Anterior Atlético e Inter hacen oficial el traspaso de Miranda al club italiano Siguiente El CSD suspende de sus funciones a José Escañuela y a Olvido Aguilera Arriba
Londres 2012 | Baloncesto

España, en cuartos tras un sufrido triunfo sobre Gran Bretaña

|

Objetivo cumplido. Aunque no fue el mejor día sobre la pista, la selección española de baloncesto ha sumado su tercera victoria en Londres 2012 y ha sellado matemáticamente su pase a cuartos de final, al derrotar a la anfitriona Gran Bretaña por un ajustado 79-78, tras un partido trabajado en el que los de Scariolo no encontraron abierto el camino al aro y vivió en el alambre hasta el último segundo.

Sin embargo, y a pesar de la insistencia de Gran Bretaña, apoyada en el acierto de Luol Deng (26 puntos) y Joel Freeland (25), España impuso su categoría y acabó llevándose un partido que tuvo siempre controlado pero en el que nunca consiguió despegar de manera definitiva.

Finalmente, tras un último cuarto de infarto en el que los anfitriones se llegaron a poner a dos puntos, España aguantó el chaparrón de triples británicos, se aplicó en defensa y estuvo acertado en los tiros libres decisivos para mantenerse por delante y llevarse la victoria. Los seis tiros libres de Calderón anotados en el último minuto evitaron la sorpresa de una Gran Bretaña abonada al 'triple milagro', logrado hasta en tres ocasiones por Clark, Reinking y Deng en el último aliento local hacia la victoria.

Hasta entonces, España había sumado unos niveles muy bajos de acierto en el tiro libre (terminó el partido con un 21 de 32), y apenas había visto el aro desde más allá de la línea de triple, con un raquítico 4 de 17. Pobres cifras para la 'ÑBA', que cimentó su victoria en el rebote (43 capturas, por 36 de su rival) y en la regularidad que le permitió mantener el colchón logrado al comienzo del partido.

Ventaja engañosa de España

Los de Scariolo arrancaron con las buenas sensaciones de ver a Navarro en la rueda de calentamiento (aunque al final no jugó) y con un fenomenal San Emeterio en el cinco inicial. El seleccionador italiano, quiza pensando en la corpulencia británica, optó por dar confianza al del Caja Laboral y éste respondió con seis rebotes en sus ocho primeros minutos.

España empezó fuerte y machacó a la carrera a Gran Bretaña, que se apagaba sin la anotación de Deng y Freeland, hasta dejarse una ventaja de diez puntos que se mantendría prácticamente el resto del encuentro. Los anfitriones no tiraron la toalla en ningún momento y aprovecharon la falta de acierto española de cara al aro para no salirse del partido.

Con destellos fugaces de su mejor baloncesto, España no terminó de sentirse cómoda en el parqué de Basketball Arena. A pesar de la aparente suficiencia de la ventaja, el peligro de Deng estaba latente y el jugador de los Bulls reventó en el último cuarto para poner el choque al rojo vivo. Los hermanos Gasol se cargaron de responsabilidad y evitaron el peligro británico, hasta que éstos se desataron desde el triple.

Sumando de tres en tres, Gran Bretaña se colocó a dos puntos (77-75) pero España se mantuvo firme y Calderón cumplió desde la línea de tiro libre, evitando un susto que deseaba el público local, pero que tendrá que esperar, a pesar de los 30 puntos que anotó su equipo en los últimos diez minutos.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente