Anterior Amaya es condenado a 20.000 euros de multa y a un año sin carné de conducir Siguiente Del Bosque no ha hecho "nada especial" con De Gea Arriba
Lebron James durante el partido contra Argentina en el que Estados Unidos se ha clasificado para la final
Lebron James durante el partido contra Argentina en el que Estados Unidos se ha clasificado para la final AFP
Londres 2012 | Baloncesto

Estados Unidos despacha a Argentina y se cita con España en la gran final

  • Los vigentes campeones olímpicos se han impuesto con facilidad (109 -83)

  • Un festival de triples de EE.UU. en la segunda parte decantó el partido

  • Disputarán la final contra España el domingo a partir de las 16.00 horas

|

83 - Argentina (19+21+17+26): Prigioni (-), Ginóbili (18), Delfino (15), Scola (15), Nocioni (7) -cinco inicial-, Campazzo (7), Juan Pedro Gutiérrez (6), Leo Gutiérrez (9), Kammerichs (4), Mata (-) y Jasen (2).

109 - Estados Unidos (24+23+27+35): Paul (10), Bryant (13), Durant (19), James (18), Chandler (4) -cinco inicial-, Westbrook (7), Williams (6), Iguodala (2), Love (9), Harden (3), Anthony (18) y Davis (-).

Árbitros: Carl Jungebrand (FIN), Recep Ankarali (TUR) y Robert Lottermoser (GER). Sin expulsados.

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales del torneo olímpico de baloncesto, disputado en el North Greenwich Arena ante 13.282 espectadores.

Aunque se preveía un choque duro y encarnizado, Estados Unidos ha derrotado con relativa comodidad a Argentina (109-83) en la segunda semifinal de los Juegos de Londres y se ha citado con España para la gran final olímpica, que se disputará este domingo a las 16:00 horas.

El partido estuvo igualado hasta llegar al descanso, cuando la maquinaria estadounidense se puso en funcionamiento y los norteamericanos lograron distanciarse en el marcador gracias al sinfín de triples con el que decantaron el resultado del partido.

Argentina aguantó lo que Estados Unidos tardó en aniquilar su aro a base de triples, con un festival liderado por Kevin Durant, que anotó cuatro consecutivos e hizo añicos el sueño argentino.

Hasta ese momento, Scola, Ginóbili, Nocioni y compañía habían dado la cara, como casi siempre, y habían logrado mantener a raya a los estadounidenses, que 'solo' anotaron 47 puntos en los dos primeros periodos, una anotación relativamente corta para un equipo que promedia alrededor de 115 puntos por partido.

Festival de triples

La escasa diferencia entre ambos conjuntos, solo siete puntos al descanso, hacía presagiar una segunda parte mucho más intensa en la que Argentina trataría de reeditar el éxito logrado en los Juegos de Atenas, cuando consiguieron eliminar a Estados Unidos y meterse en la final.

Conscientes de que Argentina ha sido una de las pocas selecciones que les ha batido en los últimos años, los norteamericanos se pusieron manos a la obra y encadenaron una racha de triples con la que se despegaron en el marcador en el tercer cuarto y dejaron el partido visto para sentencia.

Además del acierto anotador, cada lanzamiento que rebotaba en el aro suponía un rebote para los norteamericanos, un motivo más para que el combustible de los argentinos se fuera agotando a medida que crecía la diferencia en el marcador. Y por si fuera poco, Krzyewski ordenó a su equipo presionar en toda la pista en el último cuarto, con lo que terminaron de romper el partido.

Estados Unidos celebraba su pase por enésima vez a una final olímpica. Volverán a verse las caras con España, que logró superar a Rusia en la otra semifinal, y reeditarán la final de los Juegos de Pekín, que acabó con victoria para los norteamericanos por 118-107.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente