Enlaces accesibilidad

Europeo de Balonmano 2014 | España 29 - Croacia 28

España gana la medalla de bronce a Croacia en el Europeo de balonmano

  • España hace su mejor partido para derrotar (29-28) al difícil equipo croata
  • Cañellas y Sierra, destacados en el gran trabajo de conjunto de los 'Hispanos'
  • El balonmano español logra la quinta medalla europea de su historia

Por
España, bronce europea de balonmano

Ficha técnica:
28 - Croacia: Alilovic; Horvat (3, 1p), Kopljar (1), Duvnajk (8), Bicanic (-), Strlek (3) y Vori (1) -equipo inicial- Losert (ps), Gojun (-), Vukovic (-), Buntic (5), Valcic (-), Cupic (2p), Musa (2), Nincevic (-) y Sliskovic (3)
29 - España: Sierra; Víctor Tomás (-), Maqueda (4), Gedeón Guardiola (1), Morros (1), Cañellas (8, 5p) y Ugalde (2) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Rocas (1), Raúl Entrerríos (2), Sarmiento (2), Aginagalde (7), Andreu (-), Antonio García (-) y Rivera (1)
Marcador cada cinco minutos: 1-2, 5-4, 7-8, 8-11, 12-12 y 13-16 (Descanso) 17-18, 19-20, 20-23, 23-25, 26-27 y 28-29 (Final)
Árbitros: Stark y Stefan (ROU). Excluyeron por dos minutos a Musa (2) y Duvnjak por Croacia; y a Morros, Raúl Entrerríos y Ugalde por España.
Incidencias: Partido disputado en el Jyske Bank Boxen de Herning ante 14.000 espectadores. Lleno.

España ganó la medalla de bronce del Europeo de balonmano al derrotar (29-28) a Croacia, en un choque en el que los de Manolo Cadenas realizaron su mejor encuentro del Campeonato. Los 'Hispanos' consiguieron así volver al podio continental ocho años después y ante el mismo rival que los apeó del tercer puesto en el torneo de hace dos años.

La selección española hizo un alarde de coraje y carácter, no en vano son campeones mundiales, para sobreponerse al varapalo de la eliminación de la semifinal y lograr la quinta medalla continental de su historia. El bronce de este domingo se une al de hace 13 años y a las de plata de los años 1996, 1998 y 2006.

Fueron 60 minutos de un partido tenso, muy nivelado entre dos conjuntos bien armados, conocedores del rival y de una tremenda intensidad, en los que España impuso su mayor categoría y poderío físico. De la mano de un inmenso Cañellas, de nuevo el mejor del equipo y máximo anotador (ocho goles) y la gran actuación de Sierra, los de Cadenas alcanzaron un meritorio triunfo.

España salió muy centrada en el objetivo y con gran intensidad defensiva. Defensa en 6-0, que salió hasta la línea de nueve metros para frenar a Croacia, y buen juego en apoyo. Gojun golpeo el rostro de Cañellas nada más empezar, pero los croatas no pudieron evitar que Cañellas fuera un martillo para los 'Hispanos' desde la línea de siete metros.

Los de Cadenas encontraron sus mayores problemas en el contragolpe croata, que los llevó a un inquietante 4-5 en el minuto 10, aunque Sierra estuvo fenomenal en la puerta y puso su granito de arena impidiendo varios de ellos.

Un bronce que sabe a gloria

España aprovechó su fortaleza y, sin renunciar al contraataque, se puso por delante en el marcador ya desde el minuto 11. Fue en el ataque posicional y en la serenidad donde los españoles alcanzaron sus mejores frutos. Entrerríos puso la máxima ventaja (11-8) en el minuto 19 y 'parapenaltis' Pérez de Vargas evitó un siete metros de Horvat.

Sin embargo, una ligera precipitación permitió volver a los croatas (12-12 minuto 24). La inspiración de Sierra, recuperar la posición y el genio de Cañellas llevaron a España a una buena renta (16-13) al descanso.

Croacia salió dispuesta a enmendar errores en la segunda mitad, pero los de Cadenas respondieron a cada acción rival. La primera inferioridad hispana, y del partido, llegó en el minuto 33 y se saldó con el acercamiento croata (18-17), rápidamente neutralizado en la primera superioridad, que materializó Aginagalde (19-17), considerado como el mejor pivote del torneo.

Final de mucha emoción

El irundarra no marcó su primer gol hasta el minuto 23, pero acabó con siete y actuó con autoridad en su zona. Maqueda recuperó efectividad, aunque 'se la jugó' a veces. El choque tenía aún todo por decidir y España supo mantener el ritmo y la corta ventaja (23-21 en el minuto 45).

Denis Buntic logró que Croacia no se descolgase del partido, aunque siempre a remolque (26-23 minuto 51) y con sucesivos acercamientos. El hecho es que Croacia llegó con opciones a la recta final. La exclusión de Ugalde, con 27-26 y a tres minutos del final, aumentó aún más la emoción.

En un final de vértigo, con España en inferioridad, Duvniak golpeó a Cañellas y fueron los 'Hispanos' los que se quedaron con uno más y el propio Cañellas puso la puntilla (29-27) a cuarenta segundos de la conclusión. La quinta medalla europea de la historia no podía escaparse y no se escapó. España la mereció.

Deportes

anterior siguiente