Anterior El Villarreal rescata un punto y deja el grupo muy igualado Siguiente Mir saldrá en primera línea en Moto3 y Márquez firma la 'pole' en MotoGP Arriba Ir arriba
Messi celebra el segundo gol conseguido ante el Real Madrid.
Messi celebra el segundo gol conseguido ante el Real Madrid. AFP AFP
Fútbol | Barcelona 2-2 Real Madrid

El talento de Messi y de Cristiano deja en tablas el clásico

|

Ficha técnica:

2 - Barcelona: Valdés; Alves (Montoya, m.27), Mascherano, Adriano, Alba; Busquets, Xavi, Cesc (Alexis, m.61), Pedro, Messi e Iniesta.
2 - Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso, Di María (Essien, m.87), Özil (Kaka, m.80), Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín, m.61).

Goles:

0-1, m.23: Ronaldo.
1-1, m.30: Messi.
2-1, m.61: Messi.
2-2, m.66: Ronaldo.

FC Barcelona y Real Madrid son los dos mejores equipos del mundo y lo son porque tienen a los mejores jugadores del mundo. Una vez más, Cristiano Ronaldo y Messi han vuelto a protagonizar un clásico que ha concluído 2-2 gracias a los goles de ambos. El Real Madrid se adelantó en el marcador pero Messi le dio la vuelta al marcador hasta que apareció de nuevo el portugués para firmar el empate definitivo. [Así lo hemos narrado en RTVE.es] [Estadísticas del partido]

Las bajas en defensa del Barça obligaban a Vilanova a dar entrada a Adriano en el centro de la zaga en vez de arriesgar con el 'alumno aventajado' Song.

El equipo culé tenía claro antes del inicio que la mejor manera de defenderse era mediante el control total de la posesión y su salida al campo fue impecable. El juego combinativo de los blaugranas hacía ineficaz la presión del Real Madrid en los primeros minutos. La apuesta de los locales era clara, se sacrificaba la profundidad en ataque –Villa y Alexis se quedaron en el banquillo– con tal de no fallar un pase.

El Real Madrid no se dejó intimidar por el ambiente del Camp Nou y salió al campo sin esconderse, olvidándose de trivotes y tratando de tú a tú al Barça.

La primera ocasión del choque llegó en las botas de Benzema pero el francés envió al córner su volea tras un gran centro de Cristiano Ronaldo en el minuto 12.

Ese susto descolocó al FC Barcelona que comenzó a fallar pases en el medio y eso es sinónimo de peligro cuando enfrente está el Real Madrid de Mourinho.

Otro problema que planteaba la alineación de Vilanova –además del citado de prohibido fallar pases– era que la estatura media de los jugadores convertía cada jugada en balón parado en un silencio total del Camp Nou. Un cabezazo de Sergio Ramos en el 18' que se fue lamiendo el palo mostró esas carencias de los culés de manera evidente.

Demasiados sustos para los locales que vieron como el Madrid se hacía gigante en la Ciudad Condal. Fue entonces cuando llegó el primer gol del partido obra de Cristiano Ronaldo tras una jugada combinativa más propia del Barça de Guardiola que del Madrid de Mourinho.

Cristiano Ronaldo marca el 0-1 (RNE)

El último pase lo había dado Benzema de manera magistral pero el francés desaprovechó una ocasión clarísima de hacer el segundo gol dos minutos después. El Madrid perdonaba al Barça y a Mourinho se lo llevaban los demonios en el banquillo al contemplarlo.

Messi acude al rescate del Barça

En el Barça todo eran imprevistos. A las embestidas blancas hubo que unir la lesión de Dani Alves que tuvo que abandonar el partido y dejar su puesto a Montoya.

Eran los mejores minutos del Real Madrid pero apareció Messi para igualar el partido decirle a sus compañeros, cerrando con rabia los puños, que había que dar la cara. El argentino se encontró el balón muerto en el área pequeña después de que Pepe intentara un vuelo sin motor a la hora de despejar de cabeza. Casillas nada pudo hacer y el empate subía al electrónico cuando aún restaban 15 minutos para el descanso.

Messi empata en el minuto 30 (RNE)

La segunda parte arrancó con un ritmo trepidante. En el empeño de empatar a todo, los dos equipos reclamaron penalti en las dos áreas. Özil lo reclamó en la primera jugada tras un contacto de Mascherano e Iniesta hizo lo propio seis minutos tras chocar con Pepe.

Cuando la intensidad del choque amagaba con bajar de nuevo Messi volvió a bajar de los cielos para mantener intactas las opciones de su equipo. El argentino reivindicó para sí el Balón de Oro con un lanzamiento magistral de falta directa tres minutos después de que CR7 estrellara un libre directo en la barrera. Ni Casillas pudo llegar al esférico que se coló embalado en la escuadra izquierda de su portería.

Messi adelanta al Barça (2-1)

El desafío lanzado por el argentino era demasiado apetitoso para que el portugués lo rechazara. Con las últimas fuerzas, Özil vio el hueco y habilitó a Cristiano solo delante del portero para que el luso superara a Valdés con un disparo raso y empatara tanto el partido como el duelo goleador con Messi (tanto en el partido como en la Liga en la que ambos acumulan ocho goles) a falta de más de 20 minutos para el final.

Cristiano pone las tablas (2-2)

A partir de ahí y hasta el final el partido se asemejó más a un choque copero que a un partido de Liga. Los ataques eran de ida y vuelta y las ocasiones cayeron para ambos lados. Higuaín la tuvo para los visitantes mientras que Montoya estrelló su disparo en el larguero en el último minuto.

Con el 2-2 se llegó al final de un partido emocionante que han vuelto a brindar dos equipos por los que hay que brindar de que jueguen en la liga española. El Real Madrid se irá con la sensación de haber podido golear en la primera parte y el Barça con la de haber podido ganar en la recta final pero la distancia entre ambos parace mucho más pequeña que la que dice la clasificación: 8 puntos.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente