaga”, como la tinerfeña a su “Canarias”).

En fin, el equipo verde vuelve a decir adiós a las primeras de cambio (ya van tres veces seguidas) y ahora los de Vidorreta esperan rival: el sábado se enfrentarán en semifinales al ganador del Barça-Valencia que se disputa a continuación.

Deportes

anterior siguiente