Enlaces accesibilidad

Eurocopa 2016

Portugal, Eder e Islandia, triunfadores de una Eurocopa de héroes inesperados

  • Un gol del suplente Eder Lopes da a Portugal su primera Euro, con Pepe 'MVP'
  • Francia perdió por primera vez una final en casa y Griezmann fue Bota de Oro
  • Islandia y Gales, grandes sorpresas de la primera Eurocopa con 24 selecciones
  • España se despidió de forma prematura y puso fin al mejor ciclo de su historia

Por
Eder Lopes celebra la Eurocopa con el trofeo en sus manos.
Eder Lopes celebra la Eurocopa con el trofeo en sus manos. REUTERS

Se acabó la Eurocopa 2016 con Portugal levantando su primer gran título internacional ante el anfitrión, Francia. Un gol de Eder en la prórroga resolvió el torneo continental y dio paso a la fiesta, con Cristiano Ronaldo levantando el deseado trofeo. Desgranamos las claves de una Eurocopa que no pasará a la historia por su gran juego, pero sí por muchas otras cosas.

Portugal se redime y hace historia

No empezó nada bien la Eurocopa, pero en el fútbol, y más en este torneo, Portugal tiene claro que hasta el final todo es posible. Tras clasificarse como tercera de grupo con tres empates ante Hungría, Islandia y Austria, fue superando fases. Se deshizo de Croacia en octavos en la prórroga, de Polonia en cuartos en los penaltis y de Gales en semifinales en el único partido que ha ganado en los 90 minutos reglamentarios. En la final, en casa del anfitrión y con Cristiano Ronaldo lesionado a las primeras de cambio, se hizo grande con un gol de un antihéroe como Eder en la prórroga. Tras perder en casa la final de 2004, Portugal, al fin, ha levantado su primera Eurocopa

Eder Lopes, el héroe inesperado

Nadie contaba con él. Ni siquiera una buena parte de la afición lusa, que dudaba de la convocatoria del '9' del Lille. Tradicionalmente huérfana de grandes delanteros, Eder fue una apuesta personal del seleccionador Fernando Santos, que decidió darle entrada en la final de París tras haber jugado apenas unos minutos en todo el torneo. Y el punta respondió a la confianza con un gol histórico para su selección. Un latigazo por el que se le recordará siempre.

Francia llora en casa

Era la gran favorita. La anfitriona, pese a no contar con Benzema, afrontó su Eurocopa con un equipo formidable y de físico portentoso. Con sombras y luces, el equipo de Deschamps se plantó en la final y llevó la iniciativa ante Portugal, pero la suerte no estuvo de su parte y perdió por primera vez una final en casa, tras las victorias en la Eurocopa de 1984 y el Mundial de 1998. Destacó el brillo de Payet y Ribéry, la eclosión de Umtiti y Sissoko, y la decepción de Pogba, del que se esperaba mucho y no resultó determinante para Francia.

Pepe, MVP de la final

Fue elegido el mejor jugador de la final y coronó una temporada de ensueño en la que, junto a Cristiano Ronaldo, ha levantado la Champions y la Eurocopa. Rey de Europa por derecho propio, el central madridista está en el mejor momento de su carrera. A sus 33 años, fue un muro para todos los rivales de la selección lusa en este campeonato.

Griezmann, Bota de Oro

La otra cara de la moneda lleva el nombre de Antoine Griezmann. El delantero del Atlético de Madrid lamentó tras la final lo cerca que se ha quedado del éxito esta temporada: "Es la segunda final perdida en un mes... una mierda". Sin embargo, como en su temporada como rojiblanco, el 'bleu' estuvo a un altísimo nivel y se marcha con la Bota de Oro gracias a sus seis goles.

España, el adiós prematuro del campeón

La campeona de las dos últimas Eurocopas se despidió de manera prematura al perder con Italia en octavos de final. Pese a un buen comienzo de Eurocopa, con fases del mejor fútbol visto hasta ese momento en el torneo, la selección de Del Bosque cayó ante una Italia superior y puso fin al mejor ciclo de su historia, en el que ganó dos Eurocopas y un Mundial. El seleccionador, además, anunció su marcha tras el torneo y dejará paso a una nueva etapa en el fútbol español..

Islandia hace vibrar a Europa

En la Eurocopa más numerosa de la historia, con 24 selecciones, la novedad estaba en ver cómo se desenvolverían en un gran torneo selecciones pequeñas como Albania, Irlanda del Norte o Islandia. La gran sorpresa fue esta última, que protagonizó todo un cuento de hadas en Francia. Tras dejar a Holanda fuera de la Eurocopa en la fase de clasificación, los 'vikingos' pasaron como segundas de grupo por delante de Portugal, protagonizaron un bombazo al dejar fuera a Inglaterra en octavos y cayeron con honores ante Francia en cuartos. Islandia, con su estilo aguerrido y su ruidosa afición, fue todo un amor de verano para media Europa.

Gales, mucho más que Bale

Si Islandia fue una sorpresa, tampoco ha estado nada mal la Eurocopa de Gales, con Bale y Ramsey a la cabeza. El madridista firmó un gran torneo y condujo a su selección hasta unas históricas semifinales, dejando en la cuneta a la pujante Bélgica y siendo eliminada por, a la postre campeona, Portugal.

El barómetro de la UEFA corona a Payet

Debutó en el torneo con polémica por ignorar a Iniesta tras su gran debut en la Eurocopa y cierra el torneo coronando a Payet como el mejor jugador. El barómetro de la UEFA, que mide el estado de forma de los jugadores, colocó al francés al frente de la lista de los 'cracks' de la Eurocopa, seguido de Griezmann, Bale, Kroos, De Bruyne, Hazard, Cristiano Ronaldo, Özil, Pogba y Raphael Guerreiro.

Euro sin brillo

La Eurocopa de Francia no pasará a la historia por su buen juego ni por grandes partidos para la historia. Los choques igualados, las prórrogas y los penaltis han sido una constante a lo largo del torneo, en el que la semifinal entre Francia y Alemania, ganada por los galos con dos goles de Griezmann, fue el partido más brillante.

Los violentos buscaron protagonismo

Desplazó a la actualidad deportiva en las primeras jornadas del torneo e incluso Rusia e Inglaterra pudieron ser expulsadas por la bochornosa actitud de sus ultras. Aunque los disturbios se fueron apagando con el paso de los días, hubo un broche final con 50 personas detenidas en París por enfrentamientos con la policía en los alrededores de la torre Eiffel.

Deportes

anterior siguiente