Anterior Hamilton se lleva en Austin una nueva pole para su colección Siguiente El Barça gana al colista en otro día en la oficina Arriba Ir arriba
Sergio García, después de recibir la chaqueta verde al ganar el Masters de Augusta
Sergio García, después de recibir la chaqueta verde al ganar el Masters de Augusta REUTERS
Golf | Masters de Augusta

Sergio García alcanza la gloria y se viste de verde en Augusta

  • El golfista de Castellón logra su primer Major y la chaqueta verde

  • García se ha impuesto a Justin Rose en el desempate, tras empatar con -9

  • Hacía 18 años que un español no ganaba en Augusta, cuando lo hizo Olazábal

  • Segio García: "Es bonito conseguir lo que creo que merecía"

|

El golfista castellonense Sergio García ha conquistado el Masters de Augusta 18 años después de su estreno y de la victoria de su compatriota José María Olazábal en 1999, la última vez que un español ganaba un grande.

García, que ha acabado con -9, ha mantenido un mano a mano hasta el último hoyo con el inglés Justin Rose (-9), que ha llegado a ponerse con dos golpes de ventaja. Finalmente el español y el inglés han terminando empatando en el hoyo 18, pero un error de Rose en el desempate ha garantizado al español la primera chaqueta verde y el primer grande de su carrera golfística.

El de Borriol se enfunda la chaqueta verde que vistió en dos ocasiones Olazábal y otras dos Severiano Ballesteros. A sus 37 años, el castellonense embocó un 'birdie' en el desempate que le permitió emular a sus dos ídolos, en el que hubiera sido el 60 cumpleaños de 'Seve'. Sin duda, el genio de Pedreña, que falleció en 2011 tras una larga lucha contra el cáncer, inspiró a su pupilo.

Duelo frenético García-Rose

Sergio y Rose, empatados en el liderato (-6) tras el sábado, se han jugado el primer 'grande' de la temporada en un toma y daca en el que ambos se han intercambiado la delantera. Primero, el español, con un gran inicio en el que dos 'birdies' y un 'bogey' del inglés le han dado una ventaja de tres golpes tras cinco hoyos. Después ha despertado el campeón olímpico, trasladando la presión con tres 'birdies' seguidos.

Para la segunda vuelta, el Masters ha sido ya cosa de dos. Ha decepcionado el duelo entre los estadounidenses Rickie Fowler y Jordan Spieth, a uno y dos golpes de inicio, terminando ambos incluso fuera del 'Top 10', mientras que el belga Thomas Pieters ha llegado a empatar con Sergio en segunda posición, después de enlazar cuatro 'birdies'.

Tras el resurgir de Rose, Sergio ha sentido la presión, perdiendo de vista la calle en los hoyos 10, 11 y 13, este último con el inglés perdonando el 'eagle' y el 'birdie'. Obligado a reaccionar, el de Borriol lo ha hecho como reclamaba la ocasión recortando un golpe en el 14 y con un tremendo 'eagle' en el 15. Empatados en menos nueve con tres hoyos por delante.

Sergio García celebra su victoria ante Justin Rose Sergio García celebra su victoria ante Justin Rose

De nuevo ha vuelto el toma y daca. El subidón del español se ha llevado un jarro de agua fría al quedarse corto en el 'putt' del 16, pero Rose se ha ido al 'bunker' en el 17 para llegar empatados al último hoyo. Ahí ha perdonado Sergio, tuvo en su mano el ansiado primer 'major', pero no ha desfallecido para adjudicárselo con más épica si cabe en el desempate.

"Es bonito conseguir lo que creo que merecía"

"La verdad es que sigo siendo el mismo, aunque estoy muy satisfecho y muy orgulloso no sólo de cómo he estado en el campo, sino también de toda la gente que me ha apoyado y todos los que han estado ahí desde el principio de mi carrera", dijo García inmediatamente después de la ceremonia de entrega de la chaqueta verde de ganador del Masters.

"Es bonito conseguir lo que creo que merecía. Me he sentido muy tranquilo durante todo el día, porque sabía que estaba jugando bien", dijo con la misma serenidad con la que ha caminado por Augusta National, el golfista de Burriana.

"He sacado la raza", confirmó García, cuyo sensacional 'eagle' en el 15 propició su victoria, como ocurrió en 1994 con el bicampeón Olázabal, y cuyos golpes desde los árboles recordaron las recuperaciones magistrales durante las históricas actuaciones en Augusta National del añorado Ballesteros, el primer europeo que ganó un Masters en 1980.

Sergio García recibe el homenaje de los suyos

18 años después de que lo lograra Olazábal

Con 74 torneos del 'Grand Slam', 23 'Top 10', después de ser el mejor 'amateur' en el año de la segunda chaqueta de Olazábal, un 1999 en el que pudo lanzar su carrera contra Tiger Woods en el Campeonato de la PGA, después de ceder ya en un 'play-off' por el British en 2007, llega la vencida para un Sergio García que tras una larga espera abre la veda para nuevas conquistas.

El campeón de Borriol ha cumplido su sueño y el del golf español, que añoraba un 'major' desde hace 18 años. Los focos tardaron poco esta semana en centrase en un Sergio que estuvo en la pelea desde el primer día, pero antes del estreno Jon Rahm se comió los titulares españoles, como sensación de la PGA en el inicio de temporada.

El vasco, en su primera participación en el Augusta National, ha terminado en la posición 27 tras un domingo que se le ha hecho largo, a pesar de un gran 'eagle' en el hoyo 13, como le ocurriera el sábado o el primer día, cediendo un doloroso 7 en el 18. Una meritoria participación para seguir creciendo en el circuito.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente