Enlaces accesibilidad

Celtic 0-1 FC Barcelona | Champions League

El Barça rompe el muro escocés

  • Cesc Fábregas da la victoria azulgrana ante un equipo con diez jugadores
  • Neymar se queda sin marcar, pero asume galones en el cuadro de Martino
  • Valdés se muestra de nuevo providencial con empate a cero en el marcador
  • Datos y estadísticas del Celtic 0-1 FC Barcelona de Champions

Por
Neymar baila y Cesc remata

Ficha técnica:

0. Celtic: Forster; Lustig (Forrest, min.70), Ambrose, Van Dijk, Izaguirre; Matthews, Brown, Mulgrew, Samaras; Commons (Pukki, min.85) y Stokes (Kayal, min.70).

1. Barça: Valdés; Alves, Bartra, Piqué, Adriano; Busquets, Xavi, Iniesta (Song, min.89); Neymar, Cesc (Tello, min.77) y Pedro (Alexis, min.73).

Árbitro: Frédéric Cano (FRA). Mostró cartulina amarilla a Lustig (min.44), Cesc (min.54), Busquets (min.74), Samaras (min.76), Izaguirre (min.85) y Alexis (min.89). Mostró cartulina roja a Brown (min.58).

Gol: 0-1, min.75: Fàbregas.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo H de la Liga de Campeones disputado en el Celtic Park de Glasgow ante 60.000 aficionados, que llenaron el recinto.

Antes del partido, los aficionados escoceses extendieron un inmenso mural en uno de cuyos laterales figuraba la leyenda 'This is Paradise' ('Esto es el Paraíso').

El FC Barcelona culmina con buen resultado el asedio en Glasgow ante el Celtic, y logra una trabajada victoria (0-1) en la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions League. [Datos y estadísticas del Celtic - FC Barcelona]

Cesc Fábregas fue el autor del único gol del partido. Un tanto que vale tres puntos y esconde en parte las carencias ofensivas del equipo de Gerardo 'Tata' Martino cuando falta su principal referencia ofensiva, Leo Messi.

La grada de Celtic Park estaba deseosa de repetir la hazaña de la temporada anterior y recibió a los equipos con "You'll never walk alone" y un mosaico que daba la bienvenida a los jugadores al "paraíso", como se conoce al estadio de Glasgow.

Aquel 2-1 se fraguó con Messi, pero sin Piqué. En esta ocasión no estaba el argentino y sí el central, acompañado del canterano Marc Bartra. El 'Tata' Martino optó por suplir al mejor jugador del mundo con Fábregas como "falso nueve", más Neymar y Pedro en punta.

Variantes en el equipo de Martino, no así en el de Neil Lennon, que recibió a los azulgranas -este martes, de negro- con el esperado cerrojazo y contragolpe confiado en Samaras. Ante el cierre escocés, Neymar e Iniesta probaron con dos "ganzúas" de clase, uno en banda y otro con un caño en el área, pero se toparon con las ayudas en defensa.

Pero la primera la tuvo Samaras en una contra, tras combinación de Commons y Stokes, pero el griego la recibió algo escorado y no tuvo problemas para detenerla Víctor Valdés. Primer aviso.

Dispuesto a incordiar a la defensa del Barça, el heleno se prestaba además a ser la referencia en los balones largos, aprovechando su corpulencia, aunque pecaba en ocasiones de individualista.

Los barcelonistas intentaban abrir los espacios ensanchando al máximo el campo, con las incorporaciones de los laterales brasileños Alves y Adriano. Aprovechando el repliegue del Celtic, ambos encontraban mucho espacio para subir. Poco a poco el toque de los culés iba acogotando a los locales, aunque los intentos de poner a prueba a Foster llegaban desde lejos.

Con el paso de los minutos en la primera parte, Piqué supo leer el partido para fijar la marca de Samaras y anular el principal -y casi único- recurso ofensivo del Celtic. Más le costaba a sus compañeros abrir la fortaleza escocesa, con dos líneas de cuatro y cinco muy juntas, pegadas a su área.

Como si de un muro se tratara, el Barça trataba de romperlo y Neymar se llevó el susto de la noche en un choque fortuito con Izaguirre, que le mantuvo 'grogui' en la banda durante algunos instantes. Que fue una falsa alarma lo demostró el propio delantero brasileño al rematar fuera por poco un centro desde la derecha de Alves.

Con todo, la mejor del Barcelona en la primera parte fue una falta lateral sacada por Xavi que se le envenenó al meta Foster, gracias también a la colaboración de Piqué en el cruce.

El Barça, contra diez

El problema para los de Martino no fue lesión alguna. El problema fue que tras el descanso el Celtic se atrevió a subir unos metros las líneas, presionar y disputar el balón al centro del campo culé. Tomaron nota de la osadía del Ajax y del Rayo Vallecano.

Sin embargo, se fueron demasiado arriba de moral los de Lennon, porque el plus de intensidad lo interpretó mal el capitán Brown, que vio la roja casi a la hora de partido por una patada a Neymar con el brasileño en el suelo. Consecuencia: enfado del público con la estrella del Barça, Samaras ayudando a tapar la banda izquierda y vuelta al repliegue.

Aprovechó Bartra la ocasión para ayudar al ataque y probar fortuna desde lejos, obligando a Foster a tirarse al suelo para atajar el balón. De paso enfrió un poco los ánimos de los hinchas de Glasgow, que la tenían tomada con Neymar a cada balón que tocaba.

Tardó el árbitro francés Stephane Lannoy en castigar la dureza de los escoceses sobre el dorsal 11 barcelonista. El galo no iba a ser precisamente de grato recuerdo para Neymar, porque no concedió penalti en una mano dentro del área a centro del brasileño.

Pero falta Messi, se le nota demasiado al Barça. El ataque culé tiene ideas y toca con criterio, aunque necesita más chispa. Por lo menos a quien sí tiene es a Valdés, providencial en un duro disparo de Commons cuando el Celtic trataba de sacar petróleo hasta de los saques de banda.

Oportuna entrada de Alexis

Martino quería más verticalidad y puso a Alexis en lugar de Pedro. El chileno resultó decisivo en el extremo derecho para recibir un buen centro al hueco de Neymar y después ponerla en la cabeza de Cesc Fábregas, que la colocó con la cabeza en el palo derecho de Foster (minuto 75).

Tras el gol, Cesc se retiró al banquillo con la satisfacción del deber cumplido y dejó su sitio en el campo a Cristian Tello. El canterano, junto a Neymar y Alexis salía para tratar de hacer sangre ante un equipo en inferioridad numérica y en desventaja en el marcador.

El gol permitió volver a ver la versión más cómoda del Barça y pudo ser aún más confortable la recta final del partido si Lannoy no hubiera perdonado la roja directa al lateral Izaguirre, que hizo una muy fea entrada a Bartra.

No obstante, le bastaba al equipo español con diez rivales y un conjunto roto para hacer un segundo gol. Aunque no contaba con el meta Foster, que contestó al paradón de Valdés con dos de mucho mérito a disparo de Neymar y rechace posterior para Alexis. Además, se lució en un mano a mano con el brasileño en el tiempo añadido.

Entró Song por Iniesta con el minuto noventa casi cumplido. Un cambio que sobre todo tuvo de reseñable la ovación del Celtic Park al manchego, en premio a su gran partido y a su limpieza sobre el césped.

Deportes

anterior siguiente