Enlaces accesibilidad

Ciclismo | Dopaje

El papel español en la trama de dopaje de Lance Armstrong y el US Postal

  • El informe de la USADA sobre el dopaje del US Postal señala a tres españoles
  • El entrenador Pepe Martí y los doctores Pedro Celaya y Luis García del Moral

Por
El papel español en la trama de dopaje de Armstrong

La EPO o eritropoyetina es una hormona que facilita el aumento de eritrocitos en sangre, consiguiendo que los músculos dispongan de más oxígeno para el mantenimiento de la intensidad en los esfuerzos, logrando el retraso de la aparición de la fatiga.

Esta hormona se produce de manera natural en el riñón y su producción normal se ve afectada positivamente cuando se reduce la presión de oxígeno de los tejidos, cuando el aire respirado contiene poca densidad de oxígeno.

La EPO está de actualidad por la utilización que hacen de ella de manera fraudulenta, mediante una ingesta artificial, para lograr mantener los esfuerzos en el tiempo.

Tres españoles están implicados directamente en la trama de dopaje de Lance Armstrong en el US Postal, la que ha sido calificada por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA, en sus siglas en inglés) como "el más sofisticado, profesionalizado y exitoso programa de dopaje" de la historia del deporte. Se trata del entrenador valenciano Pepe Martí y los doctores Pedro Celaya y Luis García del Moral.

José (Pepe) Martí y Luis García del Moral, junto al doctor italiano Michele Ferrari, fueron condenados a perpetuidad el pasado mes de julio por la USADA por su participación en la "conspiración por dopaje" que viene investigando la agencia estadounidense y tiene prohibido participar en cualquier actividad o competición organizada por algún firmante del Código Mundial Antidopaje.

Martí y Celaya (médico del equipo Radioshack) han rechazado los cargos y han recurrido la decisión de la USADA a un tribunal arbitral, mientras que García del Moral reaccionó al igual que Lance Armstrong y ha decidido no interponer un recurso.

El informe da cuenta detallada de la participación de estos tres españoles en la red de suministro, consumo y tráfico de sustancias dopantes, en una red compleja y cerrada en la que involucraban a todos los ciclistas del equipo US Postal, so pena de dejarles fuera del equipo si se negaban a participar y con el ascendiente del heptacampeón del Tour de Francia, Lance Armstrong, actor principal de la trama.

Luis García del Moral, tratamientos en Excel

Luis García del Moral fue una incorporación de Johan Bruyneel desde el equipo ONCE, uno de los principales involucrados en la Operación Puerto, y donde las prácticas dopantes estaban generalizadas, según recuerda el informe de la USADA.

El doctor valenciano se encargó del plan de dopaje del US Postal en el período comprendido entre 1999 y 2003, los primeros años del indiscutible reinado de Lance Armstrong en el Tour de Francia, liderando al considerado mejor equipo del mundo.

Seco y agresivo, siempre parecía tener prisa, los ciclistas se sentían cobayas

El informe recoge testimonios de hasta nueve ciclistas que le implican en la organización dopante del equipo estadounidense. El ciclista Christian Vande Velde recuerda a García del Moral como un personaje "seco y agresivo que siempre parecía tener prisa".

"Entraba en tu habitación y te encontrabas enseguida con una aguja en el brazo", describe este mismo corredor, coincidiendo en los métodos más abruptos de este médico, en comparación con lo que se dice de Pedro Celaya, recuerda Jonathan Vaugthers, quien rememora que en 1999 el médico se presentó en la concentración del equipo en California con una hoja de Excel que incluía un plan de dopaje para cada miembro del equipo.

"Aquí es cuando usas hormona del crecimiento, aquí es cuando empiezas con EPO...", detallaba. Así, se dedicó a administrar EPO, testosterona, y una de sus prescripciones recurrentes, cortisona como remedio a lesiones ficticias, con tratamientos personalizados para cada ciclista, de un modo que a veces parecía experimental, empleando a los ciclistas casi "como cobayas", según el testimonio de Christian Vande Velde. También sustancias que no desvelaba aunque los ciclistas le preguntaran qué era.

George Hincapie, Floyd Landis, Van de Velde, Thler Hamilton, Vaughters, Livingston... fueron algunos de sus pacientes más notorios. Los testimonios y declaraciones juradas de Hincapie señalan que Luis García del Moral suministró EPO a Armstrong en el Tour de 1999 y que le inyectó una bolsa de sangre en el apartamento de Hincapie en Girona en 2003. Hamilton y Landis son también testigos de la participación de Del Moral en el dopaje de Armstrong con transfusiones de sangre entre 1999 y 2003.

En la actualidad, recuerda el informe, Luis García del Moral practica la medicina deportiva en Valencia.

Pedro Celaya, dopaje por prescripción médica

Pedro Celaya entró como médico del US Postal en la temporada de 1997 y los testimonios indican que la trama de dopaje del equipo estadounidense comenzaron con su fichaje.

Los ciclistas le describen como una persona "amable y cariñosa", preocupado por la salud de sus corredores y que incluso se esforzaba por apartar a los ciclistas más jóvenes del dopaje -al menos hasta que maduraran-, y enmascaraba su aplicación con fines terapéuticos.

"Esto no es dopaje, es por tu salud", decía mientras inyectaba testosterona a Hamilton

De hecho, al darle por primera vez testosterona a un joven Tyler Hamilton, le aseguraba que "esto no es dopaje, es por tu salud". Igualmente, a Tom Danielson le dijo tras la Vuelta al País Vasco de 2005 que le administraba una inyección de cortisona "para el Tour de Georgia, pero diremos que es para tu rodilla". Y justificaba ante los temores del ciclista por los posibles efectos secundarios: "Es bueno para tus músculos y les dará potencia".

Según los testimonios recogidos en el informe, una vez que el ciclista formaba parte del "programa" dopante del equipo, el doctor Celaya suministraba y supervisaba los tratamientos con sustancias prohibidas tales como EPO, testosterona, hormona del crecimiento y cortisona, así como en las transfusiones de sangre adulterada.

El caso Festina le volvió un tipo nervioso y "frenético" por si era descubierto

El caso Festina en 1998 provocó que las prácticas fueran menos abiertas y más cuidadosas que cuando se suministraban viales embotellados y etiquetados. Surgió entonces una jerga propia del narcotráfico para referirse a las sustancias con nombres en clave como "aceite", "Giaca", "Edgar" o "Poe".

A partir del escándalo de Festina, el doctor Celaya se volvió mucho más nervioso e histérico. Una empleada del US Postal, Emma O'Reilly le veía "frenético porque creía que podía ser señalado como responsable si se descubría que el US Postal estaba en posesión de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento en el Tour de Francia".

Tras una prolongada cooperación de tres años, fue el propio Armstrong el que en 2004 prescindió de los servicios de Pedro Celaya, ya que pensaba que el doctor vasco no era lo bastante "agresivo" en la gestión del "programa", el eufemismo con el que se referían al suministro de sustancias prohibidas. Celaya se marchó con sus prácticas dopantes al equipo ONCE, recuerda el informe.

Sin embargo, en 2004 volvió al equipo cuando Armstrong dejó de confiar en el doctor Del Moral, al que culpaba de su menor rendimiento en el Tour de 2003, el quinto que conquistó el tejano.

Pepe Martí, "el Cartero"

Pepe Martí, entrenador del equipo en nómina, era en realidad el distribuidor 'oficial' de las sustancias dopantes. Martí es señalado por el informe como un personaje muy implicado en la trama, que suministraba las sustancias que prescribía el doctor Michele Ferrari o incluso las distribuía antes de que los corredores las solicitaran. No en vano los corredores del US Postal, empresa de correo estadounidense, se referían a él con el mote de "el Cartero".

George Hincapie, compañero de Armstrong en todos los Tour que ganó, afirma que Marti le pasó "testosterona y EPO en 1999 y también le relaciona con el programa de transfusiones de sangre a los ciclistas del equipo estadounidense, como hizo, entre otros, con Tom Danielson antes de la Vuelta a España de 2006 o con Levi Leipheimer en 2007.

Llevó EPO a Armstrong a su domicilio en Niza en una bolsa de papel marrón

"En más de una ocasión, me llevó EPO a mi residencia y se la pagaba", rememora en el informe Hincapie sobre Martí. A Tyler Hamilton se la entregaba en Girona y a Armstrong se la llegó a llevar a su casa en Niza, en la Costa Azul francesa, atravesando de noche la frontera de los Pirineos, y entregándole EPO en una bolsa de papel marrón, y una expresión cómplice: "Oro líquido".

De esta manera, y aprovechando que Girona era la residencia de muchos de los ciclistas de los equipos US Postal y Discovery Channel durante la temporada, Martí fue 'correo' de EPO para otros seis ciclistas usando Valencia como base de operaciones, aunque con entregas también transoceánicas, como en 2006, cuando suministró EPO a Tom Danielson en la preparación del Tour de California.

Deportes

anterior siguiente