Enlaces accesibilidad

El Atlético se deshace del BM Torrevieja y se jugará la Copa con el Barça

  • El equipo madrileño se impone 27-20 a un digno BM Torrevieja
  • El Atlético de Madrid disputará la final este domingo a las 16:00h.
  • Copa del Rey de balonmano en directo, en TDP y RTVE.es

Por
El BM Atlético cumple y jugará la final de Copa

Ficha técnica:

20 - BM. Torrevieja: Pejanovic; Cuartero (3), Chernov (3), Rochel (1), Novelle (5), Ortigosa (1) y Eloy González (6) -equipo inicial- Héctor Tomás (ps), Jorge Sánchez (-), Juan Castro (-), Vidal (-), Pablo López (-), Salinas (1) y Rasic (-)

27 - Atlético de Madrid: Hombrados; Roberto García (3), Guardiola (-), Dinart (-), Kallman (2), Markussen (3) y Chema Rodríguez (1) -equipo inicial- Antonio Díez (ps), Edu Fernández (2), Aginagalde (2), Davis (2), Cañellas (5, 1p), Jurkiewicz (-), Alberto Entrerríos (1) y Lazarov (6)

Marcador cada cinco minutos: 0-1, 2-4, 3-6, 6-8, 8-11 y 9-13 (Descanso) 11-16, 12-18, 15-19, 17-22, 19-25 y (Final)

Árbitros: García Serradilla y Marín Lorente. Excluyeron por dos minutos a Rasic (2), Chernov (2) y Vidal por el Balonmano Torrevieja; y a Kallman, Davis y Jurkiewicz (2) por el Atlético de Madrid.

Incidencias: Encuentro correspondiente a las semifinales de la XXXVII Edición de la Copa del Rey de balonmano disputado en el Palacio de los Deportes Infanta Cristina de Torrevieja (Alicante) ante unos 2.500 espectadores

El Atlético de Madrid ha cumplido con los pronósticos y se enfrentará este domingo con el Barcelona Intersport en la final de la Copa del Rey, tras imponerse por 20-27 al Torrevieja. [Barcelona Intersport - BM Atlético de Madrid en directo este domingo a las 16:00h. en Teledeporte y RTVE.es]

Un conjunto alicantino, arrastrado por el entusiasta público que abarrotaba el Palacio Infanta Cristina, se embarcó desde el inicio en una temeraria apuesta, derrotar a la carrera al equipo que más corre del panorama nacional, el Atlético.

Así a las fulgurantes transiciones de los rojiblancos, los alicantinos respondieron con otras no menos veloces, a las que añadir el esfuerzo de un rapidísimo repliegue con el que los de Manolo Laguna intentaron impedir que los madrileños lograsen goles fáciles.

Pero el arsenal del que disponen los de Talant Dujshebaev es tan amplio, que no sólo depende de su veloz ataque, como demostró el danés Nikolaj Markussen, que con sus temibles latigazos permitió al Atlético abrir la primera brecha importante (2-6) en el marcador. Sin embargo, el correcalles en el que por momentos se convirtió el duelo, impidió que los madrileños consolidasen esta ventaja, contagiados por las prisas de los locales, que parecieron no tener en cuenta la factura de tan formidables esfuerzo.

Un ir y venir constante, que permitió al Torrevieja, que encontró en el pivote Eloy González el mejor camino hacia la portería atlética, reducir su desventaja hasta tan sólo un gol (5-6) superado el ecuador de la primera mitad. Pero pocos equipos están capacitados el ritmo del Atlético, que recobró nuevas fuerzas con la entrada, como es costumbre en Talant Dujshebaev de un equipo totalmente nuevo al cumplirse los quince minutos de juego.

Eloy González apura las opciones locales

Un lujo que no puede permitirse el Torrevieja que pese a seguir corriendo y corriendo comenzó ya a acusar el cansancio, lo que no desaprovecharon los rojiblancos para situarse de nuevo con cuatro goles de diferencia (9-13) a la conclusión de la primera mitad.

Renta que aprovechando la doble exclusión de Chernov y Rasic, y sobre todo, el buen hacer de José Javier Hombrados, que ya cerró el primer tiempo con un cuarenta y cuatro por ciento de paradas, el Atlético de Madrid amplió a los seis tantos (12-18) a los diez minutos de la segunda parte.

Diferencia que parecía sentenciar definitivamente la victoria de los madrileños, que, sin embargo, tuvieron obligarse a un último esfuerzo, ante el empeño del portero Dimitrije Pejanovic, el héroe de los cuartos de final ante el Caja3 Aragón, y Eloy González, que con sus goles redujo a la mitad (16-19) la ventaja atlética.

Pero ni Hombrados, que parece dispuesto a que nadie se acuerde del lesionado Sterbik, ni Lazarov, que demostró en la segunda mitad el cañón que posee en su brazo izquierdo, estaban dispuestos a que nada les impidiese enfrentarse al Barcelona en la final.

Una final en la que rojiblancos y azulgranas dirimirán un nuevo asalto del duelo que mantienen por la supremacía del balonmano español y que ahora registra tablas tras el triunfo del Atlético en la Supercopa y la victoria del Barcelona en Vistalegre que deja la Liga en manos barcelonistas.

Deportes

anterior siguiente