Anterior Scariolo: "Es la primera vez que no salimos por encima del resto en las apuestas" Siguiente La conexión española de la Fiorentina tumba al Barça Arriba
El Barcelona, en semifinales seis años seguidos
Champions | Barcelona 1-1 PSG

El Barça sella un apurado pase a semifinales

  • El PSG, con un gol de Pastore, asustó a un Barça irreconocible

  • El conjunto azulgrana reaccionó a tiempo con un tanto de Pedro

  • Así te hemos contado el Barcelona 1-1 PSG, por Fran Mena

|

Un Barça plano, desacertado y blando atrás logró el pase a las semifinales de Champions después de jugar durante 70 minutos con la eliminación ante un inteligente PSG, que colocó a los de Vilanova en un complicado brete que obligó la entrada de un Messi incompleto pero vital en la jugada que igualó el encuentro y que dio el pase a las deseadas semifinales. [Así te hemos contado el Barcelona 1-1 PSG, por Fran Mena]

La eliminatoria no salió del empate que trajo de París y el valor de los goles a domicilio ha permitido que el Barcelona acompañe al Real Madrid en el bombo del próximo viernes, que completarán los alemanes Bayern de Múnich y Borussia Dortmund, verdugos de Juventus y Málaga.

Allí estará el conjunto azulgrana, que como el Real Madrid, sufrió lo indecible en su partido de vuelta de cuartos de final. Un sufrimiento que pocos esperaban pero que se ganó a pulso por su escasa capacidad de respuesta ante un buen PSG. Los de Ancelotti aprovecharon la relajación culé para hacerse con el partido y conseguir un merecido tanto tras su incisiva primera mitad.

Pastore adelanta al PSG en el Camp Nou (0-1)

Enfrente, el Barça apenas se encontraba en el espejo. Espeso, sin mordiente y alarmantemente desconectado, solo Iniesta rescataba a su equipo de su inmovilidad. Con un gol en contra, eliminado, Tito se vio obligado a dar salida a Messi, reservado por precaución. La entrada del argentino pareció contagiar de ambición a su equipo, que se volcó sobre Sirigu hasta conseguir el empate, obra del siempre oportuno Pedro.

Pedro pone el gol que vale las semifinales (1-1)

Lucas Moura desmonta al Barça

A pesar de que Xavi iniciara el partido con un soberbio libre directo que pegó en el lateral de la red, ni el capitán culé ni su equipo tuvieron su día. Dos minutos después, Busquets perdía un balón que casi aprovecha Lavezzi para hacer el primero, en una acción que sí adelantaba la línea por la que se movería el partido en el Camp Nou.

El PSG, tras perder el miedo, salió de su cueva y se apoyó en la genialidad de Lucas Moura para robarle el partido al Barça, cuya posesión no conseguía materializar en acciones de peligro. El brasileño, bien coordinado con Verratti e Ibrahimovic, dispuso de dos opciones consecutivas que empezaron a avisar al Barça.

El equipo culé empezó entonces a tirar de portero. Víctor Valdés mantuvo a los suyos con dos intervenciones de mérito ante Lavezzi y Moura camino de la media hora de partido, ambas a pase de Ibrahimovic. El PSG golpeaba y la respuesta, tímida, solo llegaba de Iniesta, muy solo en el ataque azulgrana, donde Villa y Pedro no encontraban puerta.

El destino no quiso que el equipo parisino recibiese el premio del gol en la primera mitad, pero sí al inicio de la segunda, cuando una contra iniciada de nuevo por Ibra llegó a Pastore, que finalizó su carrera superando a Valdés y dejando helado al graderio culé.

El 'efecto Messi'

Con el 0-1 el Barça estaba fuera de la Champions, un hecho que tardó unos minutos en asimilar. Tito puso a calentar a Messi y tuvo que dar entrada a Bartra por un problema muscular de Adriano. Se desconocía el estado físico del 'crack' argentino, y en el minuto 63 entró en el campo con la misión de dar la vuelta al resultado y meter a su equipo en semifinales.

No estaba para verbenas 'la pulga', más lento y precavido de lo habitual. Sin embargo, su sola presencia lavó la cara del Barça, que se puso el mono de trabajo y achuchó al PSG hasta conseguir el empate. De nuevo Iniesta tomó la iniciativa y volvió loca a la defensa gala con sus incursiones en el área apoyado por paredes en Villa y Alba.

Pero el gol nació de una jugada, como esperaba el libro de historia, de Leo Messi. El azulgrana metió un buen pase al interior del área, donde Villa controló y cedió para el disparo de Pedro. El canario evitó a la defensa del PSG y puso el balón en la red con un fuerte disparo cruzado. El 1-1 devolvía al Barça a semifinales aunque todavía restaban 20 minutos de partido.

Durante esos 20 minutos el Barça perdió el recobrado 'punch' y luchó por evitar un segundo tanto de su rival. Ni uno ni otro, en un emocionante final de partido, volvieron a cambiar el marcador, a pesar de la magia de Iniesta, que dejó un regate a Jallet para el recuerdo, antes de que su equipo lograse el sufrido pase a semifinales de Champions.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente