Enlaces accesibilidad

Alhambra Nievas, el 'oro' arbitral del rugby 7 español

  • La árbitra granadina dirigió la final de rugby 7 femenino de los Juegos
  • En 2015 fue nominada como mejor árbitro del mundo junto a dos colegas varones
  • "Me siento respetada como árbitro y no siento que me miren como mujer-árbitro"

Por
Alhambra Nievas (centro), en la final de Rugby 7 femenino de Río 2016. noticias

Cuando en su Beas de Granada natal el reloj marcaba el primer minuto del 9 de agosto, la árbitra Alhambra Nievas señalaba el comienzo de la primera final de rugby 7 de la historia de los Juegos Olímpicos. Al contrario que en el cuento, con la llegada de la medianoche se cumplía un sueño. Arbitrar el Australia-Nueva Zelanda de la competición femenina se convertía en el mejor regalo por su trigesimotercer cumpleaños.

Alhambra Nievas es una de las mejores árbitras del m... No. Alhambra Nievas es una de los mejores árbitros del mundo. Y no lo dice el forofismo: fue nominada por la World Rugby entre los tres mejores de 2015.

[7 cualidades para arbitrar rugby 7 que te ayudarán en tu vida cotidiana]

Unos días después de la final, Nievas se confiesa "abrumada por las emociones". El bajón de tensión que sucede a un gran acontecimiento, la alegría de quien sabe que ha alcanzado una nueva cota profesional, el vacío -casi un duelo- que se siente el día después de culminar un proyecto que ha ocupado tus energías y tu preparación durante meses, la sensación de necesitar tiempo para digerir todo lo aprendido...

"Estoy intentado madurar todo lo que ha pasado y no es fácil -explica-. Ha habido muchas cosas buenas y pasas de estar en una nube a irte a tu casa y decir: esto ya se ha acabado, lo que llevas esperando tanto tiempo al final se esfuma y tienes que quedarte con los recuerdos, las anécdotas, las sonrisas, los momentos que hemos vivido juntos que han sido inolvidables".

La "típica friqui que se tragaba" el deporte televisado

Como toda historia de éxito olímpico, la de la árbitra granadina comienza hace años. "Desde que soy niña siempre soñé con estar en unos Juegos, soy la típica friqui que veía todos los deportes de la mañana a la noche en la tele", cuenta.

Descubrió el rugby en la universidad, donde estudió Teleco, y llegó a jugar en la selección española absoluta de rugby 7 y 15, aunque antes de los 25 ya había comenzado a arbitrar.

La internacionalidad llegó en 2012 y la explosión llegó en 2014. En 2015 fue la nominación del World Rugby entre los tres mejores árbitros del mundo. 

Al escuchar a Nievas explicar las características del trabajo de los árbitros, sorprende la sensación de no saber si lo hace como árbitra, como psicóloga o como coach. Se refiere con pasión contenida y con precisión a los valores del rugby, las virtudes que requiere su labor, la preparación exhaustiva que le ha llevado a la élite del rugby mundial...

"El arbitraje nos exige una gran preparación física, técnica y mental. La física es fundamental porque el rugby 7 es un deporte muy explosivo y te exige rapidez para seguir la velocidad del juego; la técnica, analizando vídeos y tomas de decisiones para tomar las decisiones correctas porque en el rugby 7 un error se ve mucho y tiene un impacto muy grande, y la mental, para controlar la presión y acertar".

Árbitro, no mujer-árbitro

La forma de hablar de Nievas, sus gestos e incluso la mirada transmiten una calma por la que confiesa ser conocida en el terreno de juego. Al final de la entrevista, cuando habla de "reflexionar sobre todo lo que he conseguido y lo que significa esto dentro de mi vida", esa superficie mediterránea se quiebra. Apenas se adivina en el tono de sus palabras, pero sus ojos se humedecen.

¿Lo próximo? Después de los Juegos toca pasar un tiempo con la familia y en septiembre vuelta al tajo internacional y en octubre arbitrará un Nueva Zelanda-Australia en Eden Park previo a la Bledisloe Cup. En el horizonte, el Mundial de 2017, en el que aspira a estar.

Rugby - Women's Quarterfinals Britain vs Fiji

Rugby - Women's Quarterfinals Britain vs Fiji REUTERS ES

Sobre las dificultades a las que se puede haber enfrentado por su condición femenina, Nievas asegura que "cuando piso un campo de rugby me siento respetada como árbitro y no siento que me miren como mujer árbitro. Me juzgan por mi rendimiento como árbitro. Aunque es cierto que el rugby tiene unos valores intrínsecos que impiden que aparezca el machismo".

El rugby español ha hecho historia con la participación de las selecciones masculina y femenina, pero también por el éxito de esta árbitra. Alhambra se suma así al momento de gloria del deporte femenino en España ("los árbitros también somos deportistas y contribuimos a que los juegos sean un éxito"), que parece destinado a ser el que más alegrías nos dé, de nuevo, en unos Juegos Olímpicos.

Deportes

anterior siguiente