Enlaces accesibilidad

Un Messi a medio gas sella el pase a octavos del Barça

  • Los azulgranas se han impuesto por 3-1 al triste Milan de Allegri
  • Messi marcó dos goles y Busquets, uno; Piqué anotó en propia puerta
  • El '10' del Barça ha dado síntomas de estar el camino a su mejor versión
  • Datos y estadísticas del FC Barcelona 3 - AC Milan 1 de la fase de grupos

Enlaces relacionados

Por

Messi se reencuentra con el gol en la victoria del Barça al Milán

Ficha técnica:

3 - Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Sergio Busquets, Xavi (Song, min.88), Iniesta (Cesc, min.78), Alexis, Messi y Neymar (Pedro, min.85).

1 - Milan: Abbiati; Abate, Zapata, Mexès, Emanuelson, Montolivo, De Jong, Poli (Birsa, min.74), Muntari, Kaká (Matri, min.84) y Robinho (Balotelli, min.46).

Goles: 1-0, m.30: Messi, de penalti. 2-0, m.38: Sergio Busquets. 2-1, m.45: Piqué, en propia puerta. 3-1, m.82: Messi.

Árbitro: Milorad Mazic (SRB). Mostró tarjeta amarilla a Abate (min.28), Muntari (min.32), De Jong (min.56), Alexis (min.62).

Incidencias: Partido de la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou antes 80.517 espectadores.

El FC Barcelona se ha impuesto en el Camp Nou al AC Milan por 3-1 y sella el pase a octavos de final, que si no hay sorpresas, lo hará como primero de grupo de la Champions League, le vale con ganar al Ajax en su próxima cita. [Datos y estadísticas del partido]

Los azulgranas dominaron la primera mitad ante un inoperante Milan, que despertó en la segunda parte con la salida Balotelli. El delantero italiano se bastó para llevar más peligro en cinco minutos que todo su equipo en 45.

Un Messi a medio gas anotó dos tantos, uno de penalti, y dio síntomas de estar en el camino para encontrar su mejor versión. Busquets marcó de cabeza el segundo del Barça y Piqué dio alas al Milan antes del descanso con el 2-1 en propia meta.

El Milan salió al Camp Nou a hacer lo mismo que en San Siro, juntar dos líneas en su área de cuatro y cinco, para robar y buscar a Robinho, único hombre arriba. Pero en esta ocasión, los italianos no tuvieron la misma viveza que hace 15 días.

Mientras, el Barça salió a tener el balón y no encontró ninguna presión del Milan en la salida del juego, que esperaba agazapado a pocos metros de la frontal del área, donde acumulaba soldados en la trinchera.

Los azulgranas salieron bien plantadaos y sin prisas. Con el pase de los minutos fueron dándole velocidad al juego y se asociaban por el centro y las bandas con paredes rápidas, para romper las férreas filas milanistas.

El primer tiro del Barça a la puerta de Abbiati fue a los cuatro minutos. Xavi se encargó de chutar una falta peligrosa desde la frontal, pero le dio exceso de rosca y la dirección del balón se fue desviando de la portería.

Messi acaba con la sequía

Messi, que llevaba sin marcar tres partidos, quería acabar con la mala racha anotadora y en su juego. El argentino intentó participar en todas las jugadas que iniciaba su equipo y se asociaba con Xavi y Neymar constantemente.

El primer aviso lo dio enua pared con Xavi en un palmo de terreno y se iba a plantar delante de Abbiati, cuando apreció Abate por la izquierda para despejar el balón y evitar el tiro del '10' culé.

Con el Barça volcado en la portería de los rossoneros, el gol era cuestión de tiempo. El equipo del 'Tata' tuvo un pequeño bajón en su juego de diez minutos, entre el 20 y 30. La apatía del Milan se fue contagiando y un descuido de los culés les podría salir muy caro.

Entonces apareció Iniesta en el 28 para poner un pase a la espalda de la defensa sobre Neymar, que leyó perfectamente la jugada y le ganó la posición a Abate. El lateral italiano derribó al brasileño y el colegiado del choque, el serbio Milorad Mazic, pitó la pena máxima.

Neymar le cedió el tiró a Messi, que es quien habitualmente lanza los penaltis. El público azulgrana coimenzó a corear su nombre para animar al astro. El argentino puso el balón en el punto de lanzamiento y no se lo pensó, aseguró el disparo por el centro y con potencia; Abbiati se venció a la derecha y el tanto subió al marcador. Es el quinto tanto de Messi en tres partidos que ha disputado en la presente Champions.

Con el 1-0, el Barça se descuidó un poco y en el 35 Montolivo sacó un disparo dentro del área que se fue al lado del palo derecho de Valdés. La acción se debió a la descolocación de la defensa.

Cuatro minutos después, Neymar provocó otra falta de Abate por su banda. Xavi se encargó de colgarla al área pequeña, donde Busquets batió con un tiro impecable de cabeza al portero italiano. El mediocentro del Barcelona no tuvo oposición de la zaga rossonera.

Justo cuando se cumplía el tiempo reglamentario, en otro falló de concentración del Barça, Kaká se fue en carrera por la izquierda y colocó la bola al primera palo. La mala fortuna hizo que Piqué se marcase el primer gol de Milan en propia meta al intentar despejar el centro.

El Milan se fue al descando otra vez metido en el partido, cuando dos minutos antes estaban practicamente desahuciados. Los italianos marcaron sin haber tirado ni una sola vez entre los tres palos.

Sigue la falta de Chispa

El gol en propia meta y la salida de Balotelli reavivaron a un Milan apático y conformista. El delantero italinao se bastó para crear más peligro en cinco minutos en el campo, que todos sus compañeros en la primera parte.

Balotelli se machó con su potente zancada por la derecha y se revolvió en el área azulgrana, para sacar un chut raso y potente que hizo emplearse a fondo a Valdés, por priemra vez en todo el choque.

Los azulgranas se encargarón de poner la réplica en la siguiente acción con un tiro de Xavi, que desvió a la escuadra Messi con el tacón. La jugada y posterior gol quedaron sin valor, ya que el colegiado anuló la jugada.

El Milan estaba más abierto y buscaba con más insistencia y peligro la portería contraria, con salidas a la contra y buscando la potencia de Balotelli.

Mientras, los azulgranas jugaban con fuego y a ratos despertaban del letargo. Se quedaban esperando a ver qué hacían los rossoneros para intentar robar y salir a la contra, para aprovechar el plan alternativo del que habló Alvés en la rueda de prensa previa, sin mucho éxito.

Los mejores momentos se vivían cuando el Barça intentaba jugar a lo que sabe, con circulaciones rápidas. Abbiati sacó una mano providencial a tiro de Iniesta desde la frontal del área en el 58.

El Milan tuvo su oportunidad de haber empatado, pero la falta de tino de Kaká fue determinante. De nuevo, Balotelli se fue de Adriano con una facilidad pasmosa y colgó un balón que remató fuera el brasileño por centímetros, fue la mejor ocasión de los italianos.

Martino quiso dar refresco al centro del campo y puso a Cesc en lugar de Iniesta. El ex del Arsenal facilitó notablemente el juego de Messi, la conexión entre ambos es total.

Neymar dejó su marca en el partido con una juagda de la casa. El único fichaje de los azulgranas recibió en la izquierda y se fue hacia el centro buscando el tiro, para lo que tuvo que deshacerse de cuatro 'rossoneros'. Al final, le faltó ese punto de frescura para haber mandado el balón entre los tres palos. Los aficionados culés gritaron su nombre tras la acción.

La sentencia llegó en el 82, con una jugada por el centro entre Fábregas y Messi. Ambos se asociaron para que tras una pared, el '4' del Barça devolviese un pase perfecto al argentino, que no dudó en amagar y batir por alto a Abbiati.

El Barça se enfrentará en el quinto partido de la fase de grupos al Ajax. Si gana, confirmará su pase a octavos como primero del grupo.

Deportes

anterior siguiente