Enlaces accesibilidad

Río 2016 | Natación

Michael Phelps recupera su trono en el 200 mariposa

  • El nadador estadounidense conquista el oro en su prueba fetiche
  • Chad le Clos, su gran rival, se quedó fuera de las medallas
  • El japonés Sakai es plata y el húngaro Kenderesi bronce
  • Phelps también suma un nuevo oro en el 4x200 libre
  • Quiz: ¿Qué sabes de Michael Phelps?

Por

Michael Phelps sigue siendo el rey. El Centro Acúatico Olímpico de Río de Janeiro ha vivido su gran noche con la prueba reina de la natación, el 200 mariposa, en la que el estadounidense ha recuperado su trono y se ha vengado del sudafricano Le Clos, campeón en Londres 2012, que en esta ocasión solo pudo ser cuarto.

Por delante de él han llegado el japonés Sakai y el hungaro Kenderesi, invitados sorpresa en el legendario duelo entre Phelps y Le Clos en Río 2016. Llevaban mucho tiempo esperando este día y Phelps ha apuntado una muesca más en su histórica biografía olímpica. 

Con la piscina rendida a sus brazadas, Phelps ha levantado el puño en señal de su supremacia en mariposa, el estilo con el que debutó en unos Juegos hace ya doce años y del que posee ocho récords mundiales e innumerables medallas en 200. 

No es una victoria más para el tiburón de Baltimore, que llevaba un año enzarzado con Le Clos, con el que ha matenido declaraciones cruzadas desde que el estadounidense mejorara la marca con la que Le Clos se proclamó campeón del mundo en Kazán, donde Phelps no pudo estar por su sanción por conducir ebrio. 

Era su 20ª medalla de oro olímpica, pero se ha emocionado como pocas veces en lo alto del podio. Y lo ha hecho todavía más cuando ha saludado a su mujer y ha abrazado a su hijo de tres meses.

El hundimiento de Le Clos

Esta noche, con un tiempo de 1:56.36, Phelps ha vuelto a ser el más rápido y, además, ni siquiera ha tenido que jugarse el oro con su rival acérrimo, que se ha hundido hasta quedarse fuera de las medallas. Le pasó como un fueraborda el japonés Masato Sakai, que comenzó su último largo sexto y lo terminó con una plata colgada al cuello.

El húngaro Tamas Kenderesi, el hombre que podrá contar a sus nietos que ganó a Phelps en una semifinal olímpica y a Le Clos en una final, consiguió el bronce con un tiempo de 1:53.62.

Phelps hace doblete de oro con el 4x200

Y, por si fuera poco, Phelps cerró su gran noche con un nuevo oro en el 4x200, que ganó el equipo estadounidense con un tiempo de 7:00.66, sobre Gran Bretaña y Japón, plata y bronce respectivamente.

Phelps suma con estas ya 21 medallas de oro y un total de 25 preseas en los Juegos Olímpicos. El mejor deportista de la historia olímpica sigue haciendo historia.

Deportes

anterior siguiente